La ridícula 'Barbie Humana' critica el mestizaje y la diversidad racial

Valeria Lukyanova, de 28 años, es la versión de carne y hueso de la famosa muñeca de Mattel tras operaciones y maquillaje

Valeria Lukyanova caracterizada como la muñeca Barbie.

Valeria Lukyanova caracterizada como la muñeca Barbie. / Facebook

Se lee en minutos

La 'Barbie Humana' riza el rizo cuando abre la boca. Ha conseguido el absurdo objetivo de su vida, parecerse sin fisuras a la Barbie de Mattel. Pero tras ese sorprendente aspecto físico, ese casi engendro artificial ha decidido ganar notoriedad con alegatos racistas: "Ahora las etnias se mezclan, por lo que hay degeneración". Así contesta la 'Barbie Humana' cuando se le pregunta por los cánones de belleza en una entrevista de la revista GQ. Ella, orgullosa de su aspecto, medio humano medio de ficción, cree que el aumento de las operaciones de estética se deben a la "mezcla de razas". 

Valeria Lukyanova, el nombre real para esta réplica en carne y hueso --más hueso que carne-- de la muñeca de Mattel, defiende su xenofobia creciente: "Recordemos cuántas mujeres bellas había en los años 50 y 60, sin cirugía estética. Y ahora, por esa degeneración --de la mezcla racial--, tenemos ésto". Lukyanova, de 28 años, describe su aspecto físico como "nórdico" y lo defiende como el más atractivo.

La 'Barbie Humana' también afirma que solo se ha operado el pecho y que el resto se debe al ejercicio y la dieta. Afortunadamente, Lukyanova reconoce que le repulsa la idea de tener hijos: "Prefiero que me torturen antes que tener un estilo de vida familiar".

Te puede interesar

Barbie no está sola

Lukyanova no es la única obsesionada con parecerse a un muñeco. Justin Jedlica es la versión masculina y, después de más de 90 operaciones, es el Ken en persona. El neoyorquino asegura haberse gastado alrededor del equivalente a 75.000 euros, en lo que considera un "hobby".