12 jul 2020

Ir a contenido

Begoña Rodrigo se convierte en la primera 'Top Chef' y David Barrull se alza con 'La Voz'

El 'talent show' de Antena 3 contó en la final con los mejores chefs de España: Joan Roca, Juan Mari Arzak, Martín Berasategui, Eneko Atxa, Quique Dacosta y Pedro Subijana

'La Voz' se dispara a récord (28%) y 'Top Chef' sube a casi 24% en sus finales

Duelo de talentos en 'prime time'. La audiencia de este miércoles por la noche -y madrugada- estuvo dividida entre Antena 3 y Telecinco. Entre la final del 'Top Chef' de Alberto Chicote y la última batalla de 'La Voz' de Malú, David Bisbal, Antonio Orozco y Lolita. Al final, dos claros vencedores: la cocinera valenciana Begoña Rodrigo y el santanderino David Barrull y su "flamenco de verdad". Ambos 'talent shows' y flamantes ganadores también ganaron en las redes sociales, donde arrasaron como 'trendings'.

El programa de 'La Voz' se disparó hasta el 28,4% (4.044.000) y 'Top Chef' subió a 23,9% (3.805.000), según datos recogidos por Vertele, que apunta que el 'talent' musical de Tele 5 mejoró más de cuatro puntos y anotó máximo, mientras que 'show' culinario de Antena 3 subió casi dos.

En cambio, en Catalunya, la audiencia se decantó por 'Top Chef', que sumó 561.000 telespectadores y un 24,4% de cuota de pantalla, mientras que 'La voz' empató en 'share' (24,4%) pero se quedó con 500.000 seguidores.

Begoña Rodrigo, de 37 años, jefa de cocina y propietaria del restaurante La Salita (Valencia), se convirtió en la primera Top Chef de España al imponerse en la final del exitoso concurso televisivo para cocineros profesionales de Antena 3. El cantante santanderino, de 26 años, que ha tenido como 'coach' a la cantante Malú a lo largo del concurso de talentos musicales, se ha impuesto en la votación final a la sevillana Dina Arriaza, entrenada por David Bisbal, mientras la gaditana Estela Amaya, la apuesta de Rosario, y el mallorquín Jaume Mas, con el equipo de Antonio Orozco, han sido eliminados en los primeros cortes.

Con un menú completo en el que repasó su trayectoria en el programa, Rodrigo convenció al jurado habitual -los cocineros Alberto Chicote, Susi Díaz y Ángel León-, a los que en esta final del concurso culinario se unieron algunos de los mejores chefs de España: Joan Roca, Martín Berasategui, Eneko Atxa, Quique Dacosta, Pedro Subijana, Juan Mari Arzak y Karlos Arguiñano.

La chef valenciana pasó a la final junto a Antonio Arrabal (Hotel Abba, Burgos) tras superar una prueba en la que los tres finalistas tuvieron que acabar platos comenzados por Chicote, Díaz y León, en la que quedó eliminado Miguel Cobo, del restaurante El Vallés (Burgos), que se despidió entre lágrimas, y la de sus compañeros y algún miembro del jurado, del concurso.

Plato de "tres estrellas Michelin"

En la prueba definitiva, la que le llevó a ser elegida la primera Top Chef española, Rodrigo cocinó con la ayuda de un concursante rescatado a su elección, Javier Estévez (El Mesón de Doña Filo, en Colmenar de Arroyo), un menú en el que conjugó todos los elementos que utilizó a lo largo de los programas y que mereció halagos como "este es un plato de tres estrellas Michelin" por parte del jurado.

"Improvisé, me lancé a la piscina, pero yo pienso que si no arriesgas no ganas", explica a Efe la ganadora, quien ha vivido su triunfo con "mucha satisfacción" y considera "bastante justo" el veredicto del jurado.

De su participación en el programa, que califica de "muy positiva", guarda "muchos recuerdos agradables", pero especialmente la amistad que le ha unido a los autodenominados "los tres mosqueteros": Miguel Cobo, Antonio Arrabal y Javier Estévez.

Rodrigo, que invertirá el premio en metálico en La Salita "para mejorarlo, intentar dar un salto y llegar a más clientela", apunta que se decidió a concursar para poner su restaurante, en el que trabaja desde hace ocho años, "en el mapa gastronómico de España" y demostrar que sus platos merecen un viaje a Valencia.

Próxima edición

Por su parte, Alberto Chicote, quien ya ha anunciado que habrá una segunda edición de 'Top Chef' en el 2014, ha calificado de "apasionante" la experiencia de ver "cómo todos esos cocineros se enfrentaban a las pruebas como lo han hecho, en poco tiempo y con mucha presión, haciendo no sólo cosas comestibles sino buenas y teniendo que volver a arrancar cuando caes".

El televisivo cocinero, quien también prepara una nueva edición de 'Pesadilla en la cocina', ha subrayado, que en 'Top Chef' no se ha valorado la trayectoria profesional de cada cocinero, por la que Jesús Almagro partía como favorito, sino "lo que han hecho en cada prueba, en cada plato", como si fueran "unas Olimpiadas o un Mundial de fútbol".

Los 12 programas de 'TopChef', producido por Boomerang TV para Atresmedia, han tenido un promedio de 2.849.000 espectadores y del 17,2% de cuota de pantalla.

Este 'reality' estadounidense, que ha ganado dos Premios Emmys y se emite en varios países, lleva diez temporadas triunfando en Estados Unidos y cinco en Francia.

Malú, una fan más

El público del programa de Telecinco ha valorado el "flamenco de verdad" que ha ofrecido Barrull, como lo ha definido Malú, entregada como una fan más durante la gala de casi cuatro horas en directo, hasta el punto de que ha tumbado la mesa en la que se apoya el famoso pulsador del programa.

David Barrull ha confirmado desde el principio los pronósticos que le daban como favorito arrancando su participación con una canción en la que ha estado acompañado únicamente por Pablo Alborán al piano, un emotivo tema que el público del plató ha coreado con un "qué bonito, qué bonito" y con Malú bañada en lágrimas.

La emoción no ha impedido momentos de tensión a cuenta del apoyo a los club de fans que pidió David Bisbal para su candidata, algo que Malú se preció de no necesitar, una "broma" que no sentó bien al cantante almeriense.

El pique se saldó con un frío beso que pidió Rosario, que lucía un traje plateado, el único que se salió de los tonos negros y grises de finalistas y "coach", mientras el presentador del programa, Jesús Vázquez, combinó el pantalón negro con una chaqueta dorada.

Nuevo Pablo Alborán

Un Pablo Alborán de nuevo cuño, también vestido de negro y aires casi roqueros, comenzó la ronda de actuaciones de los artistas invitados, a la que se sumaron One Direction, Dani Martín, Luis Fonsi, La Oreja de Van Gogh, Efecto Pasillo, David De María y Pau Donés.

En el escenario, Dina y su voz "perfecta", según Bisbal, lo intentó con un clásico del rock, 'Stairway To Heaven', de Led Zeppelin; Jaume, el ecléctico representante de reggae con su peculiar versión de 'Quiero ser como tú' de 'El libro de la selva' de Disney, y Estela con 'Algo de mí', de Camilo Sesto, que cantó junto a Rosario.

Poco pudieron hacer ante la voz de coloridos matices flamencos de Barrull y su puesta en escena de 'Como las alas al viento', tema popularizado por Rocío Jurado, acompañado por el coro Gospel Factory, y con el que el cantante gitano quiso "arriesgar todo", para ganar, por su "pueblo" y por su familia.

Barull era también el favorito en las redes sociales, en especial en Twitter, donde el programa ha permanecido en el número uno de los temas del momento durante toda la noche, en la que había reunido ya 490.000 comentarios a mitad de la final, según anunció la presentadora Tania LLasera.

Hasta la final, 'La Voz', producido por la cadena en colaboración Boomerang TV, ha promediado una audiencia de 3.353.000 espectadores (22,8 % de cuota de pantalla), y ha liderado el 'ranking' de impacto en redes sociales, con más de 3,3 millones de comentarios, según datos de Telecinco.

El programa tendrá continuidad en enero próximo con 'La Voz Kids', la versión infantil del concurso, según avanzó Jesús Vázquez durante la final.