Ir a contenido

Las diferencias creativas y de intereses motivan el fin de la banda

Los Jonas Brothers se hartan

Los tres hermanos, fenómeno adolescente del pop, deciden separarse por «unanimidad»

IDOYA NOAIN
NUEVA YORK

A dos días de Halloween, los adolescentes vivieron ayer su verdadera jornada de terror y escalofríos: los Jonas Brothers, la banda-fenómeno de los hermanos de Nueva Jersey Kevin (25 años), Joe (24) y Nick (21), se separan. Al menos como formación musical. Y al menos por ahora, porque como le dijo el benjamín del clan a la revista People: «Es difícil decir para siempre». Más en el mundo de la industria musical y del entretenimiento de hoy en día.

Hacía tiempo ya que flotaba en el aire el fantasma del apocalipsis de un grupo que ha vendido más de 20 millones de copias de los cuatro discos que han editado desde el 2005, cuando empezó una carrera de éxito sembrada en el rock cristiano y disparada hasta lo galáctico por la asociación con Disney, que les hizo protagonistas de las dos películas de Camp Rock y de su propia serie.

GIRA ANULADA / Hace unas semanas se anunció la cancelación de una gira de 19 conciertos argumentando que existía «una brecha profunda en la banda» y «un enorme desacuerdo sobre la dirección musical» que debía seguir. Aunque los hermanos pidieron a los fans que aguantaran mientras intentaban poner la casa en orden, cerraron la cuenta compartida en Twitter. Y la exclusiva de People de ayer confirmó todo. «Se acabó por ahora», dijo Paul Kevin. «Fue una decisión unánime», añadió Joseph Adam. «Sin duda cerramos un capítulo», afirmó Nicholas Jerry.

Hoy, los hermanos acudirán al programa Good Morning America de la cadena estadounidense de televisión ABC y probablemente darán más explicaciones, pero de momento han sembrado la desazón entre sus seguidores. Eso se desprendía al menos al observar ayer en Twitter algunos comentarios aleatorios de fans como estos: «No soy suficiente fuerte para vivir sin ellos», «Si alguien encuentra los pedacitos de mi corazón roto que me lo deje saber», «Me voy a llorar por las esquinas», «Se acabó la infancia».

Aunque la web TMZ lleva semanas hablando de supuestos problemas de abuso de sustancias de Joe y ha publicado imágenes de él y sus hermanos acompañados de un especialista en desintoxicación, lo único seguro es que entre los tres había diferencias creativas y de intereses.

Kevin, casado y protagonista de su propio reality show con su esposa Danielle, anunció recientemente que esperan una hija para el próximo enero. El pequeño, mientras, ya ha explorado su carrera en solitario con un proyecto independiente, Nick Jonas and the Administration. Y Joe tiene aspiraciones de extender su carrera en los campos de la actuación y la producción. Además, no parecen estar muy de acuerdo en si deben seguir en la línea pop, apostar más por el rock o endurecerse. Nick ha confesado a People que estaba sintiéndose «como atrapado».

No es la primera vez que los Jonas se toman un paréntesis musical. Llegaron a estar nominados a un Grammy como Mejor Nuevo Artista en el 2008 pero un año después publicaron el que hasta ahora ha sido su último álbum de estudio. No volvieron a tocar juntos hasta el 2012. El quinto disco, V, debía publicarse a finales de este año. Está grabado.