Llegan nuevos teléfonos móviles más seguros para los niños

Una compañía india inventa un dispositivo que tiene solo las opciones de llamada

’Safecomm’, un nuevo teléfono móvil sin pantalla. / ZOOM-IN

Se lee en minutos

MERCÈ SOLER / Barcelona

Con motivo de la crecientepreocupación de los padres respecto al uso que hacen sus hijos delteléfono móvil, la compañía india'Accentia Technologies'ha diseñado undispositivo especial limitado a las opciones de recibir y realizar llamadas.

Los usuarios del nuevo móvil no podrán ni enviar mensajes, ni hacer fotos ni chatear y es que'Safecomm'no tiene ni siquiera pantalla. Cuenta, eso sí, con 4 botones configurados con 4 números diferentes a los que llamar. Además, contiene un sistema de GPS que permite localizar a los propietarios del teléfono en cualquier momento.

"Muchos padres no compran móviles a sus hijos por miedo a que hagan un mal uso", explica Santhosh Pillai, director general de'Accentia Technologies'. Pero según dice, con 'Safecomm' pueden estar tranquilos ya que el sistema protege a los niños incluso de recibir llamadas de desconocidos. De hecho, los únicos 4 números con los que pueden hablar se configuran directamente desde el teléfono de sus progenitores.

En casos de emergencia

Para las situaciones deemergencia, el nuevo móvil tiene unbotón 'SOS' que permite pedir ayuda a quien sea necesario. Al presionarlo, se activan automáticamente los 4 números introducidos en el sistema hasta que alguno responda y, justo en el mismo momento, se envía un mensaje de texto a todos ellos indicando queel usuario necesita su ayuda.

Te puede interesar

Algunas de laspersonas mayores que se encuentran con dificultades a la hora de utilizar los dispositivos más modernos, también se han empezado a comprar el teléfono 'Safecomm'. En su caso, el botón de alarma resulta especialmente útil ya que pueden avisar de manera rápida y muy sencilla si tienen una emergencia médica.

Aprovechando eléxito del producto, la compañía le ha puesto unprecio de entre 3.000 y 4.000 rupias, lo que equivale aproximadamente a unos 40 o 60 euros. Actualmente, más de 700 millones de personas en India tienen al menos un teléfono móvil en su poder, cuando hace solo 12 años no llegaban ni a los 140 millones.