20 oct 2020

Ir a contenido

INFIDELIDADES Y CELOS

Las rupturas imperaron en Hollywood en el 2011

La última y más sorprendente es la de Jessica Lange y Sam Shepard

MIREYA ROCA / Barcelona

Este fin de año se ha producido una avalancha de rupturas de famosos en Hollywood. La última y más sorprendente, la de Jessica Lange y Sam Shepard. A pesar de ser considerada una de las parejas más sólidas, pues llevaban juntos 29 años, la revista People asegura que su relación terminó hace dos años. La ruptura fue confirmada el pasado lunes por el agente de la actriz. La protagonista de El cartero siempre llama dos veces y el actor, director y dramaturgo son padres de dos hijos, Hanna Jane y Samuel Walker, nacidos respectivamente en 1986 y 1987.

Una de las rupturas más sonadas este año es la de Demi Moore y Ashton Kutcher. Después de meses de rumores, de dudas y de intentos por salvar su matrimonio, al final la actriz le pidió el divorcio a su marido tras seis años de feliz matrimonio. La pareja no logró superar la crisis matrimonial que vivían desde que se conociera la infidelidad del protagonista de Dos hombres y medio, con la norteamericana Sara Leal , de 23 años. La propia Moore confirmó la noticia a través de un comunicado: "Con gran tristeza y pesar he decidido acabar mi matrimonio de seis años con Ahston Kutcher. Como mujer, como madre y como esposa hay ciertos valores y votos que para mí son sagrados y en ese espíritu he decidido seguir adelante con mi vida".

Otro de los divorcios mediáticos ha sido el de Jennifer Lopez y Marc Anthony. Después de siete años de matrimonio y dos hijos en común, los mellizos Max y Emme, nacidos el 22 de febrero del 2008, los celos del cantante puertorriqueño terminaron con la paciencia de la estrella del Bronx, quien ya ha encontrado el amor junto al bailarín Casper Smart.

Otra cantante que también solicitó el divorcio este año es Christina Aguilera. La artista y su marido, el productor Jordan Bratman, se casaron en noviembre del 2005 y tienen en común un hijo, Max, de tres años. Una fuente cercana a la pareja explicó que la relación entre ellos "se había convertido en una relación de amigos y que no se comportaban como un matrimonio". Se sabe que Aguilera quisó salvar su matrimonio con un viaje romántico a Italia, pero la relación no terminaba de funcionar y decidieron divorciarse.

También causó revuelo la ruptura, tras 25 años de matrimonio, del actor y exgobernador de California Arnold Schwarzeneger y su esposa, Maria Shriver, que anunciaron en mayo su separación a través de un comunicado. El portavoz del intérprete de Terminator fue el encargado de anunciar que la pareja ha decidido poner punto y final a su matrimonio, pero según han confesado los protagonistas "trabajarán en el futuro de la relación". El actor calló durante 13 años que había procreado un hijo varón con una empleada doméstica que además se llevaba muy bien con su esposa.