Ir a contenido

el legado del cómico también se recoge en el montaje 'reugenio' de la villarroel

La vida de Eugenio no fue un chiste

El hijo del humorista, muerto hace 10 años, revela su historia en un libro

NÚRIA MARTORELL
BARCELONA

Han pasado 10 años de su muerte, y su hijo, Gerard Jofra, cree que es el momento de rendirle homenaje. El título del libro no podría ser otro: Saben aquel que diu… Y recoge aspectos personales de este inolvidable humorista de voz nasal y atuendo lúgubre que siempre protegió su privacidad. «Mi hija nació dos días después de su muerte. Mi madre nos dejó con solo 40 años. Y el día de su entierro mi padre no canceló su gala. Aquí explico cosas de alguien que ha sido un gran desconocido como persona, sin caer en la prensa rosa; sin carnaza. Es mi tributo a mi padre y a mi madre, que fue su gran impulsora», quiere subrayar Jofra.

De hecho, Eugenio se forjó como artista al lado de su esposa, que era cantante. «La conoció en un bar cerca de la Monumental y se enamoró de esa mujer, y también de su voz. Crearon el duó Els Dos y empezaron a actuar en el pub Dandy, el Breston... Llegaron a publicar varios singles con Belter. Montaron su propio local, el Sausalito. Y fueron preseleccionados para Eurovisión, quedando terceros el año que compitió Julio Iglesias con Gwendoline». ¿Y cuándo nació el personaje de Eugenio? «Fue cuando mi madre tuvo que ocuparse de mi abuela, que enfermó, y mi padre, que ya entre canción y canción contaba chistes, se vio solo y pensó: Y ahora, ¿qué hago? E hizo lo que mejor sabía. El empresario vio la reacción de la gente, le dio 200 pesetas y le propuso volver al día siguiente». Años después, en la España democrática de los 80, Eugenio tenía más galas que Ana Belén y Víctor Manuel. Cuando debutó en Madrid, el diario ABC tituló así la crítica: «El soso catalán que hace reír». Y cuando en 1981 debutó fuera de España, en México, el propio Cantinflas le felicitó en el camerino.

TESTIMONIOS / El libro recoge testimonios de famosos y políticos como Toni Albà, Jordi Pujol, Xavier Trias, Carlos Latre, Pasqual Maragall y Manel Fuentes, entre otros. Y además de contar anécdotas que vivieron con el malogrado artista (falleció a los 59 años de un infarto), les hace elegir su chiste preferido. El de Millán Salcedo es: «Mujer: 'Mañana es nuestro aniversario, y voy a matar un pollo'. Marido: '¿Y qué culpa tiene el pollo? ¿Por qué no matamos a tu primo, que fue el que nos presentó?» Aunque el de Jofra es el mismo que el de Buenafuente y Berto: «Dios mío, dame paciencia, ¡pero ya!».

Jofra acompañó a su padre en muchas galas. Y cuando hace tres años conoció a un fan e imitador de Eugenio, no dudó en reciclarse como mánager. Juntos crearon Reugenio, el montaje que ha vuelto con nuevo repertorio a La Villarroel. «Yo le dije que no me servía que solo contara los chistes de mi padre; que quería que interactuara con el público, sin saber si acabaríamos actuando solo en la BBC (Bodas, Bautizos y Comuniones), Pero el éxito fue inmediato. Ahora, además, incorpora un diálogo con el Eugenio real, con el que llegan a contar chistes a medias».

El libro incluye un DVD de este montaje. «Y preparamos un canal de televisión en la web con un muñeco de Eugenio en 3D que comentará con Reugenio las noticias con humor, que tanta falta nos hace».

0 Comentarios
cargando