LA ACTRIZ LAMENTA SU INFANCIA PERDIDA POR ACTUAR EN LA SAGA

Emma Watson, víctima de Harry Potter

FUTURO PROMETEDOR 3 Emma Watson, de 21 años, posa con un minivestido asimétrico a su llegada a la gala de los premios MTV, el pasado 5 de junio.

FUTURO PROMETEDOR 3 Emma Watson, de 21 años, posa con un minivestido asimétrico a su llegada a la gala de los premios MTV, el pasado 5 de junio.

2
Se lee en minutos
BEGOÑA ARCE
LONDRES

Emma Watsondeja atrás a Hermione Granger. La actriz se despide definitivamente del personaje que la ha hecho célebre. La joven está promocionando estos días en Estados UnidosHarry Potter y las reliquias de la muerte. Parte 2,la última entrega de la serie en la que comenzó a trabajar cuando tenía 10 años. Ahora tiene 21, tantos como millones en el banco y una vida por delante.

El inicio de ese nuevo capítulo lo marcó cortándose el pelo, algo que por contrato le estuvo prohibido durante nueve años. En una reciente entrevista para la revistaVogue, la intérprete reconocía «estar buscando un camino», después de «haber vivido en una burbuja», durante la última década. «No he tenido control de mi vida -se queja-, me encontraron y me eligieron para el papel». Hermione ha sido un personaje muy parecido a su propia manera de ser, como ella misma reconoce. «Nunca tuve que ensayar».

NUEVA ETAPA / Pero a partir de ahora la exigencia será distinta y tendrá que demostrar su polivalencia y dotes como actriz.My week with Marilyn(Mi semana con Marilyn),en la que ha participado, es una dramatización de las tensas relaciones deMarilyn MonroeyLaurence Olivierdurante el rodaje de la películaEl príncipe y la corista.Watson es, además, la protagonista de The perks of being a wall flower, en la que interpreta a Sam, «una chica muy diferente a mí», según confiesa.

A los chismosos de internet les bastó una foto de ella haciendo deporte con su compañero de reparto, el actor Johnny Simmons,para adjudicarle un romance, que su representante ha desmentido.

Los chicos son otro problema para la joven intérprete. De creer sus palabras, ellos la rehúyen, a pesar de su dulzura y sus evidentes encantos. «Creo que se sienten intimidados», afirma. «Puede ser el muro de la fama. Puede ser el circo que me rodea. A mí personalmente me cuesta creer que pueda intimidar a nadie».

ACTRIZ Y UNIVERSITARIA / La persecución a que la somete la prensa no ayuda, desde luego, a propiciar los romances. Durante un tiempo la actriz ha estado compaginando rodajes y campañas publicitarias con los estudios universitarios en la Universidad de Brown, una de las más elitistas de Estados Unidos. Inteligente y muy aplicada, siempre luchó por compaginar sus trabajos escolares con los largos rodajes en los filmes de Harry Potter, aunque en ocasiones no fue nada sencillo.

Noticias relacionadas

De momento, sin embargo, ha aplazado la carrera y ha dejado el campus durante este semestre. El tiempo dirá si la decisión es temporal o definitiva. Es posible que ni la propia actriz lo sepa y necesite tiempo para decidir el rumbo que debe tomar.

Hay otras salidas profesionales que le atraen, como la moda, por ejemplo. Este invierno diseñó su tercera colección para People Tree, una marca de ropa de bajo coste que promueve el mercado justo. Modelo de Burberry y de Lancôme, el arte -y muy especialmente la pintura- es otra de sus pasiones. Después de cerrar la puerta de Harry Potter,Emma tiene ahora muchas opciones para poder elegir. Solo necesita elegir aquella que le haga más feliz.