EN WASHINGTON

Obama se lleva a Pau Gasol a un acto benéfico

Los Lakers ayudan al presidente a empaquetar productos básicos para soldados y familias necesitadas

Obama posa junto a los Lakers tras recibir al equipo de Los Ángeles en un centro infantil de Washington, donde el presidente y los jugadores han participado en un acto benéfico, el lunes.

Obama posa junto a los Lakers tras recibir al equipo de Los Ángeles en un centro infantil de Washington, donde el presidente y los jugadores han participado en un acto benéfico, el lunes. / CHIP SOMODEVILLA (EPA)

2
Se lee en minutos
EFE / Washington

Los Lakers han hecho hueco en su agenda para atender la llamada del presidente de EEUU. Barack Obama se llevó ayer (madrugada en España) a Pau Gasol, Kobe Bryant y sus compañeros al centro comunitario infantil Boys & Girls Club of Greater Washington, donde todos ellos compartieron su tiempo con los niños y ayudaron a preparar paquetes con productos de primera necesidad para los soldados heridos que pasaran estas Navidades en el hospital y para las personas necesitadas. Los jugadores y los niños también escribieron cartas para acompañar los envíos y decoraron los paquetes.

Es tradición que el presidente reciba en la Casa Blanca a los campeones de la NBA, pero esta vez Obama se los quiso llevar a este centro comunitario. Allí, rodeados de niños, el presidente felicitó a los Lakers, no solo por su segunda victoria consecutiva en la liga de baloncesto, sino por su generosidad por participar en causas benéficas.

Partido "muy especial"

En el encuentro, Gasol ha revelado que el pasado verano él y otras estrellas de la NBA jugaron un partido de baloncesto con Obama con motivo del 49º cumpleaños del presidente. El pívot catalán ha asegurado que tiene un recuerdo "muy especial" de ese partido. "Fue algo muy bonito, muy especial que tuve la suerte de vivir este verano cuando me invitó por su cumpleaños", ha explicado Gasol. "Nadie me estaba dando ventaja porque tenía a Pau en mi equipo", ha bromeado al respecto el presidente.

El partido se celebró en agosto en Washington, una vez acabada la temporada de la NBA. Gasol, como el resto de participantes en el partido, recibieron la invitación y a todos ellos se les pidió confidencialidad total. Obama es un apasionado del baloncesto, un deporte que durante su adolescencia soñó con jugar de manera profesional. "Le encanta jugar a baloncesto, disfruta muchísimo", aseguró ayer Gasol.

En buena forma

Noticias relacionadas

El presidente suele jugar de dos o de base, pero sobre todo de escolta, señaló Gasol, que aseguró que el mandatario estadounidense es un buen jugador y está en buena forma. "Juega bien, compite, se lo pasa bien, disfruta como un niño y juega duro y no para, a su edad, con 49 años y en la forma que está es admirable", añadió.

En ese partido también participaron Kobe Bryant, Derek Fisher, ambos de los Lakers, así como Carmelo Anthony de los Nuggets de Denver, Shane Battier de los Rockets y otras superestrellas como los exjugadores Magic Johnson y Bill Russell. El encuentro, que se disputó en la base militar Fort McNair, cerca de Washington, tuvo como testigos a un grupo de soldados heridos en combate. Tras el partido, Obama y los jugadores celebraron una barbacoa en la Casa Blanca. Por esas fechas, Michelle Obama y su hija Sasha estaban de vacaciones en España.