Ir a contenido

LA STRÍPER BARCELONESA PROTAGONIZA EL TEBEO 'CHIQUI BANG BANG'

Chiqui Martí se estrena como heroína de cómic

MIREYA ROCA / BARCELONA

La estríper barcelonesa Chiqui Martí (Barcelona, 1971) es la nueva heroína de acción y erotismo en el mundo de las viñetas. A ritmo del bolero Soy la prohibida, interpretado por David Bustamante, la bailarina de cuerpo esculpido al milímetro y enfundada en vinilo al puro estilo de Mad Max, se deslizó por la barra, su pareja inseparable, y con unas plataformas imposibles inició ayer un show de habilidades acrobáticas para presentar el cómic Chiqui Bang Bang, que publica Glénat de la mano del periodista y guionista Hernán Migoya; el dibujante César Carpio y el grafista Diego Rondón.

Para Martí protagonizar esta novela gráfica, que cuenta en clave de acción, erotismo y humor las aventuras de una heroína, «es un homenaje a mi madre que falleció hace cinco meses». La estríper explicó que además es una grata experiencia, «porque es una mezcla de mi vida real con pinceladas de ficción».

«Convertirme en un personaje de carne y tinta a estas alturas es una satisfacción después de haber sufrido hace seis años un accidente en el que me diagnosticaron una tetraparesia, una grave disfunción motora de las cuatro extremidades, de la que me recuperé muy lentamente», recordó emocionada.

Inmersa en el strip art desde los 14 años, el año próximo tiene previsto celebrar sus 20 de profesión, pero ella se define como una mujer pudorosa. «Me gusta la insinuación, no la exhibición», concluyó.

0 Comentarios
cargando