Ir a contenido

FACEBOOK Y TWITTER SIRVEN A LOS ARTISTAS PARA DAR A CONOCERSE Y MEDIR SU POPULARIDAD

Los famosos exhiben su vida privada en las redes sociales

LAIA ZIEGER
BARCELONA

Ni las cifras de audiencias, ni las ventas de discos, ni el número de portadas pueden rivalizar ya con las redes sociales, convertidas en auténticos barómetros de la fama. Surgidos hace menos de una década, Facebook y Twitter se han convertido en una herramienta indispensable para evaluar el interés que suscitan artistas, políticos y deportistas. Medir la popularidad de una personalidad a través de estos portales es fácil: cuantos más afiliados a un perfil, más poderoso y conocido se considera al beneficiario de este fanatismo cibernético.

Aplicando este criterio, la reina indiscutible de la red es Lady Gaga, que, con más de 16 millones de amigos registrados en su Facebook, es la personalidad viva con más ciberseguidores. Con esta cifra, la exuberante cantante desbanca al mismísimo Barack Obama, que cuenta con cerca de 13 millones de amigos. El presidente estadounidense puede consolarse con que su popularidad supera a la de mandatarios europeos como, entre otros, José Luis Rodríguez Zapatero y Nicolas Sarkozy, que no pasan de los 40.000 amigos.

Según los expertos de márketing, el atractivo de este nuevo barómetro está en que se puede poner una cifra concreta al número de seguidores de una personalidad y conocer así su fama a nivel internacional, observando las nacionalidades de los usuarios registrados a un perfil. Pero no solo eso. Las redes sociales permiten descifrar cuándo aumenta la popularidad de un personaje público. Por ejemplo, desde el gol con el que la selección española ganó el Mundial, el futbolista Andrés Iniesta contabiliza más de 600.000 nuevos fans en su página de Facebook. Además, cerca de 60.000 inter-nautas de todo el planeta le van colgando en su perfil mensajes de apoyo y felicitación, a los que el jugador barcelonista va respondiendo periódicamente. He aquí el otro interés de las redes sociales: ofrecen una vía de comunicación directa entre los fans y sus ídolos que nunca hasta ahora había sido posible.

SEGUIDORES Y GRUPOS / También es una variable importante para medir la fama el número de grupos dedicados a una personalidad en estas páginas web. Lo demuestra el caso de Sara Carbonero, que tras la notoriedad internacional que alcanzó durante el Mundial de fútbol por su relación con Iker Casillas, vio cómo florecían las páginas dedicadas a ella. Solo en Facebook, ya hay más de 700 grupos que le rinden tributo. Otra celebridad española que inspira multitud de páginas temáticas, más de 1.000, es Belén Esteban. Aunque no todos estos grupos alaban a la ex de Jesulín de Ubrique, demuestran que su popularidad sigue imparable.

Y si para seguir en los rankings de popularidad los famosos necesitan tener muchas visitas en sus perfiles, también han encontrado la manera de enganchar al público: divulgar datos y fotos personales en exclusiva. Una manera de crear noticias y acaparar la atención de los medios que explotan estos portales como nuevas fuentes de información.

Ashton Kutcher y su mujer, Demi Moore, entendieron ya hace tiempo las ventajas que pueden sacar de estas comunidades virtuales, que en España cuentan con más de 13 millones de usuarios–encabezadas por Tuenti, Facebook y Twitter–. A falta de contratos cinematográficos, ambos actores hacen hablar de ellos publicando en su página Twitter fotos de sus rodajes, sus viajes y de su intimidad, y organizando concursos en los que incitan a los internautas a registrarse en sus portales personales.

En pleno verano, lejos de los platós, la actriz Eva Longoria también logró llenar las páginas de la prensa rosa, cuando hace unas semanas colgó en Facebook imágenes de una velada que compartió con la pareja de moda del momento: Iker Casillas y Sara Carbonero. Y repitió el gesto cuando se reunió con el futbolista Rafa Márquez y su novia, Jaydy Mitchel. La mujer del baloncestista Toni Parker, una de las más prolíficas en la red, también ha usado su página para desmentir los rumores que aseguraban que se lleva a matar con sus compañeras de Mujeres desesperadas. Lo hizo colgando imágenes del rodaje en las que parece respirarse buen rollo colectivo. ¿Simple coincidencia o estrategia de márketing?

DESMENTIDO EL USO DE BÓTOX / La misma duda despierta el caso también de Cristiano Ronaldo. Tras su pésima actuación en Suráfrica, el deportista tuvo que aguantar los comentarios críticos que se vertían sobre él. Pero cuando unos días después, anunció su reciente paternidad vía Twitter, los medios se olvidaron inmediatamente de sus malas jugadas en el campo y su rostro volvió a inundar la prensa rosa.

El ciclista Lance Armstrong, los cantantes Britney Spears y Ricky Martin, y la actriz Teri Hatcher, entre otros, también confían en las redes sociales para anunciar al mundo sus embarazos, rupturas, bodas, nacimientos, o, como en el caso de esta última, las fotos con las que probar que no es adicta al bótox.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.