Ir a contenido

LOS HEREDEROS CONTROLARÁN CERVEZAS, CAFÉS Y HOTELES CON EL NOMBRE DEL CANTANTE

Los hijos de Bob Marley podrán usar el apellido como marca

CRISTINA MERINO BARCELONA

El nombre del músico Bob Marley decora junto a los colores rojo, verde y amarillo de la bandera rastafari mil y un objetos de merchandising. El negocio mueve, según calcula el diario Wall Street Journal, 467,5 millones de euros al año. Y esa es una cifra que los herederos del mítico cantante de reggae no piensan dejar en manos del libre mercado y la falsificación. Mucho menos cuando el próximo año se celebraría el 65° aniversario del artista, fallecido en 1981.

Para tenerlo todo preparado en el momento de ese aniversario, el clan Marley, con Cedella, la hija mayor del artista, a la cabeza, acaba de firmar un acuerdo con la empresa estadounidense Hilco, una sociedad especializada en gestión y desarrollo de marcas, para controlar y ampliar los productos con el nombre del jamaicano. "El legado de mi padre continúa creciendo. El mensaje sigue siendo válido: paz, amor, esperanza y todos unidos trabajando por ello. Eso es lo que le hacía especial y el motivo por el que todos podemos sentirnos identificados", ha explicado Cedella.

El negocio House of Marley -- que agrupará las marcas Tuff Gong (nombre de la discográfica que el músico fundó junto a su grupo, The Wailers), Catch a fire (el disco con el debutó junto a The Wailers en 1973) y One love (uno de los grandes éxitos del músico)-- comenzará por la cerveza jamaicana Marley Lager y seguirá por toda clase de productos, desde auriculares hasta tablas de snowboard pasando por artículos de papelería e informática, ropa, una marca de café orgánico y una cadena de cafeterías, videojuegos e incluso una red de hoteles a imagen del Bob Marley Resort & Spa que ya funciona en Bahamas. "Queremos que nuestro legado y nuestro nombre sea una empresa sólida en el mundo", ha explicado Rohan Marley, diseñador de 36 años y director de la empresa familiar Tuff Gong y pareja de la cantante Lauryn Hill.

"Estamos abiertos a conceder licencias a cualquier cosa", reconoció a la cadena británica BBC Cedella Marley, una diseñadora de ropa cuyo último proyecto es el libro infantil Three little birds, titulado como la canción que incluye "don't worry about a thing, 'cause every little thing's going to be alright". Las voces críticas ante la utilización del legado de Bob Marley no se han hecho esperar. El crítico musical y biografo del cantante Stephen Davis se pregunta, por ejemplo, "con todos esos millones, dónde están el hogar para ancianos o la escuela Bob Marley". La familia y la sociedad Hilco siguen defendiendo que el mensaje de paz y amor del artista no solo queda intacto sino que se expande por la vía del merchandising.

Temas: Bob Marley