Contaminación

El AMB y el Instituto Cartográfico desvinculan los temblores del Parque del Garraf de la contaminación del antiguo vertedero

Los Ayuntamientos de Olivella, Begues, Gavà y Sitges pidieron al AMB poder disponer de más información de todo el proceso de desmantelamiento y descontaminación del equipamiento

Antiguo vertedero de la Vall d’en Joan, entre Gavà y Begues.

Antiguo vertedero de la Vall d’en Joan, entre Gavà y Begues. / ROBERT RAMOS (AMB)

Se lee en minutos

ACN / El Periódico

Los temblores detectados en municipios del Parque del Garraf a principios de mayo no se pueden relacionar directamente con el antiguo vertedero del Valle de Joan, según el Instituto Cartográfico de Catalunya. Lo ha publicado este viernes el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), responsable de esta instalación y de su desmantelamiento. Según la AMB, el informe de los expertos señala que el epicentro estaba a unos cinco kilómetros del vertedero, mientras el movimiento detectado fue inferior a lo que sería esperable si se tratara de un efecto directo de la contaminación de estas antiguas instalaciones. Con todo, los municipios del entorno reclaman disponer de más información sobre el desmantelamiento del vertedero para reducir los efectos contaminantes.

Según ha hecho público la AMB, las conclusiones del Instituto Cartográfico afirman que el movimiento detectado el 11 de mayo en municipios del Parque del Garraf -especialmente Begues (Baix Llobregat) y Olivella (Garraf)- "no fue un terremoto". El punto céntrico de los temblores estaba a unos cinco kilómetros del vertedero y la magnitud detectada sería el equivalente a 2,1 grados de la escala de Richter, un dato registrado a 300 metros de las instalaciones. La magnitud, apuntan desde el Instituto Cartográfico, es inferior a la que sería esperable en caso de un temblor proveniente del vertedero.

Explicaciones

Tanto el Ayuntamiento de Olivella como el de Begues -municipios donde se percibió más el movimiento- apelaron a la prudencia y pidieron explicaciones a la AMB para esclarecer el posible vínculo del vertedero con los movimientos. Al mismo tiempo, los dos municipios, como también lo hicieron Gavà (Baix Llobregat) y Sitges (Garraf), pidieron poder disponer de más información de todo el proceso de desmantelamiento y descontaminación del espacio.

Aunque ha quedado desvinculado el movimiento sísmico del vertedero, los municipios recuerdan que las instalaciones siguen siendo un foco contaminante, como han señalado diversos estudios. El último, firmado por la Federación Catalana de Espeleología y la Universidad de Barcelona, advertía que el espacio emite el 10% de los gases de efecto invernadero de la ciudad de Barcelona. El mismo informe constataba que la atmósfera de varias simas del macizo del Garraf es letal debido a la contaminación proveniente del vertedero.

Origen de los temblores

En un comunicado, la AMB remarca que, con la información disponible hasta ahora, el informe del Instituto Cartográfico concluye que "no se puede establecer ninguna relación de los temblores detectados con el vertedero, ni con los trabajos de clausura que se llevan a cabo". Aun así, los expertos siguen analizando el movimiento detectado en la zona para esclarecer su origen.

Noticias relacionadas

Que los movimientos sísmicos fueran del antiguo vertedero es una advertencia que lanzaron la semana pasada varias entidades ecologistas y vecinales, que atribuirlo a una hipotética explosión interna de gas. Desde el núcleo Plana Novella, en el término municipal de Olivella, aseguraron que la sensación había sido "como una explosión fuerte”.

Más noticias de Gavà en la edición local de EL PERIÓDICO