Ir a contenido

LOS ALCALDES HACEN BALANCE | GAVÀ

Raquel Sánchez: "En Gavà ha habido un cambio de mentalidad a raíz de las acciones contra la prostitución"

La primera edil de Gavà conversa con EL PERIÓDICO en el marco de un ciclo de entrevistas de balance del mandato con los principales alcaldes metropolitanos

"Echamos en falta a una Generalitat que gobierne, y quien lo padece en definitiva son los ciudadanos y las ciudadanas", reivindica Sánchez

Aitana Glasser / Manuel Arenas

Entrevista a Raquel Sánchez, alcaldesa de Gavà. / POL ALFAGEME Y AITANA GLASSER (VÍDEO); PAU MARTÍ (FOTO)

Raquel Sánchez (Gavà, 1975), alcaldesa de Gavà (Baix Llobregat) desde el año 2014, ha pasado al primer plano político durante este mandato por liderar acciones abolicionistas pioneras en el Estado contra la prostitución, tales como enviar multas a los domicilios de clientes o despenalizar a las prostitutas. Además de sobre las políticas feministas, la socialista -que se muestra ilusionada ante el escenario de las municipales de mayo- conversa con EL PERIÓDICO acerca de las principales preocupaciones de los ciudadanos de Gavà y los retos de futuro del municipio.


Pregunta (P). ¿Qué cambios ha percibido en Gavà desde que llegó a la alcaldía en 2014?

Respuesta (R). La situación ha cambiado. Yo accedí a la alcaldía en un año muy complicado: estábamos inmersos en uno de los peores momentos de la crisis y en ese momento lo que nos tocaba era sobre todo apoyar a las personas que peor lo estaban pasando. A partir de entonces, creo que hemos sido capaces de dar respuesta a estas necesidades y, a su vez, hemos marcado un punto de inflexión respecto a la proyección de esta ciudad. Hemos activado proyectos de futuro: no solo cuidamos del día a día de la ciudad sino que, sobre todo, hemos hecho un salto cualitativo en la proyección de las virtudes de Gavà.

P. En términos de quejas ciudadanas, ¿ha notado también ese cambio que comenta? 

R. En los encuentros con vecinos en el marco del programa ‘L’alcadessa als barris’, la gente está muy preocupada por los temas civismo y de movilidad; sobre todo en lo que afecta más al día a día y en su relación más directa con el espacio público y los equipamientos. El incivismo, no solo como alcaldesa sino también como ciudadana, es un tema que a mí también me preocupa.

Por otra parte, la ocupación, el acceso al mercado laboral, es una cuestión que preocupa mucho a los jóvenes, así como su posibilidad de emanciparse en un momento en que sigue siendo muy complicado o el acceso a la vivienda. Son problemas que nosotros intentamos abordar desde las políticas locales pero que también necesitan de una respuesta y actuaciones en administraciones de ámbito supramunicipal.

P. Precisamente, un informe de Tinsa situaba a Gavà como uno de los 17 municipios de la costa catalana en que ha aumentado el precio de la vivienda. ¿Qué medidas van a tomar para paliar esta situación?

R. Es cierto que la presión en el área metropolitana de Barcelona también ha afectado a Gavà, pero también he de decir que esta ciudad hizo los deberes ya hace muchos años. Planteamos un modelo de crecimiento de la ciudad que pudiera dar respuesta a las necesidades ciudadanas presentes pero que sobre todo mirara hacia el futuro. En este sentido, tenemos proyectos que se están empezando a desarrollar, como el proyecto del Pla de Ponent, que prevé este crecimiento de la ciudad en ese barrio.

Durante este mandato hemos construido 143 viviendas de protección pública y ahora empezaremos a construir 130 viviendas más, de las cuales más de la mitad serán de alquiler. En este sentido, todas las promociones que haremos en nuestra ciudad tienen alrededor del 50% asegurado que serán promociones públicas, tanto de venta como de alquiler. Nuestro objetivo es garantizar el acceso a la vivienda no solo a los colectivos que están en riesgo de exclusión, sino también a las clases medias trabajadoras que deben poder llegar a final de mes.

"Todas las políticas de Gavà tienen que adoptar la premisa de promover la igualdad de oportunidades"

Raquel Sánchez

Alcaldesa de Gavà

P. Una de las líneas estratégicas de su Gobierno han sido las políticas feministas. ¿Se nota un cambio de mentalidad en la ciudad a raíz de acciones como las multas a domicilio a los clientes de prostitutas?

R. Yo creo que sí, que poco a poco vamos haciendo trabajo entre todos. Por una parte está el trabajo que hemos hecho para combatir la prostitución en nuestra ciudad, pero a la vez hemos desarrollado toda una serie de programas que tienen que ver más con la educación en igualdad; programas que se desarrollan en las escuelas en todas las edades, y también con las entidades, las asociaciones y la sociedad civil.

Creo que sí ha habido un cambio de mentalidad: cada vez más mujeres se definen como feministas y también tenemos que conseguir que haya más hombres que se definan como feministas. El municipio se declaró como tal: se ha demostrado que allí donde se ha avanzado en políticas de igualdad con perspectiva de género, la sociedad en su conjunto ha avanzado.

P. O sea, que la gente, de alguna manera, es consciente de que Gavà es una ciudad pionera en este medidas contra la prostitución.

R. Sí, creo que sí. Además, yo como alcaldesa, que me toca asumir este rol de representación de la ciudad, hago bandera de ello. Me siento orgullosa, soy una alcaldesa feminista, y en este sentido todas las políticas que se desarrollan desde el Gobierno municipal tienen que adoptar esta premisa de promover la igualdad de oportunidades entre todas las personas. Ahora estamos hablando de género, pero, en definitiva, promover la igualdad y rebatir las desigualdades es el objetivo que cualquier Gobierno.

La alcaldesa de Gavà, Raquel Sánchez, posa para EL PERIÓDICO. / PAU MARTÍ

P. ¿Cuáles son las próximas líneas de actuación en materia de igualdad? ¿Deporte quizá?

R. Pues sí, la verdad es que en el presupuesto para este 2019 contemplamos, por ejemplo, el fomento del deporte femenino. Es verdad que hay disciplinas o deportes que están absolutamente participados por chicos, y en este sentido nosotros, de la mano de entidades y clubes deportivos, estamos trabajando para fomentar y dar herramientas para que el deporte femenino tenga el mismo protagonismo en determinados deportes en que la presencia masculina es mayoritaria. 

P. ¿Usted estaría, por ejemplo, a favor de las cuotas en el ámbito deportivo, tal y como se planteó en el Congrès de Dones del Baix?

R. Estoy absolutamente a favor de la política de cuotas. Las cuotas en sí no son la finalidad, sino el instrumento que nos permite a las mujeres acceder en igualdad de condiciones a puestos de representatividad institucional en el mundo de la empresa privada. Las cuotas son un instrumento válido para conseguir el objetivo, que es la paridad; es decir, que se valoren en igualdad de condiciones a un hombre y una mujer. Pero es verdad que en determinados ámbitos se deben garantizar por ley y hay que blindar que habrá como mínimo un 40% o 50% de puestos para mujeres. Absolutamente de acuerdo con las políticas de cuotas, pero insisto, no son la finalidad, sino que son un instrumento para conseguir la paridad. 

"Llevamos años reivindicando a la Generalitat las reformas del Institut Bruguers"

Raquel Sánchez

Alcaldesa de Gavà

P. En el ámbito de las sanciones a clientes de prostitutas, ¿qué le parece que no se haya extendido la medida de Gavà a municipios cercanos?

R. Yo no puedo hablar por ellos, pero en el caso de Viladecans o Sant Boi, ambos forman parte de la Red de municipios libres de trata, y al final ellos deben valorar cuáles son las medidas que adoptan; cada alcalde debe valorar las circunstancias que se dan en su ciudad y cómo se ejerce la prostitución. En el caso de nuestra ciudad es evidente, y todo el mundo lo conocía: solo hacía falta constatarlo cuando íbamos por la autovía y teníamos la presencia de mujeres ejerciendo la prostitución. Y continuamos teniendo, porque no hemos erradicado la actividad, pero hemos disminuido mucho la presencia de mujeres prostituidas en la autovía.

P. Uno de los peligros que podían entrañar estas acciones era el 'efecto expansión' a poblaciones vecinas. ¿Se ha dado?

R. Nosotros hemos hablado con ayuntamientos vecinos para contrastar si habían observado este efecto del desplazamiento de mujeres prostituidas hacia sus municipios por encima de la presencia que pudieran tener antes, y la respuesta ha sido negativa. En cualquier caso, tenemos que seguir estableciendo estrategias conjuntas y estar atentos a cómo se desarrolla la problemática y ser capaces de adaptarnos, y sobre todo intentar no solo perseguir a las mafias o a los clientes, sin los cuales no hay trata ni prostitución, sino que también es muy importante dotar de herramientas a estas mujeres para que que puedan dejar esta actividad.

El 90% o el 95% de las mujeres que ejercen la prostitución no lo hacen de manera voluntaria. El mito de que muchas de las mujeres prostituidas lo hacen porque quieren no es así, no es la realidad. Por lo tanto, debemos intentar, desde las administraciones públicas y desde aquellos gobiernos que son progresistas y que son sensibles con esta cuestión, intentar dotarlas de herramientas para dejarlo. 

Raquel Sánchez, alcaldesa de Gavà, en el Ayuntamiento de la ciudad del Baix Llobregat. / PAU MARTÍ

P. Centrándonos ahora en lo político, ¿cuál ha sido la relación del Ayuntamiento con la Generalitat durante estos 4 años?

R. La relación, desde un punto de vista institucional, ha sido cordial; desde un punto de vista más operativo y de gestión, pues bueno… ha estado bastante marcada por esta inoperatividad que hemos visto que tiene el Govern. Tenemos una relación institucional correcta, hemos recibido visitas de varios consellers, pero después, cuando se trata de tirar hacia adelante proyectos, vemos que nos cuesta mucho hacer efectivas las promesas. Lo que se está haciendo, en definitiva, no es más que dar continuidad a proyectos que vienen de largo, como por ejemplo el Hospital de Viladecans. En este punto, nosotros estamos muy satisfechos porque esta era una reivindicación histórica de nuestra ciudad y de las ciudades del entorno, y se ha conseguido activar gracias a la movilización ciudadana y entidades.

Pero respecto a cuestiones que ahora estamos poniendo sobre la mesa, la verdad, echamos en falta a una Generalitat que gobierne. Y yo creo que eso lo sufrimos las instituciones y los ayuntamientos, pero en definitiva quien lo padece son los ciudadanos y las ciudadanas. 

P. ¿Cuáles son las exigencias que le hace Gavà a la Generalitat? 

R. Por ejemplo, hay un proyecto del que hemos hablado muy a menudo y que llevamos años reivindicando a la Generalitat, que son las reformas que necesita el Institut Bruguers. En su momento había un proyecto de construcción de un nuevo edificio, pero, con el cambio de Govern, se paralizó. Han hecho obras de mantenimiento estos años, pero no hemos tenido un horizonte claro de si el Govern de la Generalitat mantenía o no el compromiso de hacer un nuevo instituto. A partir de aquí, el conseller se comprometió a presentarnos un proyecto para redefinir las necesidades de inversión del nuevo instituto, pero pasan los años y vemos que la reforma del instituto se está haciendo con pequeñas obras de mantenimiento, a pedazos, a parches.

Otro ejemplo es el tercer Centro de Atención Primaria (CAP) de nuestra ciudad. Esto ya es una realidad: tenemos dos CAP en nuestra ciudad que están al límite; no están saturados, pero queremos evitar que lo estén. Estamos pidiendo a la Generalitat desde hace mucho tiempo que tenemos que activar este proyecto; tenemos buenas palabras, pero la voluntad política se tiene que traducir en partidas en los presupuestos, y al final esto no llega, porque sabemos que el Govern de la Generalitat está distraído con otras cosas. Ya lo dijo el President Torra: “No estamos para entretenernos en otras cuestiones”. Quizá para el señor Torra esto no es una prioridad, pero para nosotros sí lo es. 

"Respecto a las líneas rojas para las próximas municipales, nunca pactaría con la extrema derecha"

Alcaldesa de Gavà

Raquel Sánchez

P. Por otra parte, ¿tienen diálogo directo con el Gobierno español?

R. En determinados temas sí que hemos tenido relaciones, a través de la delegada del Gobierno en Barcelona, la señora Teresa Cunillera, y también hemos tenido contactos con algún ministro por cuestiones diversas. Por ejemplo, yo soy la presidenta de la Red de Ciudades por el Clima, y en este sentido he podido contrastar estrategias con el Ministerio en temas de transición energética o de cambio climático. Con la delegada del Gobierno he podido hablar de temas que van desde la reactivación del proyecto del metro del Delta, de la R3, hasta cuestiones que tienen que ver con el funcionamiento del Aeropuerto de El Prat, o cuestiones que tienen que ver con el alargamiento del paseo marítimo de Gavà.

P. El pasado verano tuvo que reorganizar su Gobierno a raíz de dos dimisiones en cuestión de días. ¿Cómo les afectó este imprevisto operativamente?

R. Evidentemente eso nos afectó, sobre todo desde el punto de vista personal, porque suponía la renuncia de un concejal que asumía otro reto profesional, algo que tampoco es tan extraño, pero después también tuvimos la renuncia de un teniente de alcalde por un tema de un accidente de tráfico. En ese momento él asumió esta decisión de renunciar y fue una decisión coherente, y a partir de aquí reorganicé el Gobierno municipal; he de decir que al final nos adaptamos y yo creo que ni la estructura, ni el Ayuntamiento, ni el conjunto de la ciudad se han visto afectados de manera negativa por esta reorganización. 

Raquel Sánchez, alcaldesa de Gavà, en su despacho. /PAU MARTÍ

P. Hablemos de las próximas municipales. ¿Cree que la cuestión catalana tendrá incidencia local en Gavà?

R. Seguro que sí, me imagino que habrá gente que votará en clave ideológica. Antes el voto en clave ideológica se daba, pero en las elecciones municipales se valoraba mucho más la gestión o el perfil del candidato a alcalde o alcaldesa, y yo creo que evidentemente estamos ante un momento en el que el conflicto que existe entre Catalunya o España, o que algunos quieren que exista, seguro que está presente en muchas personas a la hora de decidir su voto. Es una realidad que yo creo que no tenemos que negar ni de esquivar.

Lo que yo intentaré es, sobre todo, centrarme en explicar cuál es el modelo de ciudad que he venido desarrollando en los últimos años, cuál es el proyecto de ciudad que tenemos para el futuro, mostrar nuestra hoja de servicios, rendir cuentas, hacer el balance correspondiente y, a partir de aquí, no rehuir nuestro posicionamiento. Pero a mí me gustaría pensar que serán unas elecciones en las cuales al final, pese a que tenga una presencia y un peso este tema, la gente, que es responsable, madura y crítica, al final sabrá que está votando por su alcalde o alcaldesa y que lo que tiene que valorar es si la gestión ha estado bien hecha, regular o mal.

P. De cara a las municipales, ¿tiene alguna línea roja en cuanto a pactos?

R. Nunca pactaría con la extrema derecha. Esto se tiene que decir sin ningún tipo de rubor. Y nos ha sorprendido bastante que partidos como PP y Cs en el caso de Andalucía, con esta tranquilidad y naturalidad, dijeran desde el primer día que no habría líneas rojas. Yo creo que esto es un problema, porque incluso en Europa los partidos que se definían de derechas han marcado siempre líneas rojas con partidos de extrema derecha, pero aquí PP y Cs no han tenido ningún problema en contar con el apoyo de Vox.

El minuto indiscreto de Raquel Sánchez, alcaldesa de Gavà. / POL ALFAGEME

P. Ahora que habla de Vox, ¿a usted personalmente le da miedo que pueda entrar en el Ayuntamiento de Gavà? 

R. Miedo no es la palabra. Porque al final estamos acostumbrados a tener adversarios políticos: la democracia es eso. Pero tener a una fuerza política antisistema y antidemocrática, la verdad es que miedo no, pero no me gustaría, porque creo que supone un retroceso respecto a lo que siempre hemos luchado por construir: que Gavà sea una ciudad diversa, plural y respetuosa. Están recogiendo el voto de muchas personas que han desconfiado de la democracia tal y como funciona, y yo creo que lo que tenemos que hacer es ofrecerles una alternativa creíble para solucionar sus problemas.

P. Para terminar y mirando hacia el futuro, ¿cuáles son los retos de Gavà para este próximo mandato?

R. Yo creo que hay una cuestión que siempre tenemos que asegurar: hacer frente a las necesidades de la gente. A partir de aquí, y dejando atrás unos años que han sido muy complejos, yo creo que en los próximos años veremos que proyectos muy importantes como el del sector de la Roca o el desarrollo del sector económico dels Joncs empezarán a hacerse realidad. Esto significará que dotaremos a nuestra ciudad de nuevos barrios, pero también que seremos capaces de atraer nueva actividad económica, siempre respetando nuestras singularidades y el medioambiente, que es un paradigma que se ha incorporado a todas las políticas que desarrollamos desde el Ayuntamiento de Gavà. 

Tenemos mucho trabajo por hacer, pero lo más importante para una ciudad y para una alcaldesa es tener los proyectos muy claros, y a partir de aquí pondremos nuestras fuerzas y capacidades para que eso sea una realidad. Yo creo que estamos ante una de las ciudades que más potencial tiene de toda el área metropolitana, en todos los aspectos. Esto es para mí un gran reto y una gran responsabilidad, y a la vez también me genera una pasión que espero poder traducir en cambios importantes para Gavà.

Más noticias de Gavà en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

Los alcaldes hacen balance

"Las redes sociales han amplificado muchísimo la sensación de inseguridad en Santa Coloma"

"Los nuevos hoteles nos permiten financiar las guarderías de L'Hospitalet"

"Las preocupaciones de los ciudadanos de Sant Boi giran en torno al espacio público"

"En Gavà ha habido un cambio de mentalidad a raíz de las acciones contra la prostitución"

"El problema que tenemos en Esplugues es encontrar vivienda de alquiler a precio asequible"

"Nosotros no estigmatizamos: hay que sancionar al delincuente, no al diferente"

"El problema no es la inmigración, sino la degradación del espacio público, que la hacemos todos"

"En Rubí, con la Generalitat no tenemos interlocutor: no es prioritario para ellos"

"Que la gestión del agua esté en poder de la Administración pública es una garantía"

"Viladecans y el resto de municipios metropolitanos necesitamos que Barcelona vuelva a empujar"

"Mataró tiene un problema con el incivismo y hay que reconocerlo"

"La alargada sombra del 'Mercuri' afecta a la confianza en los políticos de Sabadell"

"Antes de la crisis teníamos personas sin trabajo, ahora tenemos trabajadores pobres"