Ir a contenido

UNA DECENA DE EMPLEOS NUEVOS

El AMB asume la gestión de la planta de residuos voluminosos de Gavà y Viladecans

El centro, hasta ahora gestionado por una empresa subcontratada, trató en 2018 todos los grandes residuos del área metropolitana, 62.878 toneladas

El Periódico

 Planta de Tratamiento de Residuos Voluminosos de Gavà-Viladecans

 Planta de Tratamiento de Residuos Voluminosos de Gavà-Viladecans / TERSA

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha asumido, desde la semana pasada, la gestión directa de la planta de tratamiento de residuos voluminosos de Gavà-Viladecans, dedicada a procesar materiales de madera, muebles y aparatos electrónicos, y hasta ahora gestionada por una empresa subcontratada.

El objetivo de esta medida es, según el ente metropolitano, optimizar la calidad de un servicio muy específico como es el procesamiento de residuos voluminosos, en el que no están especializadas muchas empresas, y evitar las subcontrataciones.

Este proceso ha supuesto la creación de 10 nuevos puestos de trabajo, que se suman a los 23 empleados que conformaban la plantilla de la empresa y que ahora pasarán a formar de SEMESA, la empresa pública metropolitana que se encarga de la gestión de la instalación.  

Con este cambio, el AMB asegura que puede “garantizar” que la plantilla está formada por personal especializado en esta tarea y mantener “altos estándares de calidad, sostenibilidad y seguridad”.

Casi 63 toneladas de residuos en un año

La planta de recuperación de recuperación de madera y residuos voluminosos de Gavà-Viladecans forma parte del Centro de Tratamiento de Residuos Municipales (CTRM) y fue la primera de este tipo que se puso en marcha en Catalunya.

En 2018, trató cerca de 62.878 toneladas de residuos procedentes de ‘deixalleries’ o de los servicios municipales de recogida, lo que supone la totalidad de los residuos voluminosos recogidos en todo el territorio metropolitano.

La instalación trabaja diferentes tipos de materiales, desde madera y derivados, que son triturados y enviados a fábricas para hacer planchas de aglomerado o como combustible para producir energía, hasta aparatos electrónicos u otros residuos, como colchones o chatarra, reciclados mediante gestores autorizados.

La otra gran actividad del CTRM es el fraccionamiento de envases ligeros (contenedor amarillo), de los cuales gestiona unas 24.000 toneladas cada año, el 55% del total recogido en el área metropolitana de Barcelona.

Más noticias de Gavà y Viladecans en las ediciones locales de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA