Ir a contenido

ARQUEOLOGÍA

La Venus de Gavà se podrá visitar en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid

Es una de las 150 piezas de la exposición conmemorativa de los 150 años de este equipamiento cultural

El Periódico

La Venus de Gavà.

La Venus de Gavà. / Elbruguers.cat

Del 2 de octubre hasta el 1 de abril de 2018 permanecerá abierta la exposición El Poder del Pasado. 150 años de Arqueología en España, en el Museo Arqueológico Nacional en Madrid con motivo de los 150 años de su inauguración. 

La muestra es una de las actuaciones que se llevarán a cabo para celebrar este evento y plantea una revisión del desarrollo de esta disciplina en España y de los grandes hallazgos realizados. El objetivo central es presentar un análisis de la historia de la arqueología española, a través de una selección de 150 objetos, procedentes de 68 museos de toda España, que plasmarán una visión general, actualizada y crítica, de nuestro pasado.
 
La Venus de Gavà, representación antropomorfa femenina sobre cerámica de época neolítica, descubierta en 1994, formará parte de esta exposición, según publica el digital Elbruguers.cat. 

Excavaciones del Museo de Gavà

La Venus se descubrió a raíz de las excavaciones promovidas por el Museo de Gavà en el yacimiento de las minas prehistóricas de Gavà, concretamente en la mina número 16, dirigidas por la arqueóloga gavanense Alicia Estrada y por el conservador del Museo de Gavà, y actualmente director, Josep Bosch, y desde entonces se conserva y se puede visitar en este Museo.
 
La Venus de Gavà es una cerámica. La parte conservada y que ha podido ser reconstruida tiene unas medidas de 16 cm de altura, 11 de ancho y 6,6 de fondo. El color de sus superficies, interna y externa, es oscuro tirando a negro y el acabado bruñido intenso. 

Culto a la fertilidad

Según los expertos, las representaciones femeninas neolíticas están relacionadas con la creación de la vida y la muerte, fases del ciclo vital y temas centrales del imaginario neolítico. En cuanto a la Venus de Gavà, explican, parece evidente su relación con la creación de la vida y con un culto a la fertilidad. 

Así lo apuntan la feminidad de la pieza visible en la representación de los pechos y del embarazo, la evocación de la maternidad a través del mismo embarazo y de la posición maternal y protectora de las manos sobre el vientre, el color negro vinculado a la fertilidad de la tierra y la representación incisa de una espiga sobre el vientre.

Más noticias de Gavà en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

0 Comentarios
cargando