NÁPOLES-GIRONA (3-1)

El Girona se desfonda en el tramo final

Taty Castellanos grita el gol que acaba de marcar al Nápoles y que supuso el momentáneo empate.

Taty Castellanos grita el gol que acaba de marcar al Nápoles y que supuso el momentáneo empate. / Girona FC

1
Se lee en minutos
Joan Domènech
Joan Domènech

Periodista

Especialista en Fútbol, Barça, Deportes.

Escribe desde Barcelona

ver +

Un ensayo de Champions afrontaba el Girona ante el tercer clasificado de la Serie A de la temporada pasada y el once rojiblanco aguantó el tipo hasta que aguantaron las fuerzas frente a un Nápoles más avanzado en su preparación y que renovó prácticamente a todo el equipo en la segunda mitad (excepto a Meret, el portero) para imponerse en el campo y en el marcador, anotando dos goles en los últimos 20 minutos.

Hasta el declive físico, y la mala noticia de la lesión de Aleix Garcia casi en el pitido final, el Girona pudo compensar la desgracia de un autogol de David López (m. 27) en su debut como titular (ejerció de central entre Bueno y Juanpe) con el instinto de Taty Castellanos, que dejó constancia de su capacidad goleadora para ampliar la producción habitual de Cristhian Stuani. En su segunda aparición marcó su segundo gol (m. 54) al aprovechar un magnífico pase de Saiz que le dejó solo ante el meta. Yan Couto remató poco después al poste. Rodrigo Riquelme también se estrenó en el once inicial en las filas gerundenses, no así el último fichaje, Yangel Herrera.

Noticias relacionadas

El equilibrio se rompió en un instante. En apenas dos minutos, con un tiro cruzado de Petagna y un discutible penalti transformado por Kvaratskhelia. 

Michel presentó esta alineación: Juan Carlos; Bueno, David López, Juanpe; Arnau, Terrats, Aleix, Valery; Ureña, Riquelme; Stuani. En el descanso entraron Couto, Sainz y Castellanos. También jugaron Joel Roca, Àlex Sala y Pau Víctor. 

Temas

Girona FC