LA ENTREVISTA

Manolo Márquez: "He vivido la experiencia de ser una persona aclamada"

El entrenador catalán relata sus vivencias en la India, donde ha convertido en campeón al Hyderabad, el tercer presupuesto más bajo de la Súperliga

Manolo Márquez, entrenador del Hyderabad, en Barcelona.

Manolo Márquez, entrenador del Hyderabad, en Barcelona. / Ricard Cugat

10
Se lee en minutos
Joan Domènech
Joan Domènech

Periodista

Especialista en Fútbol, Barça, Deportes.

Escribe desde Barcelona

ver +

Después de una sólida carrera como entrenador en el fútbol catalán y de vivir tres breves experiencias en el fútbol de élite, Manolo Márquez Roca (Barcelona, 7 de septiembre de 1968) ha regresado a su ciudad como campeón de la Superliga de la India. 

-Campeón de Liga. ¿Era uno de los objetivos que le trazaron?

No. Es como si ganara la Liga Osasuna, un equipo de media tabla. Era el tercer presupuesto más bajo, pero el año anterior habíamos hecho buena temporada y tenemos buen equipo. No estaba en nuestros planes, pero cuando llegas a un playoff puede suceder cualquier cosa. Empatamos la final en los últimos minutos y vencimos por penaltis.

-¿Eso solo puede suceder allí?

Es una Liga de 11 franquicias con 11 dueños y al principio todos creen que pueden hacer algo. Pero hay un Barça y un Madrid y el resto peleamos por las otras plazas. El caso es que ni el Barça ni el Madrid han hecho una buena temporada. 

-¿Ha sido más una experiencia vital o futbolística?

Las dos cosas. Cuando el año pasado iba hacía allí en el avión me pregunté: ‘¿Qué coño estás haciendo? Ahora he renovado. Estoy súpercontento en la india. No es del nivel competitivo de otros países, pero es un país en crecimiento. Al ser una excolonia inglesa trata de asemejarse a la Premier, aunque a expensas siempre el cricket, todavía.

-¿Qué le pidieron?

El club tenía un año de vida cuando llegué y tenía el récord negativo del menor número de puntos en el torneo. Habían fichado a muchos jóvenes. Jugamos bien, sin presión, excepto en el último partido para entrar en el playoff, que empatamos y no entramos y terminamos quintos. Seis jugadores fueron a la selección, un hecho histórico.

-Si un año quedas quinto, te piden ser cuarto.

Nos pusimos ese objetivo. Lo hablé el primer día en el vestuario y no lo repetí más. Siempre estuvimos arriba. El día que nos jugábamos el título de la fase regular teníamos ocho bajas por covid y perdimos 3-0. Quedamos segundos, pero luego fuimos campeones en el playoff y jugaremos el equivalente a la Europa League.

"Cuando el año pasado iba hacía allí en el avión me pregunté: ‘¿Qué coño estás haciendo?' Ahora he renovado. Estoy súpercontento en la India"

"Es un país muy distinto, pero aquella gente, que no tiene nada, te lo da todo. A mis chicos los quiero con locura. Tienen muchas ganas de entrenar, de aprender. Ha sido como recuperar las esencias"

-¿Fichó a ciegas? ¿Conocía algo más que el nombre del Hyderabad?

No sabía siquiera que era la cuarta ciudad más poblada de la India después de Calcuta, Bombay y Nueva Delhi. Tiene nueve millones de habitantes. Había coincidido con Albert Roca en un campus de niños en Helsinki, a él le salió la oportunidad de venir al Barça con Koeman y me preguntó si quería que diese mi nombre.

-Y dijo que sí.

Llevaba dos malas experiencias y quería probar. Es un país muy distinto, pero aquella gente, que no tiene nada, te lo da todo. A mis chicos los quiero con locura. Tienen muchas ganas de entrenar, de aprender. Ha sido como recuperar las esencias de cuando entrenas a un filial.

-Porque ve la progresión individual del futbolista.

Exacto. Ha sido una satisfacción personal que acudieran a la selección. El margen de evolución es amplio, hacemos entrenamientos individualizados. En temas de nutrición han de mejorar.

 -¿Esas malas experiencias son las de Thailandia y Croacia?

En Thailandia vi en la pretemporada que el presidente hacía las alineaciones, los cambios, las charlas… Estaba un poco a la expectativa, en un lugar recóndito, donde nadie hablaba inglés, fronterizo con Myanmar…

-Desprotegido…

Totalmente. Una semana antes de empezar la Liga me fui. Le pregunté al presidente para qué quería un entrenador. ‘¿No te lo han dicho? Para que haga los entrenamientos’, contestó. Pues adiós.

"Falta tradición. La selección perdió por 6-0 ante Emiratos Árabes, pero tres goles los marcó un brasileño y dos un argentino, ambos nacionalizados… No hay un futbolista sueco que tenga padres indios para la selección…"

Manolo Márquez, campeón de la Súperliga de la India.

/ Ricard Cugat

"El futbolista indio es mejor técnicamente que físicamente. Hay muchas diferencias entre ellos. Hay unos que se cuidan mucho y otros que no se cuidan nada"

-La anterior había sido Croacia.

Me sentó bastante mal. Era un club que había comprado el Alavés. Me ficharon a mí porque Curro Torres les había dicho que no. Cuando les dijo que sí, lo ficharon. Estábamos haciendo un buen trabajo. Acabábamos de ganar 1-2 fuera de casa. Les advertí de que Curro duraría cinco partidos. Así fue. Cinco partidos.

-Y antes hubo su renuncia al primer equipo del Las Palmas en Primera.

 Alguien publicó que en mis tres últimos equipos había dirigido 13 partidos: 7 al las Palmas y 6 al Istra. Te hacen ver que si no has sido un jugador de elite, te cuesta todo mucho más.

-Un donnadie dura menos.

Lo de la India ha salido muy bien. Estaré otro año, aunque sé que cuanto más tiempo esté fuera, más difícil es encontrar equipo aquí.

-¿Aquí es la Liga o es Europa?

Una liga con tradición. En Asia, la India es el país 22 o 23 del ranking. Pronto estará entre las diez primeras. Falta tradición. La selección perdió por 6-0 ante Emiratos Árabes, pero tres goles los marcó un brasileño y dos un argentino, ambos nacionalizados… No hay un futbolista sueco que tenga padres indios para la selección…

"Has de ser capaz de adaptarse a una cultura nueva, con 200 y pico lenguas, a un país con tantas religiones. Valoro mucho cómo se respetan entre ellos pese a las enormes diferencias religiosas"

Manolo Márquez, frente a la Sagrada Família.

/ Ricard Cugat

"Al volver a Barcelona fui a ver el Espanyol B-Lleida y pensé que ninguno de mis jugadores podría estar ahí por el velocidad con que se juega aquí"

-¿Qué nivel tiene el fútbol indio?

No sé contestar a esta pregunta. Al volver a Barcelona fui a ver el Espanyol B-Lleida y pensé que ninguno de mis jugadores podría estar ahí por el velocidad con que se juega aquí. Pero también es verdad que Álvaro Vázquez, que ha sido futbolista de nivel en España, decía que a los 20 minutos no puede por el cansancio que te provoca la humedad

-¿Y el estilo? ¿Es británico?

Una de las características de allí es que los entrenadores son de diferentes países.

-Cada equipo es hijo de su entrenador.

Más o menos. El futbolista indio es mejor técnicamente que físicamente. Hay muchas diferencias entre ellos. Hay unos que se cuidan mucho y otros que no se cuidan nada.

-¿Y cómo es su equipo? ¿A qué juega?

Un entrenador ha de ser capaz de adaptarse a una cultura nueva, con 200 y pico lenguas, a un país con tantas religiones, porque tengo cristianos, musulmanes, budistas, hindús… India tiene frontera con ocho países distintos. Valoro mucho cómo se respetan entre ellos pese a las enormes diferencias religiosas.

-Adaptación y paciencia.

Somos un equipo de toque y bastante vistoso de ver, dicen los demás. No creo en salir jugando desde el portero porque hay muchas posibilidades de perderla, pero intentamos combinar.

"Somos un equipo de toque y bastante vistoso de ver, dicen los demás. No creo en salir jugando desde el portero porque hay muchas posibilidades de perderla, pero intentamos combinar"

Manolo Márquez, tras la entrevista con El Periódico.

/ Ricard Cugat

"El covid entró al final de la primera vuelta. Tuvimos 29 positivos. Ya no es que estés solo: es que has de estar encerrado un mes en tu habitación. Te traen la comida a la puerta. Solo salen los que van a entrenar"

-¿El covid agravó la experiencia?

Ha sido lo peor. Hubo una ola muy bestia que mató una barbaridad de gente, un millón y medio de personas. No había sitio en los hospitales, no había la madera especial para los ataúdes… Este año la nueva ola irrumpió en mitad de la competición.

-Jugaron en una burbuja.

En Goa, el estado más pequeño, excolonia portuguesa, y el único en el que el fútbol es el deporte rey: 11 equipos, 11 hoteles y 11 campos de entrenamiento. Hubo un momento que dudaron si se suspendían partidos y al final decidieron que si tenías 15 disponibles jugabas y, si no, te daban el partido por perdido.

-¿Afectó en la burbuja?

El covid entró al final de la primera vuelta. Tuvimos 29 positivos. Ya no es que estés solo: es que has de estar encerrado un mes en tu habitación. Te traen la comida a la puerta. Solo salen los que van a entrenar. Uno de los extranjeros acabó marchándose. No resistió. Fue muy duro.

-¿La experiencia ha tenido más momentos buenos que malos?

¡Muchos más buenos! La relación con los jugadores no la he tenido en ningún lugar. Son personas extraordinarias, educadísimos.

-¿Son élite en la sociedad india?

Hay de todo. Chicos de buena familia y otros de la más absoluta pobreza. Es muy difícil no cogerles cariño.

"La relación con los jugadores no la he tenido en ningún lugar. Son personas extraordinarias, educadísimos. Hay chicos de buena familia y otros de la más absoluta pobreza. Es muy difícil no cogerles cariño"

Márquez, en su breve periodo como entrenador del Las Palmas.

/ Ángel Medina G.

"Estuvimos 25 días en Hyderabad antes de ir a la burbuja de Goa. Hasta el personal del hotel estaba confinado. Se pasaron seis meses sin ver a sus familias"

-Apenas debe conocer Hyderabad.

Estuvimos 25 días antes de ir a la burbuja de Goa. Hasta el personal del hotel estaba confinado. Se pasaron seis meses sin ver a sus familias.

-Poco le conocen, pues.

 Ahora, sí. Cuando llegué, no me conocía nadie. Al final de la Liga fue una locura. Pensé que si no cogí el covid entonces… fue una locura. Una nueva experiencia.

-¿Cuál?

La de ser una persona aclamada. No sé cuántas miles de personas fueron a recibirnos y a los actos de celebración, gente pidiendo fotos, autógrafos, camisetas…. Como experiencia fue brutal. Me recordó mucho a Constantino Romero y su ‘bájense del escenario’. Temía que nos hundiéramos…

-Lo propio de ser campeón…

 El equipo había sido campeón hace 60 años. El fútbol había dejado de tener interés en la ciudad y el equipo de cricket lleva dos temporadas quedando último.

"Cuando llegué, no me conocía nadie. Al final de la Liga fue una locura. Pensé que si no cogí el covid entonces… No sé cuántas miles de personas fueron a recibirnos y a los actos de celebración. Como experiencia fue brutal"

Manolo Márquez, en el parque de la Sagrada Família.

/ Ricard Cugat

"El mayor problema de los árbitros es que dejan que les falten al respeto. No puede venir un futbolista a chillarle al árbitro a la cara. Lo permiten a los extranjeros y en el minuto 60, el pobre árbitro no sabe dónde está"

-¿Está bien organizada la Liga?

Muy bien organizada. Es lo mejor de todo. Las transmisiones televisivas son extraordinarias, conoces el calendario con antelación.

-¿Los campos?

Los de la competición están en magníficas condiciones,. Los de entrenamiento, no.

-¿Y los árbitros?

Uno de los problemas que tienen. Cuando llegué a la India me dieron un consejo: ‘Si no protestas al árbitro no puedes ser campeón’. Hay parte de razón. Yo protesto, lo reconozco. El nivel es flojo, pero el mayor problema es que dejan que les falten al respeto. No puede venir un futbolista a chillarle al árbitro a la cara. Lo permiten a los extranjeros y en el minuto 60, el pobre árbitro no sabe dónde está. Yo tengo muy buena relación con ellos. A todos voy a estrecharles la mano, gane o pierda.

Noticias relacionadas

-¿Puede explicar la pérdida de la mascota?

-Teníamos una gata en el hotel. Era la única superviviente de una camada que fue atacada por unos perros. Un empleado del hotel la rescató. Pasó a ser la reina del hotel. Entraba a las habitaciones, le dábamos de comer… A los seis meses tuvo cinco crías y al cabo de dos o tres días, la gata desapareció. Al final nos quedó la duda si la había atropellado un coche o si se la comió una serpiente, que había unas cuantas. Lo cierto es que murió.

Temas

India Fútbol