"NO PODEMOS GANAR A LA HISTORIA"

Guardiola, el último muro a la épica del Madrid

Guardiola, en un partido del City.

Guardiola, en un partido del City. / Reuters

3
Se lee en minutos
Pol Ballús

"No podemos ganarle a la historia", pronunció Guardiola. Lo cierto es que ya le ganó. El Manchester City, liderado por el técnico catalán, llega al camino europeo del Real Madrid con la firme intención de ponerle fin.

Primero, porque en el este Manchester el hambre por la Champions es quizás mayor. Segundo, porque pocos especialistas hay en el mundo del fútbol capaces de afligir el daño que ha hecho Guardiola a los de Chamartín.

El City persigue su santo grial. La estación soñada. El mayor título europeo. Una Champions League que se ha convertido en el gran objetivo para evolucionar definitivamente como institución. La acariciaron el año pasado, con una final perdida en Porto ante el Chelsea. Son sus segundas semifinales seguidas y en el club se ven más maduros que nunca, capaces de afrontar y digerir momentos de sufrimiento como el que les tocó en el Wanda Metropolitano.

Contra las remontadas

En el Madrid, en cambio, la sensación es que su religión son las remontadas. Tras tumbar a PSG y Chelsea, un gran favorito y el actual campeón, a golpe de Benzema y épica del Bernabéu, la parroquia blanca vuelve a sentirse capaz de todo. Una percepción que dista en Manchester.

Inglaterra ve a los ‘sky blues’ como grandes favoritos, más viendo que en su rival habrá un mínimo de siete titulares que ya jugaron en el último precedente ante ambos: los octavos de final de 2020 donde el City de Pep impuso su ley.

19 duelos contemplan la trayectoria, en los banquillos, del de Santpedor contra el Real Madrid. 11 de ellos han acabado con triunfo de Pep

Guardiola salió al entrenamiento previo pensativo. Tras hablar distendidamente con Txiki Begiristain y Manel Estiarte en el margen del césped, se aisló con la sabiduría de Juanma Lillo en un campo de entrenamiento paralelo.

A muchos metros de la prensa que contemplaba la sesión arrancaron su conversación, con mirada clavada al suelo de reparto de gestos y teorías. Allí se debían visualizar varias de las claves que descifrarán el partido del Etihad.

La gran duda citizen está en el flanco derecho de la defensa por la sanción de Cancelo

Sobre el papel, la más grande estará en el sector derecho de su defensa. Guardiola no tiene efectivos, algo que quizás no sería tan problemático si por allí no pasara el puñal Vinicius.

ZInchenko o Aké, las alternativas

Joao Cancelo está sancionado, mientras que Walker y Stones no entrenaron con el equipo. Pep admitió que hasta la mañana del martes no sabrá nada. Si uno de los dos debe forzar, el más probable parece ser Stones.

En caso de que ninguno llegue, Zinchenko o Aké tendrán que ser el invento en la banda derecha. Soluciones de urgencia a un partido a cuchillo, donde no valdrán excusas. Aunque si hay alguien que se haya mostrado capaz de neutralizar la fe blanca con los inventos necesarios, ese es Pep Guardiola.

19 duelos contemplan la trayectoria, en los banquillos, del de Santpedor contra el Real Madrid. 11 de ellos han acabado con triunfo de Pep. Sólo hay dos equipos a los que se haya enfrentado más veces (Manchester United y Arsenal), y dos también a los que ha derrotado con más frecuencia (Burnley y Arsenal). Tiene mérito, teniendo en cuenta que 15 de los 19 choques de Guardiola contra el Madrid fueron cuando dirigía al Barça.

Aunque entre Pep y el Madrid no ha sido tanto el qué, sino el cómo. Desde el 2-6 con el nacimiento del Messi falso nueve, pasando por el 5-0 a Mourinho y acabando por siete partidos imbatido como blaugrana en el Bernabéu.

Noticias relacionadas

Un récord casi impoluto, que se ensució en su cruce con el Bayern. También en semis de Champions, también contra el Madrid de Ancelotti, Pep perdió su duelo contra el Madrid, aunque hoy esto parece un pasado muy lejano.

En el presente que le incumbe, Guardiola se mostró pensativo sobre el césped y punzante ante el micrófono. No dio tregua ante la prensa madrileña, quizás recordando la imagen que se trazó del partido del City en el Wanda Metropolitano. Quizás una faceta más de la imponente personalidad que ha convertido a Pep en el gran antídoto contra el Real Madrid.