Castigo suave

La FIFA deja jugar a Rusia aunque sin nombre ni himno, y en campo neutral

  • La federación quiere negociar con Polonia, Suecia y la República Checa, que se niegan a enfrentarse con la selección de Putin.

  • Los partidos que debían jugarse en estadios rusos se celebrarán en el extranjero y sin público en la grada.

Jugadores del Lazio con camisetas contrarias a la guerra.

Jugadores del Lazio con camisetas contrarias a la guerra. / Vincenzo PINTO / AFP

2
Se lee en minutos
Sergi López-Egea
Sergi López-Egea

Periodista

ver +

La FIFA tomó la palabra este domingo para pedir paz y censurar la intervención militar de Rusia en Ucrania. Pero no ha sido un grito contundente y ha dejado a la selección de fútbol del país de Vladimir Putin con el balón en los pies, permitiéndole seguir jugando mientras sus soldados invaden y luchan en un territorio extranjero. No ha atendido las peticiones de Polonia, Suecia y República Checa que se niegan a jugarse ante Rusia la plaza de repesca para el Mundial de Catar, que se disputa el próximo invierno, con la intención de negociar y encontrar una vía de solución a este conflicto, que en este momento se intuye como muy complicada.

A partir de ahora la selección rusa de fútbol podrá seguir compitiendo internacionalmente de forma oficial pero lo tendrá que hacer sin poder exhibir el nombre de Rusia, sin escuchar el himno del país y sin jugar los partidos en casa, que deberá disputar en campo neutral y sin público en la grada. La FIFA comunicó su nueva decisión en una nota oficial que llegó después de una jornada de Liga vivida en todos los países europeos entre sábado y domingo con constantes muestras de futbolistas y clubs, y también de aficionados, de apoyo a Ucrania, de peticiones de paz y de rechazo a la guerra iniciada por Putin.

Paz y fútbol

La federación internacional de fútbol ha solicitado este domingo el restablecimiento inmediato de la paz. "La FIFA quisiera reiterar su condena del uso de la fuerza por parte de Rusia en su invasión de Ucrania. La violencia nunca es una solución por lo que esta federación expresa su más profunda solidaridad con todas las personas afectadas por lo que está sucediendo en Ucrania".

La FIFA trató de encontrar de este modo una vía de solución deportiva que, sin duda, provocará mucho debate los próximos días al permitir a Rusia que siga jugando. La reacción del máximo organismo del fútbol se produjo a cinco días del inicio de los Juegos Paralímpicos de Pekín donde, por ahora, los representantes rusos podrán participar aunque con las típicas medidas de no poder usar el nombre ni la bandera del país. En este caso por los pecados del pasado con el dopaje. Ahora llega una nueva sanción a Rusia, y no por el uso de sustancias prohibidas sino por la utilización de las armas.

Leipzig-Spartak de Moscú

Noticias relacionadas

Pese a todo podrán seguir compitiendo en Europa. Otra cosa es que las selecciones rivales se quieran enfrentar a Rusia. Y lo mismo sucede con los equipos en competiciones de la UEFA. En este caso solo hay un club afectado, el Leipzig, que recibe al Spartak de Moscú, en la Europa League, el 10 de marzo. "No se jugará ninguna competición internacional en territorio ruso y los partidos de casa se disputarán en territorio neutral y sin espectadores. Asimismo, Rusia deberá participar en cualquier competición bajo el nombre de Unión de Fútbol Rusa (RFU)", añade la misma nota de la FIFA.

El organismo, por último, abre la vía de negociación, junto a la UEFA, para buscar una solución viable que permita desarrollar el playoff de repesca entre rusos, polacos, suecos y checos al margen del boicot anunciado por los tres equipos que deben enfrentarse a la selección de Rusia para conseguir el pasaporte a Catar.