NOVEDAD EN LAS LIBRERÍAS

Entrevista a Martí Perarnau: "Cada pueblo juega según su manera de ser"

El periodista y escritor publica 'La evolución táctica del fútbol (1863-1945)', libro minucioso en el que recurre al falso 9 para trenzar la historia de los sistemas de juego

Marti Perarnau, presentando en Barcelona su nuevo libro ’La evolución táctica del fútbol’.

Marti Perarnau, presentando en Barcelona su nuevo libro ’La evolución táctica del fútbol’. / Zowy Voeten

8
Se lee en minutos
Albert Guasch / Joan Domènech

Martí Perarnau ha dedicado seis años a la arqueología futbolística. Ha rebobinado hasta la raíz para confeccionar un tratado exhaustivo sobre 'La evolución táctica del fútbol' (Editorial Córner), que así se titula el libro que ahora presenta. Ha usado como muleta una figura aparentemente contemporánea, la del falso 9, pero a medida que profundizaba se percató que en realidad era un recurso estratégico tan viejo casi como el fútbol en sí. El tomo se cierra en 1945, que es cuando Perarnau, exatleta, periodista y escritor, considera que se acaba la era de la invención. A partir de ahí empieza la era de la innovación.  

¿Qué le empujó a escribir un libro así de minucioso sobre la táctica? Lo empecé en 2015 hablando de fútbol en Múnich con Domènec Torrent y Lorenzo Buenaventura y haciéndonos preguntas: 'esto, ¿por qué es así? ¿Y esto, porque es de esta manera?' Me picó el gusanillo. Y después llegó un día en que Guardiola, con el Bayern, jugó y ganó al Colonia con la pirámide de Cambridge, el 2-3-5, y cenando con él le pregunté si conocía este sistema y me dijo que no, que se lo había explicado Lillo. Y a partir de ahí me picó la curiosidad del todo. Y este es el origen. Luego, pasada la época de Múnich, me costó enfocarlo, pero finalmente opté por irme a los orígenes para intentar averiguar el porqué hoy estamos jugando así.

Tiene un título con vocación referencial, como si fuera destinado a entrenadores, pero quizá no es así. Yo no sé si es para entrenadores o para la gente que le guste el fútbol y quiera comprender porque hoy se está jugando de esta forma, aplicable a cualquier equipo. Hay una cosa muy buena y es que Guardiola llegó a Múnich y se extendió la idea de que su fútbol era contracultural en Baviera. Y no era así. Después de toda esta investigación te das cuenta de que en Baviera en 1910, 1920 y 1930 se jugaba un juego escocés de pases. En realidad, Pep, con su estilo, fue a Baviera a jugar como se había jugado ahí hacía muchos años.

¿Los bávaros, pero no los alemanes? Básicamente, la tesis del libro, que queda confirmado por los hechos que han explicado los libros antiguos y las hemerotecas, no tengo otro argumento para justificarlo, pues no hay imágenes, es que cada pueblo juega según su manera de ser. Eso significa que se crean unas identidades de juego muy marcadas, entendiendo por pueblo, un club, una ciudad, una región, un país… Hay un camino inglés y un camino escocés. El juego directo y el juego de pases. Y viene muy marcado por la forma de ser de unos y otros. Los ingleses, en 1863, son los hijos de las élites imperiales, los héroes individuales, la caballería se lanza contra los cañones rusos a pecho descubierto… ¿Cómo juegan a fútbol? Así, es decir, 9 delanteros, todos al ataque, cada uno juega individualmente, y este juego directo inglés llega hasta hoy con todas las evoluciones y matices que quieras; y el otro es el juego de pases escocés, que nace en un país de cooperativas, de asociaciones, de grupo, y que deciden jugar pasándose el balón. Y unos y otros llevan el futbol por el mundo, y enseñan a jugar como lo hacen ellos. A partir de ahí el fútbol evoluciona pero siempre a partir de estas dos direcciones. Y se crean identidades muy fuertes.

"Hay en el origen un camino inglés y un camino escocés. El juego directo y el juego de pases. Y ambos llegan hasta nuestros días con todas las variaciones e innovaciones que quieras"

Martí Perarnau, autor de 'La evolución táctica del fútbol'

¿Y por qué elige al falso 9 para trenzar este relato? Dentro de la investigación, hay una serie de cosas que ya las sabes o intuyes pero de repente descubres que el falso 9 viene de lejos. Yo me llevé la misma sorpresa que todo el mundo. No nace de Messi en el Bernabéu... Entonces tiras hacia atrás y ves que que había el húngaro Hidegkuti en 1953. Y tiras más atrás y ves que ya había otros, hasta llegar a Piendibene en 1910.

El falso 9 existe en contraposición del 9 puro, se entiende. Los primeros 9 ingleses son bastante proto-falsos 9. Hay un ataque que es la línea de los 5 delanteros a partir de la pirámide 2-3-5, ya estamos en los años 80 y pico del siglo XIX, y estos 5 delanteros se organizan por un delantero centro que es un muy buen jugador que da juego a los otros cuatro. De buena técnica, se está dibujando por tanto el perfil del falso 9, y en paralelo nace y crece el 9 de batalla, alto, fuerte, porque eso es una batalla. La revista Lance dice que el año 1890 hay 29 muertos, al margen de fracturas de todo tipo. Hasta que no se inventa el penalti en 1891, un defensa te mata y no se pita ni falta. O te escabulles o te pegas.

Marti Perarnau, presentando su nuevo libro 'La evolución táctica del fútbol' en Barcelona.

/ Zowy Woeten

El libro concluye en 1945 porque considera que a partir de ahí se ha inventado todo. ¿Cuál sería el partido, el equipo, el movimiento que pone fin a la era de la invención? Se acaba el día que Pedernera deja el River y ficha por Atalanta, que es en el 46 y no el 45, pero no me iba bien el año, por número redondo. Con la máquina de River concluye toda la evolución que ha habido. El River pone la semilla del fútbol total, esa quimera que los equipos aún hoy intentan. Lo intentó Hungría, Holanda, Guardiola en Barcelona y allá donde va lo sigue intentando. Todos atacan, todos defienden… Pero es una quimera, no sé si se llegará a la perfección. Y el primero que lo prueba es River.  

Y a partir de aquí sostiene que todo son innovaciones. Sobre estos inventos empiezan las innovaciones. Son inventos que deben ponerse en el contexto de cada época, no podemos comparar un gesto técnico de los años 30 con uno de hoy.

"El falso 9 viene de lejos. No nace con Messi en el Bernabeu"

¿Cree que las evoluciones tácticas son fruto el pensamiento científico o de la intuición? Normalmente, los gestos técnicos suelen proceder de la intuición de los jugadores, aunque Panenka explica que pensó mucho en la ejecución del penalti, y los módulos tácticos suelen ser obra del pensamiento: porque viste algo en el campo que te llamó la atención, porque viste algo en el contrario o solo porque surgió de una reflexión en una charla de fútbol.

Pero explica que el falso 9 surge de la intuición de un jugador, de Piendibene. Los falsos nueves han surgido por diversas razones. Piendibene aparece por intuición tras la llegada de un mediocentro escocés a su equipo con el que le gusta asociarse. Bullock, que es el segundo, tiene su origen en la regla del fuera de juego, que hace retrasar al mediocentro a la defensa y queda un vacío en el centro del campo. Cuando se hace entrenador, Bullock creará una saga de falsos nueves. Los húngaros de los años 50, lo son porque los entrenadores colocan a Puskas y Kocsis, los extremos, por delante. Y luego la tradición: Cruyff hace jugar a Laudrup de falso nueve porque Michels le puso a él de falso nueve. Y Guardiola pone a Messi porque jugó con Laudrup.

Si está todo inventado, desmitifica a todos los entrenadores desde 1945. No, porque el entrenador tiene un tarea brutal de innovación. Cómo se aplica lo inventado. Cómo se entrena. Cómo se ejecuta. La tortilla de patatas está inventada, pero luego viene uno y te hace la deconstrucción.

Martí Perarnau.

/ Zowy Voeten

Usted entiende que hay tres inventos. Tres genios. Una de las conclusiones claras es que los ejes de referencia del juego van cambiando. El primer inventor táctico es el reglamento. Establece las normas: el espacio de ataque tiene más anchura que longitud, y el partido lo gana quien marca más goles. El primer eje son las porterías. Luego aparece Herbert Chapman hacia 1925 e implanta la WM como sistema, aunque hace cosas más importantes, como usar extremos a pierna cambiada, y es quien descubre el valor de los espacios libres. Y en los 80, Johan implanta el tercer gran eje: su universo es el balón.

"La influencia de Guardiola en el fútbol no se ha escrito aún. Es impresionante. Parafraseando a Churchill, nunca tan pocos han influido a tantos"

¿Es Cruyff y no la escuela holandesa? La escuela holandesa, sobre todo, es más movimiento que posición. El Johan entrenador cambia mucho respecto al Johan jugador y lo explica Laureano Ruiz. En sus grandes charlas con Jany van der Veen, su maestro y entrenador de la cantera del Ajax, reafirma una serie de ideas que aplicará como entrenador y convierte el balón en el centro de su universo.

No incluye a Guardiola entre los grandes inventores. Haytres elementos indiscutibles: el reglamento, los espacios y el balón. Luego hay grandísimos entrenadores. Pep está, sin duda, entre los diez mejores de la historia, quizá entre los cinco mejores. Ha habido gente muy buena, buenísima, innovadores de formatear y reformatear las cosas, pero como Pep, muy pocos. La influencia de Pep en el fútbol no se ha escrito aún. Es tremenda, impresionante. Y parafraseando a Churchill, es como Chapman: nunca tan pocos han influido en tantos. Chapman influye en el pensamiento de su tiempo y durante 60 años; la influencia de Pep es bárbara en el Barça, en Alemania y en Inglaterra.

Noticias relacionadas

¿Su vocación futbolera viene de crío? Usted fue atleta de élite. Pero a las 7 años, en la pista de atletismo del Hispano Francés, con Fernando Goywaerts [exjugador del Barça] hacíamos rectas de cien metros pasándonos el balón. Siempre he sido futbolero.

Pero se hizo atleta. Me equivoqué (risas). Hice eso porque no podía hacer lo otro.