FÚTBOL INGLÉS

Guardiola contra el ‘Emptihad’

El técnico del Manchester City respondió a los socios que lamentan sus palabras sobre la poca presencia de público en su estadio

Guardiola se lamenta tras una ocasión fallada por el City.

Guardiola se lamenta tras una ocasión fallada por el City. / Reuters / Carl Recine

3
Se lee en minutos
Pol Ballús

El Manchester City endosó seis goles al RB Leipzig en el estreno de la Champions, en un duelo vibrante de nueve goles que deja a los de Guardiola registrando 17 goles en sus últimos cuatro partidos disputados. Sin embargo, ni los datos ofensivos del City, ni el golazo de Grealish, ni el regreso de De Bruyne al equipo, han sido el tema del día en Manchester. Lo ha sido el Etihad Stadium. O, como le llaman quienes no dudan en hurgar en la herida de la afición ‘citizen’, el ‘Emptihad’, en un juego de palabras que hace referencia a las localidades vacías del estadio.

 Tras ver como sólo se llenaron 38.000 de las 55.000 localidades disponibles, Pep Guardiola intentó animar a su afición para acudir al estadio este sábado. Sus palabras no sentaron bien a buena parte de la masa social del club. Kevin Parker, presidente de la asociación de socios del club, lamentó públicamente las declaraciones de Guardiola. “Creo que no es consciente de la realidad económica de muchos socios. Somos un club con muchos fans de clase obrera. Hacemos lo que podemos, y ver esos comentarios nos afecta. Creo que es el mejor entrenador del mundo, y quizás debería ceñirse sólo a hacer esto”.

Vieja controversia

 El de Santpedor volvió a hablar este viernes en rueda de prensa, donde aludió a una mala interpretación de sus palabras: “No me voy a disculpar. No dije que estuviera decepcionado con la gente que había en el estadio ante el Leipzig. Lo que se interprete, es distinto”.

 “El equipo está cansado y solo pedí a la gente que volvieran a ayudarnos el sábado. Sólo mencioné que necesitamos su apoyo. No importa cuantos vengan, sé que estarán allí”.

La realidad es que no es un debate nuevo en el este de Manchester. La afición del City siempre ha priorizado la Premier League por encima de la Champions. No es inusual ver el campo sin llenar en las noches europeas, algo que Guardiola ya señaló en septiembre de 2016, nada más llegar, tras una goleada al Borussia Monchengladbach con el estadio sin llenar: “Nuestros fans tienen que saber que les necesitamos en la Champions. No podremos hacer nada importante en la competición sin ellos cerca”.

Desde entonces, la discusión ha aparecido de forma recurrente en el entorno del club, algo que nunca ha gustado a los socios. En gran medida, porque alimenta uno de los grandes traumas alrededor del club. Aficiones rivales como las de Liverpool o Manchester United no dudan, en cuanto pueden, en mofarse de los asientos vacíos del Etihad Stadium en las noches europeas, y de la incapacidad para generar la atmósfera de Anfield o Old Trafford en las grandes ocasiones.

"Somos el City"

Noticias relacionadas

Desde la masa social señalan al coste del fútbol como el gran culpable de las bajas cifras de asistencia. El partido ante el RB Leipzig no iba incluido dentro del abono de temporada habitual de muchos socios, que sólo cubre la Premier. Algo que, en cierto modo, despertó la comprensión de Pep: “¿Si los precios dejan a los fans fuera del fútbol? Quizás sí. Todo es muy caro, más tras la pandemia. No sólo el fútbol, también los restaurantes, la vida en general… Me gustaría que el fútbol tuviera los precios adecuados para que los fans pudieran venir siempre, pero no estoy involucrado en esto. Hice un comentario inocente el miércoles y mira lo que ha pasado”, reflexionó, consciente del impacto de sus palabras, para añadir: “Entiendo totalmente que la gente que se lo puede permitir, viene. Y la que no, no. Nunca les he exigido más de lo que pueden”.

“Somos el City, y estamos orgullosos de serlo. He aprendido la historia de este club, cuando estábamos en divisiones inferiores… No quiero ser como el United, o como el Liverpool. Ni como el Bayern, ni como el Barcelona. Somos lo que somos. Y me gusta”, defendió Guardiola, intenso ante la recurrente polémica, que zanjó afirmando: “Si soy un problema para los fans, daré un paso al lado. Pero desde que llegué aquí y para siempre, yo soy uno de los suyos”.