REENCUENTRO EMOCIONANTE

Cristiano Ronaldo viste de gala el ‘Teatro de los Sueños’

Cartel en Old Trafford con Cristiano y Varane destacados.

Cartel en Old Trafford con Cristiano y Varane destacados. / Martin Rickett / Dpa

3
Se lee en minutos
Pol Ballús

El fin de semana en Inglaterra tiene un nombre y es el de Cristiano Ronaldo. La Premier League aguarda encantada el regreso del astro portugués, aunque quien más se frota las manos es el Manchester United en general, y la familia Glazer en particular. En Old Trafford, no han escatimado en esfuerzos para hacer de este sábado uno de los momentos más trascendentes de lo que queda de temporada.

 Tras anunciarse el fichaje en las últimas horas del mercado de fichajes, los diablos rojos no han parado. Hace nueve días empezaron con el anuncio del dorsal: Cristiano seguirá siendo 'CR7' después que Edinson Cavani le cediera el número, o lo soltara empujado por las inevitables presiones del marketing. Al día siguiente, decenas de personas hacían cola en la tienda del club.

Aficionados pasan por delante del anuncio del regreso de Cristiano.

/ Oli Scarff / Afp

"Me gustaría ser titular, voy a presionar y dar motivos a Solskjaer para ello”

Cristiano Ronaldo

Ronaldo adelantó su regreso de la selección portuguesa para aterrizar en Manchester el pasado viernes. El martes se presentó en Carrington, ciudad deportiva del United, para saludar a Ole Gunnar Solskjaer y participar en su primer entrenamiento. El miércoles firmó su nuevo contrato. El jueves lo llevaron a Old Trafford, donde procedió a una sesión de fotos y dejó sus primeras palabras. Este viernes seguía habiendo colas en los aledaños de Old Trafford antes de las 10 de la mañana, hora de apertura de la tienda del club.

En resumen: el fenómeno Cristiano no ha cesado ni un día, y este sábado llega el plato fuerte. El portugués dejó claro que no quiere medias tintas: “Me gustaría ser titular, voy a presionar y dar motivos a Solskjaer para ello”. El técnico noruego respondió, pero no reveló su plan: “Va a estar sobre el campo en algún momento, esto os lo puedo asegurar”.

Cristiano llega con su coche a Carrington, sede de la ciudad deportiva del United.

/ Paul Ellis / Afp

 Su redebut en la Premier será el regreso más prolongado de la historia de la liga. Nadie ha vuelto a la competición 12 años y 118 días después de su último choque. Con todas las luces que ha generado la vuelta de Cristiano, Inglaterra no ha eludido su mayor sombra. The Guardian, The Independent o The Athletic han sido algunos de los medios que han recordado el estado de las acusaciones por violación sobre Ronaldo. Los hechos, que sucedieron en 2009, en Las Vegas, siguen aún pendientes de una resolución final en los tribunales.

Una historia para los Glazer

La vuelta de Cristiano, sin embargo, es demasiado bonita como para no ser contada con orgullo desde un club necesitado de ídolos. Y sobre todo, también, para los Glazer. La familia propietaria del Manchester United, ha tenido en Cristiano Ronaldo la única noticia positiva bajo su reinado en el último lustro. Después de sufrir invasiones de campo y protestas exigiendo su cabeza tras el fiasco de la Superliga europea, los americanos han conseguido generar una historia a su favor.

Cartel en la tribuna principal de Old Trafford, el estadio del Manchester United.

/ Martin Rickett / Dpa

Noticias relacionadas

Fuentes del club inglés admiten que el United abordó el fichaje de Cristiano tan sólo cuando se dio cuenta que iba a fichar por el Manchester City. Ronaldo estaba desesperado por unirse al proyecto de Guardiola, y así lo hizo constar al entorno de los celestes. Mientras estos pedían tiempo por hacerle hueco, aparecieron los Glazer con una oferta en firme, instantánea y superior a la de los vecinos. Luego llegó el protocolo, la llamada de Sir Alex Ferguson a su ahijado y una buena solución para todos: Ronaldo salía de su infierno en la Juventus, el United evitaba que su último héroe cambiara de bando.

 La imagen de Cristiano Ronaldo ya preside la fachada principal del Teatro de los Sueños, imponente, evitando que alguien se pregunte si CR7 era el futbolista que necesitaba el United. Realmente porque a día de hoy esto es secundario: tener la opción de un final feliz, a veces, puede hacer que todo valga la pena.