COMPLETARÁ A LA ACTUAL DANI JARQUE

El Espanyol invertirá 20 millones de euros en una segunda ciudad deportiva

  • El club blanquiazul, una de las entidades con mejor cantera del mundo, quiere que el nuevo complejo esté en Cornellá, lo más cerca posible del RCDE Stadium

  • La entidad de 'Mr. Chen' aprovechará una cuarta parte de los 80 millones de euros que recibirá del acuerdo LaLiga-CVC para poner en marcha su proyecto

Partido de fútbol base del RCD Espanyol en la Ciutat Esportiva Dani Jarque en Sant Adrià.

Partido de fútbol base del RCD Espanyol en la Ciutat Esportiva Dani Jarque en Sant Adrià. / JORDI COTRINA (EPC)

5
Se lee en minutos
Emilio Pérez de Rozas
Emilio Pérez de Rozas

Periodista

ver +

Muchos lo creen quieto, tapado, conservador, discreto, tradicional. Otros lo juzgan, tras un año en Segunda División, como un recién ascendido a Primera. Los hay que lo califican como el club de 'Mr. Chen’, como Daniel Sánchez Llibre llama, cariñosamente, al dueño chino Chen Yansheng. Pero lo cierto es que el RCD Espanyol de Barcelona, sito en Cornellá-El Prat, es un club inquieto, que no para de crecer y que no cesa de vivir intensamente su presente y planear, lo mejor posible, su futuro, a corto y largo plazo.

Los que saben de fútbol, mejor aún, los que viven de la industria del fútbol, como Javier Tebas, presidente de LaLiga, suele llamar al balompié, aseguran, con datos en la mano y con enorme contundencia, que “si definimos potencial como la diferencia entre lo que, en estos momentos, es el club y lo que puede ser, el Espanyol es uno de los tres clubs españoles con mayor potencial de crecimiento”.

Un equipo de canteranos

Es por ello que el Espanyol es uno de los clubs con mejor cantera del mundo y, sobre todo, con la idea más clara de cómo ha de ser su presente y futuro y de dónde han de salir los futbolistas que luzcan su camiseta. En ese sentido, jugando con los nombres que han surgido de esa valoradísima y fructífera Ciudad Deportiva Dani Jarque, la cuna del españolismo, hay quien ha construido un equipo de pequeños pericos: Pau López (Roma); Pol Lirola (Fiorentina), David López (Espanyol), Eric Bailly (Manchester United), Aarón (Mainz 05); Joan Jordán (Sevilla), Marc Roca (Bayern de Múnich); Sergi Darder (Espanyol), Melendo (Espanyol), Cucurella (Brighton); y Gerard Moreno (Villarreal).

No se trata de un juego, se trata de certificar que la Dani Jarque, en Sant Adrià de Besòs, no tiene nada que envidiar a La Masia, ‘La Fábrica’ del Real Madrid, Lezama, Mareo y tantas otras cunas de jóvenes futbolistas con proyección. Es más, el Espanyol que, recientemente, fue campeón de Segunda División y logró brillantemente el ascenso a Primera, tenía el 52% de jugadores de casa (14 futbolistas de 27). Ese es el gran valor de la actual Ciudad Deportiva, que seguirá acunando y meciendo a niños con futuro.

Y, no solo eso, este año nueve jóvenes han entrado ya en dinámica de primer equipo con Vicente Moreno: Joan García, Gregori Gràcia ‘Gori’, Aleix Gorjón, Omar El Hilali, Jofre Carreras, Antoniu Roca, Ángel Fortuño, Nabil Touazi y Alejandro Pérez. Hay que tener en cuenta que el Espanyol B tiene una media de edad de 19,31 años.

Inyección económica

No hay duda de que la pandemia, el covid-19 y la crisis económica que afecta a todo el mundo ha provocado un montón de desajustes en las cuentas de los clubs de fútbol, de ahí que los gestores blanquiazules, que jamás han dejado de mimar su cantera, estén preparando ya un plan de choque para dar un salto cualitativo y cuantitativo en el sector donde nunca han dejado de ser líderes: el fútbol base, la cantera, sus infraestructuras deportivas. No en vano son de los pocos clubs que poseen un estadio propio espectacular y una ciudad deportiva modélica.

Padres mirando un entrenamiento de fútbol femenino del Juvenil A del RCD Espanyol en el exterior de la Ciutat Esportiva Dani Jarque

/ JULIO CARBO

Pero el Espanyol quiere más y por eso tiene en mente, ya muy adelantado, un plan inversor importante utilizando buena parte de los 80 millones de euros que, más o menos, considera que le corresponderán en el acuerdo LaLiga-CVC. De esos 80 millones, el club propiedad de Mr. Chen piensa invertir unos 20 millones en la creación de una segunda ciudad deportiva, a poder ser en terrenos que ya tiene controlados en Cornellá, lo más cerca posible del RCDE Stadium, ya que, dadas las enormes limitaciones de Sant Adrià de Besos, le resulta imposible ampliar la Dani Jarque, que seguirá siendo vital.

Es evidente que la inyección de 80 millones de euros, procedentes de LaLiga, servirá para otras muchas cosas como, por ejemplo, poner en marcha una experiencia VIP’S en el estadio, conseguir una unidad eléctrica más potente en ese recinto y aumentar los ingresos ordinarios con nuevas ideas y propuestas. Pero, tal y como obliga el acuerdo con LaLiga, el Espanyol ha decidido utilizar una cuarta parte de ese dinero en la compra de nuevos terrenos en Cornellà y la construcción de una segunda ciudad deportiva, imprescindible para compartir toda la actividad deportiva y formativa con la Dani Jarque.

Dos instalaciones a tope

Según ha podido saber EL PERIÓDICO, al staff ejecutivo de 'Mr. Chen' le hubiese encantado estudiar y hacer realidad el sueño de una macro y nueva ciudad deportiva, con nueve o diez campos de fútbol, pero esa idea, de momento, está aparcada, aunque no descartada, porque nadie en el club quiere conflictos con los ayuntamientos de Cornellà de Llobregat y Sant Adrià de Besòs.

Noticias relacionadas

Todo parece indicar que el Espanyol ya tiene controlados algunos terrenos y, posiblemente, hasta apalabrada su compra, alrededor de su estadio. La nueva ciudad deportiva vería reducida su capacidad a cuatro o cinco campos, uno de ellos se intenta que sea un coqueto y funcional ‘miniestadio’ para que en él jueguen sus partidos el filial y el femenino.

La nueva instalación compartiría toda la actividad profesional, del filial, femenino, de cantera y escuela formativa con la actual Dani Jarque. Entre ambas se podría aumentar, incluso, la ampliación de la escuela ya más comercial y actividades tipo campus y otras líneas de negocio como acuerdos de formación con otros clubs extranjeros, tanto a nivel de adiestramiento de jóvenes promesas como cursos de formación de entrenadores, que, en estos momentos, solo pueden acudir a cuenta gotas a Sant Adrià. El aumento de ese tipo de actividades supondrán importantes ingresos para el Espanyol.

Temas

Espanyol