Mercado de locura

Cristiano se va de la Juventus y vuelve al Manchester United 12 años después

El delantero portugués comunicó a su equipo que no jugaría más antes de postularse por volver a Inglaterra, coqueteando incluso con el City

Cristiano Ronaldo, en el calentamiento del último partido.

Cristiano Ronaldo, en el calentamiento del último partido. / EFE

4
Se lee en minutos
Pol Ballús

Cristiano Ronaldo vuelve donde se hizo grande. Lo hace quizás cuando y como menos se esperaba: con 36 años y de la mano del que fuera un excompañero suyo de vestuario. El Manchester United se tuvo que agarrar en 2018 a un bote salvavidas llamado Ole Gunnar Solskjaer. El que fuera apodado ‘asesino con cara de angel’ cuando ejercía de delantero revulsivo en Old Trafford no tenía ni experiencia, ni decálogo táctico para dirigir al club más lustroso de Inglaterra. Su nombre llevaba tan solo un baluarte, exactamente lo único que la entidad pedía a gritos: fidelidad al pasado, al legado de Sir Alex Ferguson, a la época en la que el United era el United.

Dos años y 251 días después de debutar en el banquillo de los diablos rojos, Solskjaer hace creer a la afición que hay luz al final del túnel. Lo consigue sin ningún título, pero seduciendo a un ahijado de Alex Ferguson, y uno de los grandes mitos de Old Trafford. Cristiano Ronaldo vuelve al Manchester United. El último servicio del portugués, 12 años después de salir hacia Madrid. CR7 regresa donde nació su leyenda. La cadena televisiva BBC informó que el United pagará 15 millones de euros y 8 más en variables a la Juventus.

El delantero se plantó en Turín y su agente empezó a buscar una salida en la Premier

Un culebrón con el City por medio

El fichaje tiene todos los ingredientes, incluyendo un culebrón con múltiples giros de guion en el que frustraron las intenciones de sus vecinos, el Manchester City. El conjunto de Guardiola, que en los últimos cursos ha agrandado los traumas del United, se había apuntado a la carrera por el luso. No les dio tiempo a llegar: la reacción de los diablos rojos al ver que el ‘7’ estaba en el mercado lo fulminó todo unas últimas horas difíciles de relatar, frenéticas en Manchester.

Empezaremos por el principio. El nombre de Cristiano Ronaldo y su disgusto en Turín llegaron con firmeza a Manchester hace alrededor de una semana. Fue cuando Jorge Mendes, agente del jugador, se plantó en la ciudad para resolver varios frentes abiertos que tenía con el Manchester City. Entre ellos, el futuro de Bernardo Silva.

CR7 esperaba la respuesta del City, que estudiaba su fichaje tras la renuncia de Harry Kane, y el United reaccionó con rapidez

Mendes prácticamente se instaló en la City Football Academy, donde entrenan a diario los de Guardiola. Allí es donde dejó caer las últimas noticias sobre Cristiano. En el City primero se recibieron con cierta duda, centrados todavía en el fichaje de Harry Kane como prioridad. A los pocos días, el delantero inglés activó sin saberlo otra fase del culebrón.

La renuncia de Kane y el deseo de Cristiano

El capitán del Tottenham anunció en sus redes sociales que había decidido quedarse en Londres, renunciando al interés del Manchester City en su fichaje. A poco más de una semana para el fin del mercado, los de Guardiola seguían sin delantero, su gran prioridad para reforzar el equipo. Necesitados de un goleador tras la marcha del Kun Agüero, Cristiano Ronaldo no parecía una opción tan descabellada.

Cristiano Ronaldo.

/ EFE

El portugués estaba desesperado por salir de Turín. Así lo hizo constar a su agente, e incluso a gente cercana al Manchester City. Sin embargo, celestes y jugador nunca llegaron a un acuerdo. Básicamente por un motivo: en el City debían dejar salir antes de entrar. El club tenía que asegurar alguna venta para dar hueco a Ronaldo. Algo por lo que necesitaban tiempo, y valorar todas las opciones. Cristiano estaba dispuesto a esperar. No le quedaba otra.

Con este contexto se llegó al pasado jueves. Mendes voló hacia Turín para transmitir el interés de Inglaterra en Cristiano, sin poner ninguna oferta sobre la mesa. Aquella misma noche, y viendo como el City tanteaba al portugués, apareció el Manchester United.

Cristiano Ronaldo felicitado por su entrenador en la Juve, Massimiliano Allegri

/ ALESSANDRO DI MARCO

Rechazo a la Juve

Noticias relacionadas

Los diablos rojos no contaban con realizar ningún otro fichaje este verano, tras haber firmado a Jadon Sancho y Raphael Varane. Pero el cartel de Ronaldo era demasiado tentador y Solskjaer, consciente de la necesidad de restaurar la mentalidad ganadora en su club, dio su bendición para lanzar la ofensiva. El Manchester United no sólo comunicó a Mendes su voluntad de estar en la pelea, sino que estaban dispuestos a cerrarlo al instante.

Música para los oídos de Cristiano. Su desesperación por dejar la Juventus llegó hasta tal punto que este viernes comunicó la voluntad de no ponerse de nuevo la camiseta bianconera. Massimiliano Allegri lo confirmó en rueda de prensa. Se subió a su ‘jet privado’ y se marchó con una urgencia que el United fue capaz de sofocar con el relato perfecto: el regreso de un mito.