PRESENTADO EN PARíS

Sergio Ramos: "El PSG es donde quiero estar"

El defensa dice ser "un aventurero" tras salir contra su voluntad del Madrid y destaca que, al fin, podrá jugar con Neymar y Mbappé

Sergio Ramos, en una imagen promocional del PSG con la camiseta.

Sergio Ramos, en una imagen promocional del PSG con la camiseta.

1
Se lee en minutos
Joan Domènech

¿Qué habrá dicho Florentino Pérez de Sergio Ramos en las largas e interminables conversaciones para renovar el contrato? No solo ahora, sino desde la anterior vez (2019), cuando el defensa pregonó que tenía una oferta de China y amagó con irse. Continuó. Pero dos años más tarde, el presidente del Madrid no ha picado y ha dejado marcharse al futbolista sin ampliar el contrato, ni mucho menos mejorarlo.

«El PSG es donde quiero estar, vengo al equipo idóneo», proclamó Sergio Ramos en su primera comparecencia pública tras ser presentado online por el club y participar en el primer entrenamiento. El excapitán del Madrid no quiso mirar atrás y revivir su marcha del club, sino que trató de poner en valor la nueva etapa en París.

Mauricio Pochettino y Sergio Ramos, en las instalaciones del PSG.

/ PSG

Noticias relacionadas

«Soy un aventurero» decía quien ha pasado 16 años en el Madrid, «y mi prioridad era el proyecto deportivo», añadió sobre el PSG, que la pasada temporada empeoró los resultados, al no ganar la Liga y caer en las semifinales de la Liga de Campeones (había sido campeón y finalista en la anterior). 

Ese proyecto deportivo, en el que lucirá el 4, cedido gentilmente (o no) por el alemán Thilo Kehrer, consiste también en jugar con Neymar y con Kylian Mbappé, dos futbolistas a los que el Madrid ha perseguido para llevarlos al Bernabéu. Jugar con Lionel Messi en París será imposible. A Mbappé le recomendaría fichar por el Madrid en un futuro. «Pero ahora lo quiero en mi equipo. Quiero ganar y para ello quiero que estén los mejores a mi lado». Y si algún día le toca enfrentarse al Madrid, adelantó que no celebraría un gol, aunque aún siente nostalgia por haberse marchado sin desearlo.