Rayo-Girona, 1-2

Paso de gigante del Girona para ascender a Primera

El conjunto gerundense subirá a Primera si gana o empata el domingo que viene en Montilivi

Los jugadores del Girona celebran el segundo tanto marcado en Vallecas.

Los jugadores del Girona celebran el segundo tanto marcado en Vallecas. / GIRONA FC

3
Se lee en minutos
Carles Rosell

Ejercicio de fe del Girona. Hubo de todo en Vallecas, pero el 1-2 deja al conjunto catalán un poco más cerca de la Primera División. Supo corregir un principio para el olvido, remontando el tanto inicial de Isi Palazón con zarpazos de Franquesa y Sylla. Llegó a marcar un gol más cada equipo, pero ni el tanto de Bustos, ni tampoco el de Pozo, acabaron subiendo al marcador. El VAR y el criterio del colegiado, Pulido Santana, no dejaron contentos a nadie.

Probó de su propia medicina el Girona. Superado en todas las líneas, en un abrir y cerrar de ojos se vio por debajo en el marcador. El Rayo iba a mil revoluciones, le ganaba todos los duelos y tenía entre ceja y ceja la portería contraria. Así se acumularon las llegadas hasta el gol de Isi Palazón. Un zapatazo a la escuadra resolvió un barullo en el área, en el que Cristóforo no supo mandar a la luna un balón que había rechazado Juan Carlos a tiro de Fran García. Álvaro buscaba el segundo con un buen tiro que salvó el portero, al que se le acumulaba el trabajo.

El Girona toca el balón

Tampoco funcionaba el centro del campo y cuando la maquinaria se empezó a engrasar, el marcador ya era adverso y el rival jugaba con toda la comodidad del mundo. A la que dejó de pisar el acelerador el Rayo, se puso a tocar y tocar el Girona, que no encontraba la manera de hacer daño a su rival. Hasta que apareció Sylla. En el 41 luchó hasta el límite y le robó la cartera a Saveljich en el área. Cedió el balón para la entrada de Franquesa, que fusiló a Luca Zidane. La locura se desataba pocos minutos más tarde. Gumbau ganaba metros y su zurdazo impactaba con el hombro de Bustos. Lo suficiente para desviar la trayectoria de la pelota, que se acabó colando. Para rizar el rizo en un final del primer tiempo alocado, Pulido Santana anuló el tanto y se armó la revuelta.  

Mejoría en la segunda parte

Regresó del descanso el equipo de la mejor manera posible. Sylla rubricó una jugada de ensueño con un tanto en el que Luca Zidane podría haber hecho mucho más. Con el 1-2 se le abrió el cielo al Girona, que jugó a placer durante muchos minutos mientras el Rayo intentaba entender que es lo que había pasado. Entraron Stuani y Terrats.

Los locales fueron despertando y ganando terreno. Trejo lo probó con un disparo que impactó en el lateral de la red. Un aviso pero no era el mismo Rayo del inicio. Los minutos pesaban y el resultado apretaba, por un lado y por el otro. El susto llegó al final. En el 88 Pozo, que acababa de entrar, marcó pero Pulido Santana, a instancias del VAR, anuló el tanto por un fuera de juego previo. Respiró el Girona, que le tocó luchar con uñas y dientes por un resultado que tendrá que defender en Montilivi. 

La ficha del partido

Rayo: Luca Zidane, Advíncula, Saveljich, Catena, Fran García, Óscar Valentín (Ulloa 80’), Santi Comesaña, Isi (Andrés Martín 80’), Álvaro (Pozo 87’), Qasmi (Bebé 60’) y Óscar Trejo.

Girona: Juan Carlos, Yan Couto (Calavera 75’), Santi Bueno, Juanpe, Arnau Martínez, Franquesa, Cristóforo (Terrats 64’), Monchu, Gumbau (Ibrahima Kébé 75’), Nahuel Bustos (Stuani 64’) y Sylla (Valery 81’).

Goles: 1-0 . Minuto 5, Isi.1-1. Minuto 40, Franquesa. 1-2. Minuto 46, Sylla. 

Árbitro: Juan Luis Pulido Santana (colegio canario). 

Noticias relacionadas

Tarjetas: Samu Sáiz (45’), Trejo (51’), Cristóforo (60’), Juan Carlos (68’), Arnau Martínez (75’), Bebé (97’)

Estadio: Vallecas. 1.500 espectadores.

Temas

Girona FC