ESPERANDO AL CHELSEA O AL MADRID

Guardiola vuelve a la final de la Champions diez años después

El técnico catalán, que disputó y ganó dos finales con el Barça (2009 y 2011), consigue con el City lo que no logró con el Bayern: llegar a la última estación. Y lo ha hecho invicto en la competición, con 11 victorias y un solo empate.

Guardiola, pensativo, durante el partido.

Guardiola, pensativo, durante el partido. / Peter Powell / Efe

Se lee en minutos

No hubo quinto malo. Al quinto intento con el City, Pep Guardiola metió a su equipo en la primera final de la Champions de su historia. Una larga travesía ha necesitado el club celeste para acariciar la cima del fútbol, el lugar al que se supone que debe llegar por la inversión que realiza. Bastante más corta ha sido la de Guardiola. Diez años han transcurrido hasta que el genio de Santpedor ha reaparecido en la finalísima de la Champions. Se despidió en 2011 con su segundo título y vuelve en 2021 con la expectativa de obtener el tercero y empatar así con Carlo Ancelotti y Zinedine Zidane.

Tal vez Guardiola piense que ha necesitado una eternidad en volver al escenario que le resultó tan familiar en el Barça (dos finales y dos títulos en cuatro temporadas). El fútbol le ha demostrado el esfuerzo que cuesta, aunque haya excepciones como las de Marcelo Lippi, Fabio Capello y Zidane, que afrontaron tres seguidas.

"La gente cree que es fácil llegar a la final, que porque lo lograste en el pasado va a ser así cada año, y no es así", explicaba Pep Guardiola esbozando la sonrisa que tardó diez años en repetir, pensando en su interior, cuánto le ha costado a él, sin poder lograrlo con el Bayern y "al cabo de cinco años" con el City,.

Los jugadores del City celebran uno de los goles de Mahrez.

/ AFP

La gente cree que es fácil llegar a la final, que porque lo lograste en el pasado va a ser así cada año, y no es así"

Pep Guardiola / Entrenador del City

El refrendo sin Messi

A Guardiola le reclamaban el refrendo de llegar a la última estación sin Messi, como si su valía estuviera depositada en las botas del astro -Leo solo ha jugado una final europea sin Pep– y lo ha conseguido. Un logro más en una carrera espectacular que le ha conducido a ser el tercer técnico del fútbol con más títulos conquistados, solo por detrás de sir Alex Ferguson (49) y Mircea Lucescu (32). Puede que, a los 50 años, iguale al veterano entrenador rumano (75 años) en unas semanas. Tiene a tiro la Champions, y mucho más próxima la Premier League.

El próximo sábado será campeón si vence al Chelsea. En todo caso, solo necesita una victoria en cuatro partidos, siempre que el rival ciudadano, el United, gane los cinco que debe disputar. Conquistó 14 títulos con Messi en el Barça y ha sumado 16 sin él. No se quedó parado en el camino. Y cuando le detuvieron, después volvió a caminar. 

Kyle Walker escupe el agua en la fría noche de Manchester.

/ Phil Noble / Reuters

Noticias relacionadas

 Los tres grandes españoles le eliminaron en la semifinal durante su etapa en el Bayern (13-16) y Mónaco, Liverpool, Tottenham y Lyon, le frenaron en octavos y cuartos de final las últimas temporadas. Pero el PSG, otro club neo rico como el suyo, sucumbió en los dos partidos al ímpetu del City, invicto en la competición: once victorias y un empate.

Solo el Oporto aguantó el tipo ante un equipo que juega sin delantero centro, los dos (Gabriel Jesus y Kun Agüero) sentados en el banquillo hasta el tramo final, sobrante, con el PSG desquiciado y urgido, otro año más, de una nueva inversión millonaria.