PSG-1 MANCHESTER CITY-2

El City conquista París

  • Marquinhos adelantó al PSG en un córner y la reacción del once inglés llegó en la segunda mitad

  • Primero mejoró el juego 'citizen' y luego llegaron los goles de De Bruyne y Mahrez

  • Pochettino no picó el anzuelo de Guardiola en la fase inicial y luego no tuvo respuesta al segundo retoque de su colega

Riyad Mahrez corre a celebrar el gol que anotó por delante de De Bruyne y Zinchenko.

Riyad Mahrez corre a celebrar el gol que anotó por delante de De Bruyne y Zinchenko. / Anne-Christine Poujoulat ( Afp)

Se lee en minutos

La primera semifinal de Pep Guardiola con el City puede ser también la primera final del City en la Champions, con y sin Guardiola. El cuadro celeste dio una zancada, más que un paso, en su pretensión de llegar a la última estación de Estambul con un gran triunfo sobre el PSG, que quedó conmocionado cuando creyó que se enfrentaba a un igual. Y no es así. Aún es más equipo el City que el PSG y el marcador lo refrendó.

Mbappé y Neymar no aparecieron en la noche que debía entronizarles o, cuando menos, que les reclamaba una actuación decisiva. Fueron fuegos artificiales con ruido y color sin causar ningún daño en el rival. Marcó Marquinhos en un córner en un despiste impropio, también, de un equipo que pretenda ser campeón de Europa, pero que supo reaccionar como los aspirantes cualificados. Con juego primero, y con goles después.

El marcador y el discurrir del partido amplió el triunfo del City a los banquillos. Guardiola ganó la partida a Pochettino por las decisiones que tomó el catalán y el silencio del argentino, que no supo contrarrestar los retoques introducidos por su colega en el descanso. 

No picó Pochettino en el anzuelo que le tiró Guardiola en el inicio, al presentar un equipo sin delantero centro ni real ni figurado. Si pretendía sacar de zona Marquinhos y Kimpembe, no lo logró; si el objetivo era irrumpir por sorpresa, tampoco hubo ninguna llegada de los suyos producto de algún robo. Ni de Gündogan, demasiado atrasado junto a Rodri, ni de De Bruyne, a quien llegó poco juego. Mahrez y Foden, abiertos en la bandas, fijaron a los laterales, pero en la construcción estática intentaba colarse Bernardo Silva, que permaneció invisible para sus compañeros.

De Bruyne prueba un acrobático disparo a la portería de Keylor Navas.

/ Anne-Christine Poujulat (Afp)

Dominio sin intimidación

Solo dos robos a consecuencia de la voluntad constructiva del PSG generaron las mejores ocasiones del City, que pudo empatar el gol de Marquinhos –lamentable despiste de Gündogan, que le dejo escapar, y de Rodri que ni le vio– mediante Foden cerca del descanso, en un tiro que le salió muy centrado e inofensivo. Dominó el City sin intimidar ni preocupar, muy lejos del área parisina. Fue mucho más imprevisible el cuadro francés por la libertad que tenían Neymar y Mbappé, las referencias en la transición al ataque.

Los dos quedaron liberados de defender (Di María completaba la línea de cuatro centrocampistas). Siempre había defensas azules vigilantes, pero las dos estrellas del PSG no esperaban en su zona a que les llegara la pelota como los demás, sino que supieron acudir a zonas libres. Era el anticipo del problema, porque si se giraban y echaban a correr, solo podían ser derribados con faltas. Así fue.

Mbappé conduce un ataque en presencia de Stones y Ruben Dias.

/ Yoan Valat (Efe)

Roja a Ngueye

Estaba obligado Guardiola a reformular su idea, no tanto por el resultado como por el juego improductivo de su equipo, y adelantó a Bernardo Silva y De Bruyne para que hubiera futbolistas por delante del balón. El ritmo fue más alto lo que permitió al City ir empujando poco a poco la línea defensiva parisina, muy adelantada y cómoda hasta entonces.

A ese cambio no estaban preparados los jugadores del PSG ni Pochettino, porque no hubo reacción desde el banquillo y la que hubo sobre el césped reveló la impotencia que sentían ante la falta de una respuesta que nadie tenía. En seis minutos vieron tres tarjetas gratuitas: Paredes por desplazar el balón después de señalarse la falta que supuso el 1-2; Neymar por una patadita a Ruben Dias sin balón y Ngueye vio la roja por una entrada criminal sobre Gündogan. Paredes y Kimpembe se abrieron en la barrera para que el City viera la final de Estambul.

Ficha técnica

PSG: Navas (4); Florenzi (6), Marquinhos (7), Kimpembe (6), Bakker (7);Ngueye (4), Paredes (5); Di María (6), Verratti (6), Neymar (6); Mbappé (6).

Técnico: Mauricio Pochettino (6).

Cambios: Danilo (s. cc) por Di María (m. 80); Ander Herrera (s. c.) por Paredes (m. 83).

Manchester City: Ederson (6); Walker (6), Stones (6), Ruben Dias (7), Cancelo (6); Rodri (6), Gündogan (6); Bernardo Silva (5), De Bruyne (7); Mahrez (6), Foden (6).

Técnico: Pep Guardiola (7). Cambios: Zinchenko (6) por Cancelo (m. 61).

Goles: 1-0 (m. 15), Marquinhos peina libre de marcaje un córner lanzado por Di María. 1-1 (m. 64) De Bruyne lanza un centro que no remata nadie y Navas reacciona tarde. 1-2 (m. 71) Mahrez transforma una falta con un tiro que se cuela entre la barrera.

Árbitro: Felix Brych (), alemán.

Noticias relacionadas

Tarjetas: Cancelo (m. 30), Paredes (m. 70), Neymar (m. 73)

Estadio: Parque de los Príncipes.