CRISIS EN EL FÚTBOL

La UEFA anuncia sanciones a los clubs que apuesten por la Superliga

  • El ente futbolístico europeo se adelanta al inminente anuncio de la creación de la nueva competición que promueven 12 grandes clubs

  • Habría multas de 30 a 50 millones para los disidentes, entre quienes están los principales equipos de Inglaterra, España e Italia

  • Barça, Real Madrid y Atlético forman parte del grupo fundador, junto con United, City, Liverpool, Arsenal, Tottenham y Chelsea más Inter, Milan y Juventus

Wijnaldum dispara a la portería de Courtois ante Militao en el Liverpool-Madrid de Anfield.

Wijnaldum dispara a la portería de Courtois ante Militao en el Liverpool-Madrid de Anfield. / Afp

Se lee en minutos

Es absolutamente anormal que la UEFA emita un comunicado posicionándose sobre algo que no ha sucedido y aún es más absolutamente insólito que lo dé a conocer un domingo por la tarde. Una señal de que algo verdaderamente grave está sucediendo, aunque oculto a ojos de los aficionados. Y es el inminente anuncio de la creación de la Superliga europea que apadrinan los grandes clubs. La UEFA ha querido anticiparse con amenazas tratando de disuadirles de la ruptura y adelantando las consecuencias que sufrirían.

La UEFA se ha unido a las federaciones de España, Inglaterra, España y a sus respectivas Ligas profesionales para expresar su unión y su frontal rechazo al "cínico proyecto" de la "llamada Superliga cerrada" que pretenden impulsar algunos clubs ingleses, españoles e italianos a los que no cita. Pero sabe cuáles son.

Real Madrid y Manchester United, según aseguraban The Times y The New York Times, son los cabecillas de la revuelta y a quienes acompañan Liverpool, Chelsea, Tottenham, Manchester City y Arsenal, Barcelona, Atlético y Juventus, Milan e Inter. Son los 12 clubs fundadores. Pero habrá otros que, de momento, permanecen en la sombra.

Acusación de egoísmo

El proyecto, entiende la UEFA, "se fundamenta en el interés propio de unos pocos clubs en un momento en el que la sociedad necesita más que nunca la solidaridad". El ente europeo, destaca y agradece "especialmente a los clubes francés y alemán, que se han negado a inscribirse".

Emmanuel Macron, el presidente de Francia, se solidarizó con las instituciones, respaldando la postura adoptada presuntamente por los clubs del país. No obstante, el Paris Saint Germain, sería uno de los participantes de la Superliga. Macron rechaza la competición "que amenaza el principio de solidaridad y mérito deportivo" y anuncia su respaldo a las medidas que se tomen "para proteger la integridad de las competiciones federales, ya sean nacionales o europeas".

La respuesta de Javier Tebas, presidente de LaLiga fue mucho menos elegante: "Al fin van a salir del "bar de las cinco de la mañana", de la "clandestinidad", los "gurus" de la superliga de "powerpint", embriagados de egoísmo e insolidaridad", escribió en un tuit.

Todas las medidas de castigo

"Consideraremos todas las medidas a nuestro alcance, a todos los niveles, tanto judiciales como deportivos, para evitar que esto suceda. El fútbol se basa en las competiciones abiertas y el mérito deportivo; no puede ser de otra manera", afirma la UEFA, que cuenta con el amparo de la FIFA y las otras confederaciones de fútbol mundiales de secundar esas sanciones.

Noticias relacionadas

Según algunas informaciones, el castigo sería económico para los clubs, de 30 a 50 millones de euros procedentes de los derechos de televisión de la Champions, además de la prohibición de participar en ninguna competición nacional o internacional. Los jugadores tendrán vetada su convocatoria a las selecciones nacionales.

"Este persistente interés propio de unos pocos ha estado ocurriendo durante demasiado tiempo", concluye el comunicado de la UEFA, que apela también a "todos los amantes del fútbol, seguidores y políticos", a que se muestren contrarios a la Superliga "si se anunciara". Está previsto que se dé a conocer este domingo.