LA SENSACIÓN DE LA TEMPORADA

La meteórica carrera de Pedri

El centrocampista del Barça hace su primera aparición con la absoluta en la última media hora frente a Grecia

El futbolista canario es el sexto debutante más joven de la historia de la selección: por delante están Ansu y Bojan

Pedri, enfadado, en un lance del partido empatado ante Grecia.

Pedri, enfadado, en un lance del partido empatado ante Grecia. / Jon Nazca / Reuters

Se lee en minutos

Hace un año, Pedri González se encerraba en casa, como millones de personas en el planeta, entre el miedo y la incertidumbre. Se encerraba, además, digiriendo el malhumor por haber encajado un 4-0 del Sporting de Gijón, en el último partido de Segunda División antes del confinamiento. Jugaba Pedri en el Las Palmas. Había disputado 26 partidos y había debutado, con 17 años, en la selección sub-19 en un amistoso ante Dinamarca. 

Anoche debutó con la absoluta. Cumplidos los 18 el pasado 25 de noviembre. Y en un duelo oficial, clasificatorio para el Mundial-2022. Juega en el Barça, y suma ya 42 partidos a las órdenes de Ronald Koeman. En Primera. Ha participado en la Champions, y en unos días disputará la final de Copa.

Alba y Busquets, suplentes

Un vuelco ha experimentado la vida de Pedro González, un adolescente de Tegueste (Tenerife), que ha pasado de ser una promesa que despuntaba a ser un titular fijo en el Barça y firme aspirante a participar en la Eurocopa antes del Mundial de Catar, en el camino que iniciaba España en su encuentro frente a Grecia. Con sus 18 años y 120 días se convirtió en el sexto debutante más joven de la historia. Por delante le precedieron Ansu Fati (17 años y 308 días) y Bojan Krkic (18 y 13 días).

Su vida corre con la misma velocidad con que mueve la pelota en el césped. Lo que quería Luis Enrique cuando le mandó calentar y se dispuso a abandonar el banquillo en el que estaban Sergio Busquets y Jordi Alba, sus compañeros azulgranas que ni se quitaron el chándal.

Bryan Gil, Pedri y Dani Olmo, en el momento de producirse los dos debuts.

/ Efe

Salió a jugar la última media hora Pedri con el 20 a la espalda junto a Bryan Gil, otro debutante y otro compañero que estaba también en aquel amistoso frente a Dinamarca en san Pedro del Pinatar (Murcia).

Noticias relacionadas

Pedri ocupó la vacante de Sergio Canales en el centro del campo. En el carril izquierdo, en el lugar donde evolucionaba Andrés Iniesta, con quien se le compara. Por sus valores humanos más que en el estilo, aunque también se presta al paralelismo por la capacidad técnica en proteger el balón y en desequilibrar. Justo lo que necesitaba España tras el empate de Grecia, que avivó su actitud defensiva después del regalo del penalti. 

Pedri y Bryan Gil revolucionaron al equipo con su frescura, pero no fue suficiente. «O estás muy fino o dependes de la inspiración», dijo Luis Enrique del infructuoso ataque de España. Aunque los debutantes merecieron sus elogios. «Bryan ha aprovechado la oportunidad de desbordar, que es su cualidad. A Pedri, el pobre, le han hecho un marcaje al hombre», explicó. La prueba de que Pedri es alguien en la élite.