DERECHOS AUDIVISUALES

Mediapro niega más irregularidades en la compra de derechos de Mundiales

La empresa aclara que no existen nuevas actuaciones tras el acuerdo con la justicia de EEUU después de reconocer esta semana el "pago de sobornos" a la FIFA

Jaume Roures, presidente de Mediapro. 

Jaume Roures, presidente de Mediapro.  / gabriel bouys (afp)

Se lee en minutos

El grupo Mediapro ha aclarado que ya reconoció hace dos años el "pago de sobornos" a altos cargos de la FIFA para la compra de los derechos audiovisuales de la fase de clasificación en Centroamérica y Caribe (CONCACAF) en los Mundiales de fútbol de 2014, 2018 y 2022, y que no existen nuevas actuaciones más allá del acuerdo que alcanzó con la justicia estadounidense en julio de 2018.

"A fin de completar la información incluida en la nota de prensa de fecha 14 de noviembre de 2020, Imagina Media Audiovisual SAU desea clarificar que todas las actuaciones y hechos descritos en la misma fueron ya comunicados previamente por la compañía hace más de dos años, en julio de 2018, cuando se alcanzó el acuerdo de no-enjuiciamiento (NPA) con el Departamento de Justicia de los Estados Unidos (DOJ)", indica en un comunicado.

Sin nuevas alegaciones

En este sentido, la empresa de Jaume Roures, que atraviesa por un momento complicado, señaló que la nota de prensa emitida esta semana "no contiene nuevas alegaciones ni supone la admisión de nuevas actuaciones más allá de las ya incluidas en el NPA de julio de 2018, todas ellas puestas en conocimiento público en dicho momento y a las que la compañía ha hecho referencia en numerosas comunicaciones públicas posteriores".

Mediapro "rechaza todas y cada una de las declaraciones hechas por Imagina o sus representantes desde la firma del NPA negando que fuera responsable de o participara en la conducta delictiva de tres de sus entonces empleados" y "sugiriendo que la señalada conducta penal se circunscribió a dos, en lugar de tres, empleados".

En la nota divulgada el miércoles, Imagina reconocía su responsabilidad, "como persona jurídica, por la conducta delictiva de sus representantes; que dicha conducta delictiva de la que Imagina fue responsable incluyó el pago de sobornos para la compra de los derechos audiovisuales de la fase de clasificación en las regiones de Centroamérica y Caribe (CONCACAF) para los Campeonatos del Mundo de fútbol de 2014, 2018 y 2022, vulnerando la legislación de los Estados Unidos", añadía el comunicado, en el que se precisó que Imagina ya despidió a estos tres ejecutivos de la compañía en diciembre de 2015.  El principal ejecutivo es Gerard Rémy, socio fundador de Mediapro.

Te puede interesar

Ninguna conducta negligente adicional

Igualmente, la empresa audiovidual señaló que el Departamento de Justicia estadounidense "no ha manifestado que la compañía haya estado envuelta en ninguna conducta negligente adicional". "Tras una investigación exhaustiva que finalizó en 2018, la compañía aceptó los hechos establecidos en el NPA, así como la multa económica impuesta como parte de dicho NPA. Por tanto, cualquier manifestación en el sentido de que la compañía pagó una multa a fin de detener una nueva investigación es completamente falsa", aseguró.