AUTOR DE UN 'HAT TRICK' HISTÓRICO

Ferran Torres, la última reconversión de Guardiola

El exdelantero del Valencia, el gran triunfador ante Alemania, ha evolucionado de la banda a falso nueve con el entrenador del City

Ferran Torres celebra uno de sus tres goles en el partido frente a Alemania

Ferran Torres celebra uno de sus tres goles en el partido frente a Alemania / AFP

Se lee en minutos

Dani Terra

De todas las sonrisas de felicidad que dibujó el 'hat trick' de Ferran Torres, seguramente una de las más pronunciadas, a parte de la del propio jugador, fue la de Pep Guardiola. Txiki Begiristain, el director deportivo del Manchester City fue (como tantas otras veces) el más hábil este verano para pescar una de les grandes joyas del mercado en río revuelto de coronavirus. Sin lugar a dudas, por su relación calidad/precio, Ferran Torres era uno de los fichajes más atractivos en agosto. Pagar 23 millones de euros por un extremo de 20 años que venía de cuajar una temporada muy ilusionante en el Valencia fue una ganga.

El de Foios (Valencia) llegaba al conjunto citizen con la idea de ser uno de los revulsivos para sacudir partidos y para generar sana competencia a los Mahrez, Agüero, Gabriel Jesus, Sterling, Bernardo Silva.

Sin embargo, en este principio de temporada las lesiones se cebaron con el City y llegó su oportunidad antes de lo esperado. Para sorpresa de todos, Pep tenía una nueva idea para su posición en el campo. No lo quería pegado a la banda derecha. Por sus características como futbolista, pensó en él como falso nueve.

Probar todas las posiciones

El propio Ferran Torres lo explicaba la semana pasada en una entrevista en El País: "Con las lesiones de Agüero y de Gabriel Jesús, el míster me lo planteó, me dijo que me veía ahí. (...) Guardiola me insiste en todo, es muy diferente de cómo venía jugando en el Valencia. Me ha probado en la izquierda y en punta, me está ayudando para poder jugar en todas las posiciones de ataque."

Luis Enrique bromea con Ferran Torres tras el partido / marcelo del pozo ( reuters)

Lo de Ferran ha sido llegar y besar el santo. En los tres primeros partidos en la Premier entró como suplente y sólo pudo disputar los minutos finales. En la Carabao Cup, como titular, firmó un gran encuentro ante el Burnley con gol y asistencia. No obstante, fue en el debut del City en la Champions cuando pudo sellar la que fue su mejor actuación hasta ese momento. También saliendo desde el banquillo, el valenciano entró y marcó el definitivo 3 a 1 ante un muy combativo Porto. Siguiendo su racha goleadora en la máxima competición europea, ya como titular y como falso nueve, vio puerta ante el Olympique de Marsella y el Olympiakos. Se asocia de espaldas, tira desmarques sin cesar y, lo más importante, está anotando con facilidad.

Muchos precedentes

Te puede interesar

En el partido contra Alemania con la selección,  marcó su primer 'hat-trick' en su corta carrera como futbolista profesional. Lejos de ser un hecho circunstancial como muchos puedan creer, que Ferran Torres destaque como goleador, aunque ayer actuara como extremo, es algo íntimamente relacionado con la confianza que está depositando en él Guardiola.

De este modo, el de Santpedor ha vuelto a destapar su tarro de las esencias reconvirtiendo a un jugador a una posición aparentemente no natural, un sello característico en su trayectoria como entrenador. Messi de falso nueve, Lahm de mediocentro, Kimmich de lateral derecho y, sobre todo, el incombustible Jesús Navas de lateral derecho del Sevilla a sus casi 35 años, han sido ya bendecidas víctimas de los golpes de pizarra del actual técnico del Manchester City.