FICHAJES DE IMPACTO

Joan Verdú y Sergio García: la última aventura

Los dos futbolistas, amigos desde que coincidieron en la cantera del Barça, se reúnen otra vez para jugar en la Montañesa, de Tercera División

Ambos, de 37 años, se reenganchan al fútbol tras un periodo de inactividad para recuperar las mejores sensaciones sin descartar nada en el futuro

Sergio García y Joan Verdú posan con sus camisetas del CF Montañesa, de la Tercera División catalana.

Sergio García y Joan Verdú posan con sus camisetas del CF Montañesa, de la Tercera División catalana. / ROBERT RAMOS

Se lee en minutos

No puede hablarse de un reencuentro propiamente dicho porque no han dejado de mantener el contacto en una amistad que viene de antiguo. En todo caso, se trata de una reunión futbolística en el CF Montañesa, de la Tercera catalana. Joan Verdú y Sergio García vuelven a juntarse en el mismo equipo para acabar su carrera casi, casi, como empezó. Sin que ninguno de los dos descarte que esta nueva andadura que comparten vestidos de amarillo y negro sea la última aventura en el fútbol.

La historia del fichaje de Joan Verdú Fernández (5 de mayo de 1983) y Sergio García De la Fuente (9 de junio de 1983), colorea la trayectoria de ambos futbolistas, que a los 37 años continuarán en la Montañesa para intentar "disfrutar y hacer disfrutar en un club humilde de un barrio humilde", destacó el delantero. Huelga decir que comparten agente, Mágico Díaz. Coincidieron en la cantera del Barça hasta su debut en el primer equipo, luego en el Espanyol (entre el 2010 y el 2013) y ambos estuvieron, antes y después, en el Levante y el Betis. Sus caminos vuelven a confluir al final de la Via Júlia.

Sergio y Joan, momentos antes de su presentación. / ROBERT RAMOS

El Horta y los cruzados

Se han juntado el uno por el otro. Sergio García tiene relaciones familiares con la Montañesa, y esos hilos han acabado tirando de él hasta Nou Barris. Seguía entrenándose para no perder la forma (últimamente lo hacía con el Horta de su amigo Víctor Valdés), con la íntima idea de que alguien, algún día, se acordara de él cuando necesitara un goleador en caso de emergencia.

El debut está previsto para la gran cita del miércoles: el partido de Copa ante el Cantolagua

Uno de sus cuñados le convenció que nada mejor que mantener el ritmo competitivo en la Montañesa, que ascendió a Tercera en la interrumpida campaña anterior. Y Sergio convenció a Verdú, cuya inactividad era más larga y, además, forzada. Regresó de su etapa en el Qindao de China con una rotura de ligamentos cruzados en la rodilla, de la que ha tardado en recuperarse más de un año. El fichaje lo ha culminado Pedro García, el director deportivo del club. Que también es jugador.

Con semejantes refuerzos de lujo, la Montañesa espera remontar el vuelo en la Liga. Lleva dos derrotas y un empate en el grupo A. Visita al Europa en el Nou Sardenya (domingo, 12h.). Verdú y Sergio, sin embargo no debutarán; en el caso del centrocampista porque espera el tránsfer internacional. El estreno se reserva para el próximo miércoles en el Municipal de Nou Barris. En casa y en un acontecimiento: la eliminatoria de Copa del Rey frente al CD Cantolagua navarro.

Verdú y Sergio García junto a Pedro García, jugador y director deportivo del club. / TWITTER CF MONTAÑESA

El pasado azulgrana

En la Copa precisamente debutó Verdú con el primer equipo del Barça. En una desgraciada eliminatoria el 29 de octubre del 2004 ante la Gramanet (04-05), a las órdenes de Frank Rijkaard. Entró en el minuto 84 en lugar en Ludovic Giuly y la derrota se fraguó en la prórroga. El sexto partido de la liguilla de Champions ante el Shakhtar Donetz, con el dorsal 31, fue la segunda y última aparición de azulgrana antes de comenzar el largo camino que había empezado en el Poble Sec y después continuó en el Deportivo (06-09), Espanyol (09-13), Betis (13-14), Baniyas de Emiratos Árabes (14-15), Fiorentina (15-16), Levante (16-17) y Qindao (17-19).

"He salido de una lesión y me servirá para coger ese ritmo que me falta. Venimos aquí para ayudar, para crecer, para competir y para jugar a fútbol, que es lo que más nos gusta. La acogida ha sido muy buena" (Joan Verdú)

Poco más dilatado fue el recorrido de Sergio García, que debutó dos años antes (29 de octubre del 2002) con el dorsal 39 la misma noche que Andrés Iniesta, en la sexta jornada europea en Brujas (0-1, gol de Riquelme). Louis van Gaal era el entrenador. Sustituyó a Geovanni. Otros 20 minutos en Newcastle, reemplazando a Kluivert y ya con Radomir Antic en el banquillo cerraron su participación que se reanudó en la campaña siguiente con Frank Rijkaard. Solo disputó 7 partidos en toda la temporada, interrumpidos por la participación en el Mundial sub-20, también con Iniesta, donde España obtuvo el subcampeonato.

Cumplidos los 20 años, decidió volar, reanudando la su carrera en el Levante (04-05), Zaragoza (05-08) -donde su gran campaña le llevó a la selección de nuevo y a ser campeón de la Eurocopa 2008-, Betis (08-10), Espanyol (10-15), Al Rayyan de Catar (15-17) y Espanyol otra vez (17-19). Sergio aterriza en Nou Barris, muy cerca del antiguo campo del CF Damm, el punto de partida.

"No venimos a retirarnos, sino a competir y a dar el nivel que hemos tenido. Aunque cuesta un poquito más por la edad, pero tanto Joan como yo nos hemos cuidado y al final lo que cuenta es lo que haces con el balón en los pies" (Sergio García)

Te puede interesar

"No venimos a retirarnos, sino a competir y a dar el nivel que hemos tenido. Aunque cuesta un poquito más por la edad, pero tanto Joan como yo nos hemos cuidado y al final lo que cuenta es lo que haces con el balón en los pies", afirmó Sergio, que quería volver a sentirse futbolista. Tantas o más ganas tenía Verdú.

"He salido de una lesión y me servirá para coger ese ritmo que me falta. Venimos aquí para ayudar, para crecer, para competir y para jugar a fútbol, que es lo que más nos gusta", dijo el centrocampista, feliz por una acogida "muy buena". "Creo que podemos dar cosas aún", añadía el delantero, de regreso al barrio en el que vivía de niño.