29 oct 2020

Ir a contenido

PERÚ - BRASIL (2-4)

Polémico triunfo de Brasil ante Perú con triplete de Neymar

El delantero del PSG superó a Ronaldo y está a 13 goles de Pelé

El Periódico / Agencias

Neymar dirigió el triunfo de Brasil ante un aguerrido Perú.

Neymar dirigió el triunfo de Brasil ante un aguerrido Perú. / AFP

Brasil, con un triplete de Neymar, se llevó este martes los tres puntos de Lima y continúa como líder de las eliminatorias sudamericanas de clasificación para el Mundial de Catar 2022 al ganar por 2-4 a Perú en un partido lleno de polémica.

Hasta dos veces la selección peruana se puso en ventaja con dos goles de André Carrillo y Renato Tapia, pero dos penaltis muy discutibles transformados por Neymar y un gol de Richarlison al borde milimétrico del fuera de juego dejaron a los locales sin una histórica victoria.

Ya en el tiempo añadido Neymar hizo su 'hat-trick', con el que superó a Ronaldo como máximo goleador histórico de la Canarinha al alcanzar los 64 goles, con los que está a trece de los 77 goles del mítico Pelé.

Los peruanos acabaron desquiciados, sintiéndose muy perjudicados por las decisiones arbitrales del chileno Julio Bascuñán, sobre todo cuando comenzaron ganando a los cinco minutos y veían cerca ganar por primera vez a Brasil unas eliminatorias de clasificación para un Mundial.

Fue Carrillo, que ya había anotado los dos goles de Perú en el empate 2-2 ante Paraguay de la primera jornada de las eliminatorias, el que volvió a vestirse de Paolo Guerrero con una magistral volea que sorprendió a todo Brasil, y sobre todo, a su portero Weverton, para anotar el primer gol.

Pese a que no suele prodigarse en goles, la 'Culebra' Carrillo mordió cuando más lo necesitaba Perú, prácticamente huérfano de goleadores, con Guerrero, su capitán, lesionado; Raúl Ruidíaz contagiado con COVID-19 y Edison Flores sin permiso de su club para jugar con la selección.

La Canarinha quiso reaccionar rápido y a punto estuvo de encontrar el empate en un remate de Roberto Firmino que el portero peruano Pedro Gallese atajó de manera providencial.

Más allá de ese susto, la Blanquirroja parecía tener la situación bajo control, encerrada atrás pero sin pasar apuros hasta que llegó la primera gran jugada polémica del partido.

El árbitro chileno Julio Bascuñán cobró un penalti muy riguroso a favor de Brasil en un balón disputado dentro del área de Perú donde Yoshimar Yotún estiró de la camiseta a Neymar y este exageró la acción dejándose caer al césped.

No hubo discusión ni tampoco se recurrió al VAR y el propio delantero del París Saint-Germain se encargó de transformar en gol la pena máxima, donde esperó a que Gallese se lanzase a su izquierda para colocarle el balón en el costado derecho.

El empate descolocó a Perú y su juego se volvió dubitativo por instantes, lo que a punto estuvo de ser aprovechado por Firmino para poner en ventaja a la 'Verde-Amarela' con un potente remate de cabeza que se perdió muy cerca del poste.

El pulso volvió a igualarse en la segunda parte y los peruanos le perdieron de nuevo el respeto a la pentacampeona del mundo para jugarle sin ningún complejo.

Primero Weverton repelió un disparo de Trauco pero luego no alcanzó a despejar un lanzamiento de Tapia, al que le sonrió la suerte, pues la trayectoria se desvió en Rodrigo Caio y acabó en la red para poner de nuevo en ventaja a Perú.

Poco le duró la alegría a los locales, pues la Canarinha empató casi sin esforzarse, en un saque de esquina que remató en segunda jugada Richarlison, en una posición muy dudosa, a milímetros del fuera de juego que el VAR consideró inexistente después de cuatro largos minutos de revisión.

Aún había otro capítulo más para la polémica, con un nuevo penalti muy discutido tras una nueva caída de Neymar en el área que el propio delantero del PSG se encargó de transformar de la misma manera que el primero para poner el 2-3. Ya en el descuento, redondeó su triplete con el arco vacío.

Desbordantes de frustración, las protestas no cesaron en el banquillo peruano, y antes del final Bascuñán expulsó al portero suplente Carlos Cáceda y también al central Carlos Zambrano por un codazo.