05 ago 2020

Ir a contenido

FALTA DE SINTONÍA

El Mónaco destituye a Robert Moreno

Niko Kovac será el sustituto del exseleccionador español en el conjunto del principado

Robert Moreno, en una conferencia de prensa con el Monaco

Robert Moreno, en una conferencia de prensa con el Monaco / VALERY HACHE (AFP)

El Mónaco comunicó este sábado a su entrenador, el español Robert Moreno, que ha quedado despedido, según el diario deportivo "L'Équipe", y eso solo unas horas después de que el equipo hubiera conseguido una victoria por 0-2 en Brujas en el primer partido amistoso de su pretemporada.

"L'Équipe" indicó en su página internet que fueron los dirigentes del club los que informaron a Moreno que el de este viernes en Bélgica ha sido su último partido en el banquillo. Su sustituto será el croata Niko Kovac.

En espera de una confirmación oficial, el diario deportivo afirmó que este cambio no es, en realidad, una gran sorpresa porque la directiva insiste desde hace tiempo en su voluntad de cambiar el ADN del Mónaco y de ahí la llegada el mes pasado de Paul Mitchell como nuevo director deportivo, procedente del Red Bull.

Poca experiencia

Moreno no encaja en ese esquema porque, siempre según el periódico, el juego de posesión ambicioso que prometía no se ha materializado más que con excepciones en los doce partidos en los que ha estado al frente, que se han saldado con cinco victorias, cuatro derrotas y tres empates.

Además, para los responsables del equipo ha demostrado poca experiencia a la hora de gestionar el efectivo. Su reemplazo ha sido validado tanto por el propietario, Dimitri Rybolovlev, como por el dúo formado por el vicepresidente, Oleg Petrov, y el director deportivo.

Robert Moreno, que tiene ahora 42 años, llegó a Mónaco en diciembre de 2019 con un contrato por el que en principio debía quedarse en el Principado hasta 2022, después de una corta etapa al frente de la selección española, en la que sustituyó a Luis Enrique por la dramática situación familiar que vivió el técnico asturiano con la enfermedad de su hija Xana, que acabó falleciendo.

En su vuelta al cargo que ocupaba, Luis Enrique decidió prescindir de los servicios del que había sido su ayudante, al consider que Moreno había actuado de forma desleal.