06 ago 2020

Ir a contenido

PASADO EN EL SÁNCHEZ PIZJUÁN

Nasri recuerda con nostalgia cuando Sampaoli le permitía salir de fiesta en Sevilla

El futbolista francés no ha recuperado el gran nivel que ofreció en España tras un tratamiento médico ilegal

El Periódico

Samir Nasri durante un partido con el Sevilla en 2016.

Samir Nasri durante un partido con el Sevilla en 2016. / X02994

El exfutbolista del Sevilla Samir Nasri ha revelado en un vídeo en redes sociales el amplio margen de libertad que le daba el técnico Jorge Sampaoli en su etapa en el Sánchez Pizjuán, cuando el técnico argentino no tenía ningún problema con que el francés saliera a beber y a clubes nocturnos, eso sí, mientras tuviera buenas actuaciones en el terreno de juego. "Sampaoli me quería tanto que me dijo: 'Ven a nuestro equipo, puedes beber, ir a discotecas, hacer lo que quieras y te cubriré la espalda. Todo lo que te pido es que juegues bien en el campo fin de semana'”, reveló Nasri.

El ex internacional con Francia disfrutó de un renacimiento futbolístico con el Sevilla bajo el mando de Sampaoli en la temporada 2016/17, después de haber pasado sin el éxito esperado por el Arsenal y el Manchester City. Ese año, el Sevilla terminó cuarto en una digna temporada.

Tratamiento médico

Sin embargo, la buena temporada de Nasri comenzó a desmoronarse después de ser sometido a un tratamiento intravenoso en una clínica en Los Ángeles, lo que finalmente le impidió el fútbol durante 18 meses por infringir las normas antidopaje: "Lo que sucedió en Los Ángeles arruinó mi temporada", comentó.

"Era legal, era una inyección de vitaminas y tenía una receta, pero la clínica me inyectó una cantidad mayor de lo que esperaba. Estaba destrozado porque pensé que iba a estar suspendido durante dos años. No quería jugar más, incluso le dije a Sampaoli que me dejara fuera, pero él siempre quiso que jugara. Estaba perdido, estaba ansioso y enojado con todo, el fútbol había terminado para mí”, recordó el fino atacante criado en la cantera del Olympique de Marsella.

Nasri, de 32 años, que ahora juega en el Anderlecht de la liga de Bélgica, recordó su hechizo con Sevilla y su relación inusualmente cercana con Sampaoli: "Tenía una relación amistosa con Sampaoli, él era un amigo más que un entrenador. De hecho, un fin de semana no pude jugar y quería ir a casa y ver a mi familia y él se ofreció a cuidar mi casa y cuidar a mi perro", dijo el francés.