07 abr 2020

Ir a contenido

TEMPORADA NEFASTA

El coronavirus agrava el drama de los jugadores que acaban contrato el 30 de junio

El Espanyol tiene 11 afectados, igual que el Granada, pero el Barça solo un caso perdido: Arda Turan

El Periódico

Diego López se retira del campo en la última visita del Espanyol al Bernabéu.

Diego López se retira del campo en la última visita del Espanyol al Bernabéu. / bernat armangué

El coronavirus ha alterado de tal modo la temporada 2019-20 que ha echado por tierra todas las previsiones, por mucho que pueda reanudarse el calendario dentro de unas semanas. El problema colectivo de los futbolistas y los clubs se agrava para aquellos jugadores que acaban contrato el 30 de junio. Sobre todo, si no han negociado antes la renovación o un fichaje por otro club.

"Todo está condicionado por la declaración del estado de alarma", que "ha alterado toda la actividad económica productiva y social del país", y la duración del mismo, explicaron a Efe fuentes de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE). Javier Tebas, el presidente de La Liga, está convencido de que la Liga se acabará. 

“Los contratos en el ámbito del deporte son de duración determinada. Habría que ver si se tienen que prorrogar esos contratos y eso afecta, al mismo tiempo, a la licencia, porque los profesionales están vinculados por la licencia, ahí entran FIFA, UEFA y la Federación", explicó a EFE María José López, responsable jurídica de AFE.

En su opinión, si el estado de alarma se prolonga por ejemplo "hasta finales de mayo puede haber un serio problema, pero si dura hasta finales de abril el tema es más subsanable". Algunos clubs, sin embargo, estudian aplicar eres en las entidades y rebajas de sueldo a los futbolistas por la falta de ingresos sin la entrada de los derechos televisivos.

Luis Rubiales, el presidente de la RFEF, planteó el problema de sobre la posibilidad de que la Liga acabara más allá del 30 de junio si la extensión del estado de alarma obliga a ello. Dos equipos, en particular, tendrían un serio problema. El Espanyol tiene 11 jugadores cuyo contrato acaba el próximo 30 de junio. Igual que el Granada, aunque 7 de ellos son cedidos.

Aritz Aduriz, en un partido jugado del Athletic en San Mamés. / LUIS TEJIDO (EFE)

Casos de suplentes

El Atlético de Madrid solo tiene un jugador en esta situación, y es el Antonio Adán (32 años). Es el portero suplente de Jan Oblak y solo ha jugado por lesión del esloveno o en la Copa del Rey. El belga Yannick Carrasco, que volvió al Atlético dos años después, pertenece al Dalian, de China.

En el Athletic terminan contrato Aritz Aduriz, Beñat Etxebarria y Mikel San José, tres de sus jugadores más destacados en una última década llena de acontecimientos para el club vasco. Aduritza, que cumplió 39 años el 11 de febrero, ya anunció su retirada. San José (30 años) y Beñat (33) han pasado de ser jugadores capitales en los últimos años a suplentes y habituales descartes en las convocatorias. Los dos esperan noticias del club.

El problema es inexistente en el Barcelona. El único caso es Arda Turan, que no cuenta para nada desde hace tiempo. Dos jugadores acaban en el 2021 y el club azulgrana pretende obtener un rédito por su traspaso: Ivan Rakitic y Arturo Vidal. Ambos han traspasado la treintena.

Uno tiene el Real Madrid con el portero suplente Alphonse Areola, que llegó cedido a cambio del traspaso de Keylor Navas al París Saint-Germain. En cambio, debería recuperar 12 jugadores que tiene cedidos: los metas Andrii Lunin (Oviedo) y Luca Zidane (Racing de Santander); los defensas Achraf Hakimi (Borussia Dortmund), Sergio Reguilón (Sevilla), Álvaro Odriozola (Bayern de Múnich) y Javi Sánchez (Valladolid); los centrocampistas Dani Ceballos (Arsenal) y Óscar Rodríguez (Leganés); y los delanteros Takefusa Kubo (Mallorca), Borja Mayoral (Levante), Alberto Soro (Zaragoza) y Jorge de Frutos (Rayo Vallecano).

Arda Turan, en un partido con Turquía. / AGEORGI LICOVSKI(EFE)

Once y once

El Espanyol, en cambio, es el otro lado de la moneda, con el agravante de que ocupa la última posición y le amenaza el descenso. Once jugadores viven sus últimas semanas en la entidad: el portero Diego López, los defensas Bernardo Espinosa, Naldo, Dídac Vilà, Sébastien Corchia y el capitán Javi López; el centrocampista Ander Iturraspe y los  delanteros Wu Lei, Jonathan Calleri, Facundo Ferreyra y Víctor Campuzano.

El mismo caso que el Espanyol es el del Granada con 11 jugadores con final inminente. Roberto Soldado, sin embargo, renovará automáticamente si el equipo se mantiene en Primera; el meta Aarón Escandell, Ismail Koybasi y Álvaro Vadillo. De los siete cedidos, tres son sin cláusula de compra (José Antonio Martínez (Eibar), Jesús Vallejo (Real Madrid) y Carlos Fernández (Sevilla)/ y cuatro con: Dimitri Foulquier (Watford), Maxime Gonalons (Roma), Yangel Herrera (City) y Gil Dias (Mónaco).

En el Betis quedarán libres los defensas Antonio Barragán, y el canterano Édgar González. Hay dos cedidos: Carles Aleñá (Barcelona) y Alfonso Pedraza, aunque el club tiene una opción de compra.

Jugadores lesionados

El Sevilla conoce desde enero que uno de sus emblemas, como es el argentino Éver Banega, se iba a marchar a final de temporada al Al Shabab saudí.  Terminan contrato el extremo Manuel Agudo 'Nolito' y los cedidos Sergio Reguilón (Real Madrid) y Yassine Bono (Girona). En el Valencia se va otro argentino, Ezequiel Garay, que además se rompió los ligamentos de la rodilla. Antes había iniciado la negociación para renovar. El italiano Alessandro Florenzi, llegado en el mercado invernal, y Jaume Costa acaban su cesión.

Santi Cazorla firmó una claúsula de renovaciónn opcional hasta el 2021 y su rendimiento en el Villarreal es satisfactorio. Bruno Soriano vive atormentado por las lesiones y en mayo cumplirá tres años sin jugar. 

'Coronavirus hoy'

Suscríbete a nuestra newsletter para conocer toda la actualidad e información práctica sobre el desarrollo de la pandemia y sus repercusiones

Temas Fútbol