11 ago 2020

Ir a contenido

PREMIER SENTENCIADA

El derbi de Manchester relanza al United (2-0)

La derrota del City acerca el título de Liga a Liverpool, que solo necesita ya seis puntos para ser campeón

Enric Gil

Guardiola consuela a Otamendi tras la derrota de Old Trafford.

Guardiola consuela a Otamendi tras la derrota de Old Trafford. / CARL RECINE (REUTERS)

Los aficionados del Manchester United están sedientos de triunfos. Un desierto de fútbol define la trayectoria de los Red Devils de los últimos siete años. La victoria ante el rival ciudadano (2-0) relanza el proyecto de Ole Gunnar Solskjaer en su décimo partido invicto, y de paso entroniza el fichaje de invierno, Bruno Fernandes. El portugués volvió a ser protagonista, esta vez asistiendo en el primer gol de Martial.

La victoria fue una confirmación del salto de calidad del United. El resurgir ha venido de la mano del ex del Sporting de Lisboa, que ha devuelto la ilusión a las gradas deprimidas de Old Trafford. Salvando las distancias, el impacto de su llegada recuerda en cierto modo a la de Ronaldinho en el Barcelona.

Los tres puntos relanzan los rojos de Manchester, enzarzados en una lucha fratricida para meterse en las plazas europeas que implica hasta cuatro equipos separados por cinco puntos. Pero también implican la virtual despedida del City de la Premier. Con la derrota de los azules, el Liverpool ya solo necesita 6 puntos más para ser campeón. Sus próximos encuentros son ante el Everton en Goodison Park y el Crystal Palace en Anfield. 

Pensando en dos finales

La importancia del partido para el United contrastaba con la situación del equipo de Guardiola que, afianzado ya en la segunda posición, salió sin De Bruyne, por molestias a la espalda, y con el canterano Phil Foden de titular. A pesar de ser un derbi, el técnico catalán avanzó en la previa que el City se lo tomaría a modo de preparación para "las dos finales" ante el Real Madrid en la Liga de Campeones y el Newcastle en la FA Cup. 

Los celestes estuvieron cerca del gol en el tramo final. Los de Guardiola no son los mismos sin De Bruyne ni Laporte y aunque merecieron el empate les faltó profundidad y pegada. En el tiempo añadido, McTominay colocó la sentencia aprovechando un error de Ederson en el saque de puerta. 

"Fue un mal partido, la derrota no es aceptable", lamentó Bernardo Silva, el extremo del City. Guardiola reconoció que "en la primera parte creamos pocas oportunidades, pero la segunda mitad fue mejor y estuvimos bien, solo nos faltó mejorar en el último tercio. Ellos esperaron para tirar pelotas largas en contraataque", añadió.

El catalán perdió su primer partido liguero en Old Trafford en su séptima derrota esta temporada en la Premier. Nunca antes había sucumbido en tantos partidos en una campaña como entrenador.

Ficha técnica

United: De Gea; Wan-Bissaka, Lindelof, Maguire, Shaw, Williams (Bailly, m. 78); Matic, Fred, Fernandes (Ighalo, m. 88); Daniel James, Martial (McTominay,  m. 78). 

City: Ederson; Cancelo, Otamendi, Fernandinho, Zinchenko (Mendy, m. 77); Rodri, Gundogan, Foden; Bernardo Silva (Mahrez, m. 60), Agüero (Gabriel Jesus, m. 59), Sterling.

Goles: 1-0 Martial (m. 30). 2-0 McTomminay (m. 96).