24 feb 2020

Ir a contenido

UN TALENTO DE 19 AÑOS

Haaland, el chico de los tripletes

El gigantesco y joven delantero noruego ha marcado triples en las cuatro competiciones que ha disputado en el último año

Solskjaer, su entrenador durante dos años en el Molde, pensaba en llevárselo al Manchester United, pero el Dortmund se le adelantó

Joan Domènech

Haaland se apresura con el balón tras marcar el primer gol en su debut con el Borussia Dortmund. Luego se acabaría quedando con la pelota al conseguir tres tantos.

Haaland se apresura con el balón tras marcar el primer gol en su debut con el Borussia Dortmund. Luego se acabaría quedando con la pelota al conseguir tres tantos. / MICHAELA REHLE (REUTERS)

Nacido en Inglaterra, crecido en Noruega, madurado en Austria y triunfando (de momento, por un día) en Alemania. Los efectos del mundo global. Esa es la breve trayectoria de Erling Braut Haaland (Leeds, 27 de julio del 2000), la sensación del fútbol europeo desde que la semana pasada marcara tres goles en su debut con el Borussia Dortmund.

Tardó 23 minutos exactamente en lograrlos. Entró en el campo a los 55 minutos y 54 segundos sustituyendo a Lukasz Piszczek. El Dortmund perdía 3-1 en el campo del Augsburgo. A los 58:42  colaba en la red un tiro raso cruzado con la zurda y en el 78:33 culminaba la remontada (3-5) con el tercero de la cuenta. Entre medio, Thorgan Hazard le regaló una asistencia a portería vacía a modo de bienvenida. Este viernes, y también saliendo del banquillo, ha firmado dos goles al Colonia (5-1) en apenas 25 minutos. Lleva solo una hora con la camiseta del Dortmund y le ha dado tiempo a conseguir cinco tantos, récord de eficacia en la Bundesliga.

Marcar tres goles en el debut con el Dortmund no es la primera heroicidad de Haaland. En todo caso será la primera del 2020 tras un año en el que se proyectó como uno de los grandes talentos a seguir. A golpe de triplete.

Premio al mejor futbolista del 2019 en Austria. / Alexandre simoes (apa)

De triplete en triplete

Anotó uno en cada una de las competiciones en las que participó: en la Copa y en la Liga de Austria, en la Champions League –también en su debut, con el Salzburgo, ante el Genk (6-2), y en el primer tiempo- y, finalmente, en la Bundesliga. Un despliegue tan meritorio o más como cuando Pedro (2010) y Messi (2012) anotaron un gol en las seis competiciones que disputaron con el Barça. En el Mundial sub-20 celebrado el pasado mes de mayo marcó tres tripletes: con Noruega le endosó 9 goles a Honduras (12-0). El único partido que ganó el once nórdico.

En mayo, con la selección, marcó 9 goles a Honduras (12-0) en el Mundial sub-20

Solo permaneció en el 2019 en Austria. Haaland empezó a jugar a los 16 años en el Byrne de Noruega y completó dos campañas con el Molde, ya en la Primera (2017, 2018) de su país.

Celebración del primer gol (de su triplete) con el Salzburgo en la Champions / JOE KLAMAR (AFP)

La ruta del avión privado

La compañía Red Bull, dedicada a invertir en jóvenes talentos allí donde estén, le fichó para el Salzburgo, el club nodriza que prepara para el salto inmediatamente posterior al Red Bull Leipzig, también bajo control del millonario Dietrich Mateschitz, el amo. El trayecto del avión privado que condujo a Haaland hasta Dortmund dibujó esa ruta: salió de Salzburgo, hizo escala en Leipzig y aterrizó en Dortmund. Luego, tras haber firmado hasta el 2024, regresó a Salzburgo. 

Earling es el segundo realizador de la Champions con 8 tantos, detrás de Lewandowski (10)

En vista de que los promedios goleadores de Haaland habían activado las alarmas de los grandes clubs, el Dortmund le echó la red. Aunque sea un pezqueñín -es un decir, porque el angelito mide 1,94- de 19 años. Ya lo cebarán con los conocimientos de sus técnicos. Será un negocio deportivo o será económico. 

El primer gol con el Dortmund, al Augsburgo. / STEFAN PUCHNER (AFP)

De 20 a 45 millones

La cotización ya se ha disparado. El club alemán pagó 20 millones y la web Transfermarkt le valora en 45 millones. Como inversión, puede ser gran negocio para el Dortmund. Lo fue con Ousmane Dembélé, firmado con 18 años y traspasado 12 meses después. Los 15 millones invertidos se transformaron en 105 (más 40 en variables) pagados por el Barça. De momento, Haaland es el segundo máximo goleador de la actual edición de la Champions con 8 tantos. El primero es Robert Lewandowski (Bayern de Múnich, con 10).

Entre esos clubs grandes, el que tenía mejor información era el Manchester United. Ole Gunnar Solskjaer, el técnico de los ingleses, había sido el entrenador de Haaland en el Molde. "Tiene una gran mentalidad, y muy poco noruega, porque aquí los niños lo tienen todo muy fácil, es el mejor lugar del mundo para vivir", había dicho Solskjaer antes de perderle. "Tiene una mentalidad más inglesa", sostenía, como si esa distinción conllevara un mayor espíritu luchador. Se le ha vuelto a escapar. No lo ha atraído hacia la Premier. Hacia su United como pretendía tras haberle adiestrado dos temporadas en el Molde.

 "Tiene una gran mentalidad, y muy poco noruega, porque aquí los niños lo tienen todo muy fácil, es el mejor lugar del mundo para vivir". La opinión de Ole Gunnar Solskjaer, su entrenador en el Molde (20117-2018)

Pugna con el holandés Gouweleeuw, en el Augsburgo-Dortmund. / THOMAS KIENZLE (aFp)

"Es talentoso, por supuesto, pero el talento combinado con la personalidad que tiene es lo que lo hace realmente especial. No le he visto ni un detalle de egoísmo". El análisis de Jesse Marsch, el entrenador del Salzburgo (2019)

Ni un detalle de egoísmo

"Es talentoso,  por supuesto, pero el talento combinado con la personalidad que tiene es lo que lo hace realmente especial», coincidía Jesse Marsch, el entrenador estadounidense que le reclutó para el Salzburgo. El técnico puso como ejemplo que el joven atacante, en su primer año, quisiera compartir su "energía positiva" cediendo el lanzamiento de los penaltis con sus compañeros. "No le he visto ni un detalle de egoísmo", subrayó Marsch.

Haaland canceló su cuenta en Austria con 22 goles y abrió una nueva en Alemania con 3 de entrada. No siguió el mismo camino de su padre, Alf Inge, internacional noruego, viejo amigo de Solsjkaer en la selección, y actualmente directivo de una empresa del petróleo en Stavanger.

Su padre, Alfie,  fue víctima de una premeditada patada de Keane que le obligó a retirarse

Hachazo en la rodilla

Alfie, el diminutivo del progenitor, defensa, jugó una década en Inglaterra entre el Nottingham Forest, Leeds y Manchester City, y que acabó antes de tiempo. A los 31 años. Como consecuencia de una salvaje entrada de Roy Keane. Premeditada. En una larvada venganza confesada por el autor. Sucedió en el derbi United-City, en abril del 2001.

Keane entró de frente a Haaland con la plancha del pie directa a la rodilla derecha. "Fueron mis últimos 90 minutos, llevaba ocho años sin lesionarme", relató Haaland, precisando que esa acción tuvo un antecedente. Cuando estaba en el Leeds y se enfrentó al United en 1997.

"Keane intentó forzar una falta y se quedó fingiendo en el suelo. Le chillé que se levantara, como solemos hacer los jugadores, nada del otro mundo", contó el noruego. "Evidentemente se lo tomó mal. Puedes estar cabreado en el momento, pero no meses o años después, como fue el caso. Ya dijo en su libro que fue a propósito. Es un poco triste para el fútbol", recordó Alfie. Ahora disfruta de las alegrías que le da el niño Erling Braut.