03 jul 2020

Ir a contenido

LIVERPOOL-FLAMENGO (1-0)

El Liverpool se corona campeón del mundo

Los ingleses consiguen su primer Mundial de Clubs con un gol de Firmino en la prórroga

Enric Gil

Firmino celebra el gol que le dio al Liverpool el Mundial de Clubs.

Firmino celebra el gol que le dio al Liverpool el Mundial de Clubs. / NOUSHAD THEKKAYIL (EFE)

Este es el año del Liverpool y, por extensión, de su técnico, Jürgen Klopp. Es un equipo que puede marcar época en el fútbol moderno, no solo por sus éxitos, sino también por su estilo inconfundible y descaradamente original. Es un monstruo ganador. El Flamengo exigió de los ingleses la excelencia y fue un rival digno este sábado en la final del Mundial de Clubs. De alguna forma, se rebeló ante el juicio que el fútbol sudamericano es inferior al europeo y cayó con la cabeza alta. El partido se decidió en la prórroga (1-0) gracias a un gol de Firmino que, ironías del destino, es brasileño.

Liverpool y Flamengo dignificaron el Mundial de Clubs con una auténtica lucha, un duelo exigente físicamente, de desgaste, al nivel de los grandes. Paradojas del fútbol, dos de los equipos más ofensivos del planeta no fueron capaces de marcar en los 90 minutos. Pero la final fue una victoria del deporte atlético e intenso, desacomplejado, aunque alocado y un punto desorganizado. Diferente del fútbol preciso, milimétrico y casi artístico de Guardiola.

La huella de Henderson

Los 'reds' fueron especialmente agresivos en los inicios de cada parte, sacando las garras para marcar territorio. Se notó la presencia de Henderson en su posición natural, abriendo jugadas a los extremos y llevando el 'flow' del equipo de Klopp. Suyo fue el pase en la prórroga a Mané, que trianguló con Firmino, en el gol de la victoria. El inglés incluso obligó a Alves a lucirse en la parte final del encuentro.

También agradeció el Liverpool la presencia de un Van Dijk imponente que fue duda de última hora y que anuló la pólvora ofensiva de los brasileños. Fue una actuación propia de las grandes ocasiones. A los 'reds' solo les faltó pegada, sobre todo en el primer tiempo. El Flamengo estuvo atrevido y desacomplejado. Se notó que para los brasileños no era un partido cualquiera y una victoria hubiera escrito una página decisiva en su rica historia.

Típico de los grandes encuentros, hubo tensión y polémica. Se las tuvieron Rafinha y Mané y el colegiado catarí Al-Jassim hubiera podido señalar dos penas máximas. La primera, por unas manos del mismo Rafinha y la segunda por una agresión de Van Dijk sobre Gabigol, muy protestada por Jorge Jesús. Incluso al límite del final del partido, con el 0-0, el VAR corrigió un penalti sobre Mané.

Primer Mundial del Liverpool

A más de uno le pasó por la cabeza la posibilidad que el Flamengo pudiera dar la sorpresa. El recuerdo de la Intercontinental del 81, cuando el equipo venció al Liverpool por 0-3, daba galones a unos brasileños que recogieron dignamente su testimonio. Pero, como advirtió Klopp, "el Flamengo nunca se ha enfrentado a un equipo como este Liverpool" que, por fin, podrá lucir su primer Mundial de Clubs en sus vitrinas. La victoria convierte el alemán en el primer técnico de su país en ganar el trofeo en su formato actual. Solo sus compatriotas Ottmar Hitzfeld Dettmar Cramer ganaron la Intercontinental, ambos con el Bayern de Múnich.

Ahora la pregunta es cuál es el límite de este Liverpool. Máximo favorito en la Premier, a 10 puntos del segundo con un partido menos, y habiendo alcanzado también la Supercopa de Europa, podría terminar la campaña con cinco títulos. Solo para un equipo como este no puede parecer una locura imaginarlo.

Liverpool, 1 - Flamengo, 0

Liverpool: Alisson. Alexander-Arnold, Gómez, Van Dijk, Robertson. Henderson, Keita (Milner, m.100), Oxlade-Chamberlain (Lallana, m.75). Mané, Firmino (Origi, m.106), Salah (Shaqiri, m.121).
Flamengo: Alves. Filipe Luis, Marí, Caio, Rafinha. Gerson (Lincoln, m.102), De Arrascaeta (Vitinho, m.77), Arao (Berrío, m.120), B. Henrique, Barbosa, Ribeiro (Diego, m.82).
Goles: 1-0 Firmino (m.99).
Árbitro: Al-Jassim Abdulrahman (catarí).
Tarjetas: Mané (m. 46), Salah (m.81), Vitrinho (m.90), Firmino (m.100), Milner (m.105), Diego (m.112).
Estadio: Khalifa International Stadium (Doha).