01 dic 2020

Ir a contenido

SORTEO EL LUNES A LAS 12 H.

El Tottenham sigue escalando con Mourinho

El once inglés se reafirma como el peor rival para el Barça en los octavos de la Champions tras sumar la quinta victoria en siete encuentros

Joan Domènech

Jose Mourinho celebra alborozado con sus jugadores el triunfo del Tottenham en el campo del Wolverhampton.

Jose Mourinho celebra alborozado con sus jugadores el triunfo del Tottenham en el campo del Wolverhampton. / PAUL ELLIS (AFP)

El Tottenham Hotspur se confirma como el peor rival que le podría tocar al Barça a tenor de su estado de forma actual. La progresión que ha experimentado el equipo desde que lo dirige José Mourinho lo ha elevado al enemigo público número uno para los culés. El sorteo de los octavos de final de la Champions se celebra este lunes al mediodía (12 h.) en Nyon.

El conjunto londinense venció al Wolverhampton (1-2) y sumó la quinta victoria en los siete encuentros con Mou. Las dos derrotas fueron en la visita al Manchester United (2-1) y al Bayern de Múnich (3-1) en la Champions con la clasificación asegurada.

Gol y dos sustituciones

El belga Jan Vertonghen firmó el triunfo en el tiempo añadido, cerrando el partido. Justo en el último minuto, Mourinho había relevado a Lucas Moura (autor del 0-1) por Christian Eriksen -el danés sirvió el balón rematado por Vertonghen- y tras las eufóricas celebraciones de los Spurs, Mourinho hizo dos cambios más para reducir al máximo el tiempo de juego.

El Tottenham es quinto, a tres puntos del Chelsea, que sucumbió en casa con el Bournemouth (0-1). El disgusto se produjo en las postrimerías del duelo (Dan Gosling, m. 84), sin que los pupilos de Frank Lampard pudieran remediar el fatal desenlace. Un resultado que confirmó la irregularidad del Chelsea.

Gattuso camina ajeno a la alegría de los jugadores del Parma por su victoria en el camo del Nápoles, frustrando su debut. / CIRO FUSCO (EFE)

Gattuso empieza mal

Peor le va al Nápoles, que tras el relevo de Carlo Ancelotti por Gennaro Gattuso no levanta cabeza. La derrota en casa ante el Parma (1-2) fue especialmente grave por la ausencia del pretendido efecto revulsivo que buscaba el presidente Aurelio De Laurentiis. El visitante Gervinho clavó la estocada en el minuto 90. Dejan Kulusevski complicó pronto el marcador (m. 4), pero el empate del polaco Arek Milik (m. 64) hizo albergar unas esperanzas que se frustraron.

El Nápoles es noveno y le separan 9 puntos del cuarto puesto de acceso a la Champions y a 7 del sexto que conduce a la Liga Europa. Está en poder del Atalanta, otro posible adversario del Barça -el más asequible de los cinco-, y que también sucumbió. En el campo del Bolonia (2-1). Ruslan Malinovskyi acortó la distancia (m. 60) de los dos goles que habían anotado los azulgranas mediante Rodrigo Palacio (m. 12) y Andrea Poli (m. 53).

El Olympique de Lyon, que podría repetir por segundo año consecutivo como el obstáculo de los octavos, acentuó la jornada negra de los segundos clasificados. Cayó en casa con el Rennes (0-1). Siguiendo la tradición de los demás, con un gol tardío de imposible reparación. Eduardo Camavinga marcó en el minuto 89.