Ir a contenido

protesta de las jugadores

Timido apoyo masculino a la huelga femenina

Iniesta y Griezmann encabezaron la lista de los pocos futbolistas que se solidarizaron con sus compañeras que paralizaron el campeonato

Sergi López-Egea

El campo Zubieta de la ciudad deportiva de la Real Sociedad donde debía jugar el conjunto donostiarra femenino contra el Barça.

El campo Zubieta de la ciudad deportiva de la Real Sociedad donde debía jugar el conjunto donostiarra femenino contra el Barça. / EFE / Gorka Estrada

Que queda mucho (pero mucho, mucho) por hacer en el fútbol femenino quedó constatado este pasado fin de semana por la tímida ola de solidaridad que las futbolistas de los 16 equipos de Primera División, que paralizaron el campeonato totalmente en reclamo del primer convenio colectivo del sector, recibieron de sus compañeros masculinos, los que cobran unos salarios animados por muchos más ceros de los que ellas perciben.

El fútbol femenino triunfó en la respuesta de fuerza dada a los máximos responsables de los clubs. Ni una sola jugadora se vistió de corto, ni un partido se celebró: gradas vacías y árbitras confirmando con su presencia que nadie se había presentado y estampando en el acta la incomparecencia de las participantes. Este lunes vuelve a haber un nuevo encuentro entre todas las partes afectadas porque también está en riesgo la disputa de la próxima jornada del campeonato si no hay un mínimo acuerdo durante la semana. Reclaman un salario mínimo de 16.000 euros brutos anuales, vacaciones y otros beneficios. Muy pero muy alejado de la mayoría de los fantásticos sueldos que perciben los futbolistas de Primera y la mayoría de las estrellas masculinas repartidas en las principales ligas. 

No fue tampoco una cadena totalmente insolidaria porque durante el fin de semana y días previos se escucharon varias voces cualificadas, lideradas, sobre todo, por el delantero azulgrana Antoine Griezmann, la primera gran figura, el sábado, que mostró su solidaridad con sus compañeras, y luego, Andrés Iniesta, quien mandó un mensaje solidario desde Japón. "Todo mi apoyo a las futbolistas que lucha por sus derechos. Por la igualdad", escribió el jugador manchego en su cuenta personal de Twitter.

Con calma y sin agobios

Las redes sociales captaron, con calma, sin agobios y sin bloquearlas algunos (pocos) mensajes que escribieron varios futbolistas de equipos de Primera. Este tímido apoyo a la huelga femenina contó con la participación del jugador del Betis y exfutbolista del Espanyol, Borja Iglesias. "Todo mi apoyo desde aquí", fue el mensaje del delantero bético. Un poco más expresivo estuvo Lucas Pérez, delantero del Alavés. "Mi apoyo a las futbolistas que esta jornada harán huelga. Es necesario el convenio femenino. Por un fútbol más  justo", indicó el jugador gallego.

El capitán del Mallorca, Xisco Campos, aprovechó las redes sociales para dar salida al vídeo preparado en favor de la huelga, mientras que Raúl Navas, futbolista de Osasuna, también se acordó de sus compañeras. "Todo mi apoyo a las futbolistas que esta semana harán huelga para luchar por su convenio. Por un fútbol más justo".

La versión patronal

Con ellos y otros protagonistas a cuentagotas las jugadoras de Primera solo escucharon el silencio, mientras continúan con sus reividicaciones. "Muchas otras futbolistas lucharon años atrás. Debemos seguir construyendo y defendiendo al fútbol femenino español porque si no lo hiciéramos estaríamos siendo injustas con las futbolistas del pasado, del presente y del futuro". Así se expresó Gemma Gili, jugadora del Levante. 

"Lucharemos por dignificar esta profesión", añadió Maite Albarrán, futbolista del Sevilla. "¿Vamos a permitir que desaparezcan cuatro clubs y que 80 futbolistas dejen de jugar?", cuestionó Rubén Alcaine, presidente de la asociación de clubs, entidad que defiende que no puede hacer frente a las peticiones de las jugadoras. Ahora, a estar pendientes de si el balón se mueve el sábado que viene.

Este lunes, nueva reunión

Los clubs de la Primera Iberdrola y los sindicatos AFE, UGT y Futbolistas ON se reunirán este lunes, a partir de las 13.00 horas, en la sede del Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) en Madrid. Este será el primer encuentro entre las partes que negocian el primer convenio colectivo del fútbol femenino español tras las dos jornadas de huelga que este fin de semana motivaron la suspensión de los ocho partidos correspondientes a la novena jornada de la Primera Iberdrola.

Patronal y sindicatos volverán a reunirse este lunes en el SIMA, según informaron a EFE fuentes de la mesa negociadora, para tratar de encontrar una solución a la actual situación de bloqueo. En caso contrario, la huelga podría continuar el próximo fin de semana.