Ir a contenido

sin acuerdo

Las futbolistas van a la huelga el fin de semana del 16 y 17 de noviembre

Fracasa el acto de mediación que se ha celebrado en el SIMA sin la presencia del Barça

El Pariódico

Representantes de los futbolistas con una pancarta reivindicativa.

Representantes de los futbolistas con una pancarta reivindicativa. / AFE

Las futbolistas españolas irán a la huelga en la jornada de Liga que se celebra el fin de semana del 16 y 17 de noviembre después de que este lunes haya acabado sin acuerdo el acto de mediación que ha tenido lugaren en el SIMA (Servicio interestatal de Mediación y Arbitraje) y donde han acudido todas las partes afectadas. Además de los tres sindicatos (AFE, Futbolistas ON y UGT), también ha asistido la Asociación de Clubs femeninos (ACFF) y el CD Tacón, entidad que no forma parte de la asociación, al igual que el Athletic como invitado. El FC Barcelona ha sido el único ausente.

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) aseguró que "la actitud de la patronal es la que ha obligado a las futbolistas a ir a la huelga". "Los clubes no han tenido ningún tipo de interés en desbloquear esta situación y, por el contrario, se han dedicado a hacer unas argumentaciones que nada tenían que ver con el objeto de esta reunión, tratando de dilatar una negociación que comenzó hace trece meses", denunció el sindicato mayoritario.

El paro, en señal de protesta ante la falta de acuerdo en la negociación del convenio colectivo, que todavía no existe, se llevará a cabo en la novena jornada de la Primera Iberdrola, tras el parón por compromisos internacionales. La gerenta del sindicato Futbolistas.ON, Tamara Ramos, asegura que la patronal "no ofreció nada para negociar" y anunció: "Vamos a firmar ahora mismo la convocatoria de huelga para la jornada número nueve”.

Versión de la patronal

Por su parte, Rubén Alcaíno, presidente de la ACFF y directivo del Zaragoza Femenino, aseguró que "la evolución del fútbol femenino es notable" por lo que "no entiende" la razón de las peticiones en este momento. "Se quiere que la profesionalización llegue en los próximos años pero no se puede olvidar que por encima de la Liga del fútbol femenino, la ACB, la Segunda División masculina son las que estarían con mejores condiciones salariales de cualquier otra disciplina masculina o femenina".

"Hemos sido los primeros en apostar por el fútbol femenino mucho antes de la llegada de muchos sindicatos. Primero las jugadoras, después los clubs, por lo que no entendemos esa subida exponencial inasumible para muchos de los clubs", afirmó. Sin embargo, para Tamara Ramos la oferta del sindicato de futbolistas de rebajar a un 75% sus peticiones es "una línea roja" que no pueden cruzar, razón por la que se mantienen en la decisión de convocar la huelga pues "no cumplir con esta convocatoria de huelga sería una traición a las futbolistas".

Más opiniones

Para Juanjo Martínez, presidente de Futbolistas ON, "los hombres no tienen esa parcialidad", algo que "no se puede permitir para la élite del futbol femenino de Primera División que esté a media jornada". "Hemos intentado todo y más para llegar a una posible solución, si la ACFF no dan pasos para ello tenemos que dar toda la fuerza posible a las jugadoras que nos están pidiendo una medida que permita firmar el convenio", añadió.

La parte sindical pide 16.000 euros al 75%, lo que corresponde a 12.000 euros, "mientras que la asociación ofrece 16.000 al 50% mínimo, que corresponde a 8.000 euros" aseguró a EFE Rubén Alcaino. Siendo así, a pesar de que en ningún club todas las jugadoras están con el mínimo, la jugadora que menos ganaría en la Primera División recibiría 8.000 euros en la propuesta de la ACFF y 12.000 euros según el sindicato.

El optimismo del ministro Guirao

El ministro de Cultura y Deportes, José Guirao, dijo este lunes que "hay mucha disparidad" entre los clubes grandes y otros con menos recursos en el fútbol femenino, y expresó su deseo y confianza en que al final las futbolistas de la Primera Iberdrola no vayan a la huelga por que antes se haya alcanzado un acuerdo.

"Es necesario que haya un convenio y que lleguen a un acuerdo", declaró el ministro. Reconoció que existen diferencias "muy notables" y aseveró que se trata de la "típica crisis de crecimiento", al argumentar que todos apoyan al deporte femenino y que el fútbol en concreto pasa por un "auge que no podíamos imaginar no hace ya diez años, sino dos".