Ir a contenido

fútbol femenino

Las futbolistas de Primera anuncian una huelga ante la falta de convenio colectivo

Las negociaciones entre el sindicato de jugadoras y la Asociación de Clubes de Fútbol femenino no han servido para alcanzar un acuerdo

Jennifer Parejo y Bárbara Latorre, a los lados del presidente del sindicato, David Aganzo.

Jennifer Parejo y Bárbara Latorre, a los lados del presidente del sindicato, David Aganzo.

Las futbolistas de la Primera División española anunciaron este martes que convocarán una huelga ante la falta de acuerdo entre la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF) y los sindicatos en la negociación del que sería su primer convenio colectivo.

Después de un año de conversaciones, las posturas de la patronal y de los sindicatos siguen alejadas, en aspectos como el salario mínimo anual o la parcialidad.

Eso ha motivado el hartazgo de las futbolistas, que este martes confirmaron en una rueda de prensa que convocarán una huelga, con el apoyo del 93% por ciento de las jugadoras que hoy se reunieron en Madrid.

La negociación entre la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino y los sindicatos UGT, Futbolistas ON y AFE comenzó el 4 de octubre de 2018, con un primer encuentro en la sede del Consejo Superior de Deportes (CSD). Un año después, las posturas siguen alejadas por la falta de acuerdo, especialmente, en cuanto a la parcialidad y al salario mínimo anual. 

El presidente del sindicato mayoritario, David Aganzo, subrayó tras la reunión que "las compañeras necesitan un convenio ya. Necesitan un convenio de igualdad, digno, donde a estas futbolistas se les reconozcan lo que hacen en el deporte. Nos merecemos un respeto a la mujer", abundó sin concretar en qué jornada o jornadas se producirá el paro, puesto que deben seguir un proceso legal que definirá los siguientes pasos a adoptar.

16.000 euros brutos

Como portavoz del colectivo de futbolistas, la guardameta del Athletic Club de Bilbao Ainhoa Tirapu comentó que en las negociaciones las jugadoras están reclamando "unos mínimos" y aseguró que lo que rompe las negociaciones es la "parcialidad".

La Asociación de Clubes de Fútbol Femenino les ofrece una jornada mínima de 20 horas semanales y 16.000 euros brutos al año.

Las futbolistas exigen una parcialidad del 75 por ciento, 30 horas en la suma de la semana. "Somos futbolistas el cien por cien de nuestro tiempo", reiteró Tirapu.

"No podemos ser inactivos"

Esta medida "drástica", según apuntó la jugadora del Athletic Club, llega porque la negociación "se había estancado" en los últimos meses.

"Creemos que es el momento del fútbol femenino y tenemos que luchar por nuestras compañeras. Tenemos que hacer un trabajo para el resto, no solo para nosotras (...). No podemos ser inactivas y no luchar por nuestros derechos", sentenció.

La negociación entre la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino y los sindicatos UGT, Futbolistas ON y AFE comenzó el 4 de octubre de 2018, con un primer encuentro en la sede del Consejo Superior de Deportes (CSD). Un año después, las posturas siguen alejadas por lo que las futbolistas han anunciado una huelga después de haber "rebajado las líneas rojas".

"Les estamos allanando el camino a las futbolistas que llegan por detrás", cerró Tirapu.