Ir a contenido

Asamblea de La Liga

Frente común contra Rubiales

Los clubes se niegan a negociar con la Federación el fútbol los lunes y reiteran su apoyo a Tebas

Alejandro García

Vista general de la Asamblea Extraordinaria de La Liga celebrada este lunes.

Vista general de la Asamblea Extraordinaria de La Liga celebrada este lunes. / LFP

La guerra de los horarios está lejos de terminar, pese a que la Federación cantó victoria tras la sentencia cautelar que el pasado viernes prohibió el fútbol los lunes, La Liga hizo este lunes una nueva demostración de fuerza, con todos los clubes reunidos para apoyar el proceder de Javier Tebas, a la vez que Rubiales les pedía diálogo mediante una carta.

Los 42 clubes profesionales españoles no van a negociar con la Federación para buscar una solución al enfrentamiento judicial que mantienen. La Liga va a seguir intentando que se jueguen partidos de liga los lunes por la vía de la guerra total con la RFEF que propone su presidente, Javier Tebas. Así se determinó en la Asamblea Extraordinaria que celebró La Liga este lunes, que no hizo más que refrendar la posición que ya había exhibido la patronal ante Rubiales, la Federación y la sentencia judicial que dictaminó que no hubiera fútbol los lunes.

El camino de confrontación total con la Federación que ha emprendido La Liga ha sido plenamente respaldado por los clubes este lunes, al menos públicamente, después de la sentencia que la Federación vendió como una victoria histórica, como ya hicieron a finales del pasado mes de julio en la Asamblea Ordinaria, con la gran guerra entre los dirigentes a punto de estallar.

Rubiales pide diálogo

Los clubes han tomado una decisión firme de no negociar con la Federación, con cierta indignación por la carta que les remitió el presidente, Luis Rubiales, la misma mañana de este lunes, en la que se reunían todos los clubes en Madrid. En ella, instaba a “mantener una negociación franca y de buena fe” que, asegura la carta, “podría empezar esta misma tarde, precisamente aprovechando que los clubes ya están en Madrid”.

La negativa de los clubes, entre cierta indignación, llegó en forma de apoyo unánime a Javier Tebas y a su estrategia de tomar la sentencia del juez Sánchez Magro como una victoria parcial, el preámbulo del triunfo final, con recurso de por medio: “Ya hemos conseguido el jugar los viernes y estoy convencido de que jugaremos también los lunes. Ahora queda recurrir”, aseguró Tebas a EFE tras el auto.

Después de la sentencia judicial que admitió, en parte, las medidas cautelares que pedía La Liga, el campeonato nacional arrancará este viernes con el partido Athletic-Barça, después de dos cambios de horarios que también afectan a la segunda y a la tercera jornada, aunque en ninguna habrá partido de lunes.

Tanto La Liga como la Federación ya han publicado un calendario conjunto de las tres primeras jornadas, la organización del resto de calendario está pendiente del recurso judicial que aún se tiene que resolver, otra escaramuza en la batalla por los horarios, otra más en la guerra fratricida entre Tebas y Rubiales.