Ir a contenido

PRIMERA JORNADA EN FRANCIA

Otro curso frente al absolutismo del PSG

Arranca una nueva edición de la Ligue 1 con muy poca inversión y muchas ventas entre los aspirantes a pelear por el título

Alejandro García

Mbappé durante un partido con el PSG.

Mbappé durante un partido con el PSG. / AFP

Como Luis XIV desde Versalles, el París Saint-Germain domina Francia con el poder magnánimo que le otorga la opulencia, con todos los potenciales rivales controlados bajo sus dominios. Ganador de seis de las últimas siete Ligue 1, el PSG camina un trecho por delante del resto de equipos en Francia.

El megaproyecto parisino lidera una pobre inversión general, con grandes ventas y pocas altas. Sin proyectos deportivos a su alrededor equiparables en recursos o talento, el PSG afronta otra liga sin advenedizos que le discutan la corona, con la mirilla dirigida a un objetivo más ambicioso, la Liga de Campeones. 

Liderazgo de Mbappé

Aún con Neymar entre sus filas, a la espera de lo que depare el mercado, el equipo parisino afronta su primer curso bajo el liderazgo claro y manifiesto de Mbappé, decidido a dar un paso adelante en su corta y ya exitosa carrera.

El club ha secundado a sus estrellas, de momento lejos de los dispendios del pasado, con fichajes de perfil bajo que llegan para sumar en la consistencia del equipo y que, de momento, ya han equilibrado la plantilla. Han aterrizado el central Diallo, el mediocentro senegalés Idrissa Gueye y los españoles Ander Herrera y Pablo Sarabia. 

Con el añadido del argentino Paredes, otro centrocampista, que llegó el último mercado invernal, la propuesta de juego de Tuchel se amplía radicalmente, con tres nuevos perfiles, además de Verrati, para plantear más control con el balón, más consistencia o más despliegue físico. 

LAS ALTERNATIVAS

Entre los que aspiran a ser una alternativa para el título no ha habido ninguna gran inversión para la primera jornada, que abrieron este viernes Mónaco y Lyon (0-3). Tres de los seis traspasos más caros del verano francés han sido del PSG, pese a su inhabitual contención en el mercado. 

El Mónaco, que la última temporada luchó por no descender, ha hecho el gran desembolso del resto en lo que llevamos de verano (30 millones al Atlético por Gelson Martins, que ya estuvo cedido en el principado desde enero) para continuar la tendencia positiva bajo el mando de Cesc Fàbregas. 

Cambio de generación en Lyon

El Lyon, entrenado por el exbarcelonista Sylvinho, ha vendido a Fekir al Betis para dar paso a Houssem Aouar y a la talentosa generación que lidera. Para suplir a la baja de Ndombélé, ya en el Tottenham, el club de Jean Michel Aulas ha invertido 22 millones en el brasileño Thiago Mendes, además de otros 24 en el central danés Andersen, después de haber perdido a Mendy, nuevo jugador del Madrid. 

El Lille, segundo clasificado la pasada temporada, ha perdido a Nicolas Pepé (su referente con 22 goles y 11 asistencias), por el que el Arsenal ha pagado 80 millones de euros; y a Mendes, refuerzo del Lyon, dos bajas importantes que repercutirán en el rendimiento del equipo.

El Olympique de Marsella, con el portugués Villas Boas en el banquillo y el Niza de Patrick Vieira son otras alternativas en una liga muy abierta, en la que el despliegue físico es impresionante, propensa a las sorpresas a partir del segundo puesto.