12 ago 2020

Ir a contenido

PENÚLTIMO COMPROMISO DE LA PRETEMPORADA BLANCA

El Madrid recobra algo de confianza

Hazard fue el mejor madridista en la victoria en Austria (0-1), en el partido más sólido en defensa de los de Zidane

Alejandro García

El madridista Hazard (d) dispara en la jugada del 0-1 en Austria.

El madridista Hazard (d) dispara en la jugada del 0-1 en Austria. / APA

Aún con las buenas sensaciones bajo mínimos, un resultado positivo (0-1) en la visita al Red Bull Salzburgo es suficiente para que el Madrid cierto nivel confianza bajo el liderazgo de su gran fichaje, Hazard, que anotó el único gol del partido con una jugada marca de la casa, con recorte hacia dentro y disparo.

Zidane mantuvo todo el partido una defensa con tres centrales con la que ganó solidez defensiva, pero que le dejó con pocas opciones en ataque más allá de unos pocos contragolpes en los que el único que brilló fue el atacante belga. Parecía una declaración de necesidades del técnico francés a Florentino Pérez, con un planteamiento propicio para fantasear con las prestaciones que daría Pogba en un equipo diseñado para sus características. 

El debut de Militao, y los primeros minutos de Casemiro en la temporada, propiciaron un cambio de sistema casi inédito en el Madrid de Zidane, con tres centrales, con Hazard y Benzema otra vez en punta y con el protagonismo táctico para Marcelo y Carvajal, exentos de responsabilidades defensivas.  

RIVAL CORREOSO

El rival no cumplía el perfil de rival muy inferior que ya ha quedado denostado de las pretemporadas modernas, Red Bull cultiva en Salzburgo el gran semillero de su emporio futbolístico. Allí crecen grandes promesas de futuro; desde el japonés Minamino, al maliense Samassekou, pasando por el húngaro de 18 años Dominik Szoboszlai, todos titulares, todos talentosos, todos parte de la conjunción de poderío físico y calidad que aborda el equipo austriaco.

Al Madrid le costó salir de la presión asfixiante del rival, hasta que Courtois lanzó un contragolpe que terminó con Hazard, con ventaja desde la izquierda, ejecutando su clásico recorte y disparo al palo largo, imparable e inapelable, para hacer el primer gol del partido. 

Pese a ir por delante en el marcador, cada ataque en estático era un problema para un Madrid que sacrificó la creatividad para ganar trabajo en la consistencia, pese a que Minamino tuvo el empate antes de la media hora, entre jugadas malogradas de un activo Isco. 

ENTREGADOS AL CONTRAGOLPE

El único modo de crear peligro del Madrid fue el contragolpe, donde salió a relucir la mejor versión de un Hazard protagonizó las mejores ocasiones blancas para hacer el segundo gol. 

Zidane, que dejó fuera de la convocatoria a Bale, James y Mariano (un mensaje claro y nítido en dirección a la puerta de salida) mantuvo el bloque y el sistema tras el descanso, por el cambio casi en pleno del RB Salzburgo, pero al Madrid le siguió costando un mundo ejercer dominio a través del balón.

Tampoco viajaron a Austria Rodrygo y Kubo, que ya se ha incorporado al Castilla de Raúl, dos revelaciones de la pretemporada que se echaron de menos en el arreón del segundo tiempo blanco, en el que los locales impusieron su vigorosidad y acumularon ocasiones de peligro.

El Madrid desapareció, encerrado en su área y sin la frescura para encontrar la portería rival, pero gracias a Hazard, se llevó un triunfo rácano antes de jugar viajar a Roma para el último amistoso.

Alineaciones:

Red Bull Salzburgo     0

Real Madrid                 1

RB Salzburgo: Stankovic; Kristensen, Ramalho, Onguene, Ulmer; Minamino, Bernede, Samassekou, Szoboszlai; Koita, Haaland. Técnico: Jesse Marsch. También jugaron: Coronel, Farkas, Mwepu, Vallci, Mensah, Ashimeru, Diarra, Junuzovic, Okugawa, Hwang, Daka, Van der Werff, Camara. 

Real Madrid: Courtois; Carvajal, Varane, Ramos, Militao, Marcelo; Kroos, Casemiro, Isco; Benzema, Hazard. Técnico: Zinedine Zidane. También jugaron: Nacho, Valverde, Jovic, Vinicius, Odriozola, Lucas Vázquez.

Goles: 0-1 (m. 18) Hazard culmina un contragolpe con una jugada personal.