29 mar 2020

Ir a contenido

Del Bosque: "A Casillas le hablé como si fuera mi hijo"

El seleccionador español ensalza el liderazgo y la inteligencia de Piqué para superar todas las polémicas que le rodean

Marcos López

Casillas y Piqué durante el entrenamiento de la selección española en Saint Martín de Ré.

Casillas y Piqué durante el entrenamiento de la selección española en Saint Martín de Ré. / EFE / JUANJO MARTÍN

–No debe ser fácil decirle a alguien como Casillas, no solo por lo que representa sino sobre todo por los lazos que le unen a él, que será suplente. Dijo que fue en tres minutos. ¿Cómo se lo dice? No fue una conversación buscada, fue a bote pronto. Nos encontramos, lo vi sentado en el hotel y me fui a hablar con él. Esas cosas no se preparan. Se dan y ya está. ‘Puedes estar enfadado conmigo, pero ¿qué te explico yo? ¡Que no vas a jugar! ¿Y qué te digo? ¿Y cómo te lo digo?’.

"No fue una conversación buscada, fue a bote pronto. Nos encontramos, lo vi sentado en el hotel y me fui a hablar con él. Esas cosas no se preparan"

–¿Tal cual? Sí, si, así. Lo hice con toda naturalidad, como si estuviera hablando con mi hijo, vamos… A bote pronto, sin profundizar tampoco mucho, habíamos tomado la decisión de que jugara David. Y nada más. Como tantas veces habíamos hecho cuando quien jugaba era Iker y estaba por delante de Víctor, de Pepe Reina, de Diego… Cuando se toma una decisión así, uno siempre espera la comprensión de todos. Es una situación que no es nada satisfactoria para mí. No me siento a gusto. Más bien diría que me siento incómodo. Pero no solo estoy incómodo con él sino también cuando pasa con Thiago, Koke, Bruno, Bellerín, San Jose, Bartra, Azpilicueta. Son todos  fantásticos y están además entrenando de maravilla: ¡No pueden ser mejores chavales! No podemos tener mejores compañeros de viaje. Es imposible. Claro que me siento incómodo. También podría tener la idea de cambiar constantemente el equipo, de ir refrescándolo, de que vayan jugando todos. O esta de tener un once tipo, equivocado o acertado, pero lo tenemos. Es nuestra idea.  

"Pedro estaba herido, un poco fastidiado por las pocas oportunidades que le dábamos. No he querido hacer nada, pero nada de sangre"

–¿Y la situación con Pedro? ¿Le duele, la entiende? Pedro estaba herido, un poco fastidiado por las pocas oportunidades que le dábamos. No he querido hacer nada, nada de sangre. Debemos tener una cierta comprensión y ponernos en su lugar, tiene hasta cierta disculpa que lo dijera.

–Con Piqué siempre se ha mostrado muy contundente a la hora de defenderlo. Y él siempre ha estado muy por encima del ruido. Es uno de los líderes del equipo, tiene ascendencia y mucha categoría. Estamos muy seguros con él, a pesar de que no paren de cuestionarlo por todo. Yo no tengo ninguna duda de por qué está aquí. Ni sobre cómo lo hace en el campo. Piqué viene por el futbolista que es. Cada uno somos distintos, cada uno venimos de nuestro padre y de nuestra madre. Esa sana convivencia de gente diversa y diferente es lo que hace bueno a un equipo. Cada uno tiene su forma de ser y lo único que interesa es que todos estemos juntos en el mismo objetivo y en los mismos retos.

"Piqué es inteligente y sabe relativizar las cosas. No puede estar pendiente, como diría yo, de cuatro cernícalos que no tienen más" 

–Quizá otro lo habría dejado. Piqué es inteligente y sabe relativizar las cosas. No puede estar pendiente, como diría yo, de cuatro cernícalos que no tienen más. Haría falta una garlopa para pasársela por encima para determinar que hay que tener una mirada con más grandeza sobre las cosas. Pero es imposible, imposible. Son 32 días. Estos es una familia, no ha habido nada, nada, el episodio de Pedro, alguno que puede tener la cara mas triste, es una familia bien avenida. No hay ningún problema, ha tomado mas eco lo de Pedro que el comportamiento de los demás en todos estos días.