27 sep 2020

Ir a contenido

LA EUROCOPA 2016

Los mil dramas de Srna

El capitán croata, que ha vivido la guerra de los Balcanes y de Ucrania, perdió recientemente a su padre por un cáncer. La tía y la abuela del lateral fueron quemadas vivas por los serbios

Raúl Paniagua

Srna, arrodillado, durante el partido de Croacia ante Turquía en París.

Srna, arrodillado, durante el partido de Croacia ante Turquía en París. / AFP / KENZO TRIBOUILLARD

La vida de Darijo Srna (Metkovic, 34 años) camina asociada a la tragediaSus lágrimas mientras sonaba el himno antes del Croacia-República Checa fueron impactantes. El capitán croata conoció la muerte de su padre por un cáncer después del debut ante Turquía, viajó al funeral y jugó ante los checos con la misma fuerza de siempre. Está acostumbrado al dolor. 

Nada puede quebrar el corazón de Srna. Su familia fue masacrada en la Segunda Guerra Mundial, su tía y su abuela fueron quemadas vivas por los paramilitares serbios y tiene un hermano con síndrome de Down al que adora. También ha vivido dos guerras, el terrible conflicto de los Balcanes y la de Ucrania, cuyos efectos continúan.

VERDURAS EN EL MERCADILLO

"No me gusta mencionar la guerra. No se puede decir nada bueno de ella. Se trata de gente matando a gente, no hay más", resume Srna, jugador del Shakthar desde el 2003. Conoce demasiado bien el tema. Su familia dejó Gornji Stopici (Bosnia) en 1941 cuando avanzaban las tropas nazis, pero toparon con los Chetniks, las sangrientas milicias serbias. Su padre, Uzeir, y su abuelo escaparon, mientras su tía y su abuela tuvieron un escalofriante final. 

El lateral del Shakhtar tiene un hermano con síndrome de Down al que dedica sus goles

Uzeir se instaló en Sarajevo después de la diáspora balcánica y comenzó su carrera de portero. Tras pasar por el FK y el Zenica, se marchó al Metkovic, en territorio croata, donde conoció a su mujer Milka. Allí nació Darijo en 1982. La infancia del lateral fue dura. Odio, luchas étnicas, sangre... El infierno de la guerra no acabó hasta 1995. Darijo ya destacaba en el césped y vendía verduras en un mercadillo para salir adelante.

ORIGEN BOSNIO

Su familia era muy pobre y el fichaje por el Hadjuk Split fue una alegría, aunque tuvo que sobreponerse a las reticencias de siempre. Un sector no le quería por su origen bosnio musulmán, un factor que también se oyó cuando recogió el brazalete de Croacia. En el 2003 cambió Split por Donetz, donde ha triunfado como lateral, la posición en la que le reubicó Lucescu

El capitán disputará hoy su 132º partido con Croacia, con cuatro Eurocopas y dos Mundiales incluidos. Nadie en la historia de su país ha alcanzado esa cifras. El 'Beckham de los Balcanes', apodo que le viene por su eficacia en las faltas, volverá a pensar este martes en su padre.

20 TONELADAS DE NARANJAS

"Cuando estuve en el funeral en Metkovic, la gente me decía que el último deseo de mi padre era que siguiera jugando con Croacia en mi último gran torneo", cuenta Srna, que donó 20 toneladas de naranjas de su pueblo a los niños de Donetz. "Ellos son el futuro y se lo está quitando la guerra. Hay que intentar protegerles".

Mientras otros jugadores pidieron irse del Shakhtar por miedo a las bombas, Srna redobló su compromiso. "Donetsk era agradable. Era una ciudad del futuro. Ahora está arrasada. Solo deseo regresar, ponerme de rodillas y besar sus calles", reflexiona el lateral.

TATUAJE ESPECIAL

Sobre su corazón luce un tatuaje con el nombre de su hermano Igor en grandes letras. "Es mi mayor fan, es parte de mí". Si este martes marca ante España le dedicará el gol. Como siempre.