Del Bosque: "Si soy un estorbo, me iré"

"Si me dicen esto antes de empezar el Mundial.... Era impensable", admite el seleccionador

Vicente del Bosque.

Vicente del Bosque. / AFP / LLUÍS GENÉ

Se lee en minutos

MARCOS LÓPEZ / Curitiba (Enviado especial)

Segunda derrota de España y adiós al Mundial,;segunda comparecencia no prevista de Vicente del Bosque. A diferencia del día después de Holanda, el seleccionador no ha mostrado la misma energía. Con tono de voz apagado, asombrado como todos por la caída de la selección ("si me dicen esto antes de empezar el Mundial... Era impensable", ha dicho), el técnico no quiere hablar del futuro. "No es el momento aún, estamos en competicion. Intentaré ser absolutamente correcto con la federación, seré un defensor de la federación y defensor del fútbol. Si soy un estorbo, me iré. Si soy incómodo para nuestro fútbol, no dudéis que me iría", ha dicho en un mensaje que ha llegado a repetir hasta en tres ocasiones.

A Del Bosque se le veía apagado, zarandeado por una España que ha sido irreconocible, incluso para él. "Nos llegamos a quitar el balón de en medio", ha dicho en una clara renuncia a lo que había sido el gran tesoro de España. "Cuando no encontramos disculpas en lo futbolístico, buscamos otras cosas. Claro que ha habido alguna cosilla, algún problemilla", ha dicho para minimizar las quejas de Xabi Alonso que tanto han molestado a los demás jugadores. "Todo se debe al fútbol, fuimos inferiores a los rivales", ha comentado recordando que la eliminación "ha sido un golpetazo que no podíamos esperar".

Noticias relacionadas

Así está él, golpeado, sin respuestas, sin explicaciones a una caída tan súbita y tan dolorosa. "Estoy como todos, con un poco de sorpresa", ha admitido tras recordar que "claro que hemos cometido errores, el fútbol no es una ciencia exacta. No hemos tenido el control de la situación como antes". Descontrolada y desgobernada, España se ha convertido en un equipo "más débil y tímido que en otras ocasiones y los rivales han jugado con más energía". No ha querido buscar culpables individuales. "Hemos fallado todos, desde el primero al último, todos hemos estado por debajo de nuestro nivel, incluso nosotros, que hemos podido fallar en los planteamientos".

Tan contundente ha sido Del Bosque que ha tenido que admitir que "no hemos sido nosotros", recalcando que "el equipo entró en una depresión desde que recibimos el gol de Van Persie".